16/12/2011

¿Cerebro o Corazón?

La necesidad de reflexionar acerca de ello me lleva a plasmarlo aquí. Durante mucho tiempo he madurado acerca de este concepto y no obstante sigo pensando en ello.

¿Cuantas veces hemos pensado acerca de este tema y cuantás hemos hablado? Muchas y poquísimas respectivamente (corríganme si me equivoco). Es algo que no dejo de pensar.

Pero entonces... ¿qué es más importante?

Con bastante más frecuencia se oye hablar de las "carreras con cabeza", haciendo eco de la estrategia a seguir, la lógica y lo funcional. Pero hay otro lado opuesto que desafía y en cantidad de veces rompe, la barrera de lo lógico y de la normalidad. A eso le llamo yo correr con corazón.

Una "equivocada" lucha en busca del trabajo en equipo
¿Seguimos perdidos o sigo pareciendo un loco hablando de una idea absurda?

He visto baterías sin nada de idea tocar con un groove espectacular y dejar tumbados a perfectos baterías de estudio que parecía que estuvieran tocando para la pared como mero espectador de la sala.  Por el contrario, ¿habeís visto alguna vez tocar a un batería con muy poquita idea pero con un sentimiento atroz? Pues es algo parecido.

Fisiológicamente corremos con el corazón durante toda la carrera, pero los que ya me hallan entendido sabrán que no es lo mismo ser inteligente que listo. Me refiero a esas emociones que surgen, esos motivos que nos mueven a correr y desafiar unos límites que antes jamas hubiéramos soñado batir.

¿Es una batalla entre cerebro y corazón? 
Más bien creo que si se trata de una batalla, ambos están en el mismo equipo. Deben funcionar juntos porque a pesar de que sus funciones son bien diferentes, son totalmente compatibles y necesarios.


No quiero hacer parecer que la cabeza deba prevalecer sobre esa emoción, pero creo sin lugar a dudas que deben funcionar a casi un 50 %. 
En armonía y equilibrio, nos hacen funcionar mejor


¿Cómo explicarlo?
¿Qué haría llegar a meta a un corredor que solo corre con la cabeza, con sus precisas técnicas y elaborado entrenamiento y por "x" motivos a falta de un kilometro no le responden la piernas? El corazón. Una motivación cualquiera, lo suficientemente potente como para alimentar al motor de adranlina y darle ese empuje que a veces falta.


¿Qué haría llegar a meta a un corredor que solo corre con el corazón, sobremotivado, demasiado acelerado al principio y que obviamente por ello no llega al final? La cabeza. El sentido de la estrategia y de la dosificación de energía.

Tales conceptos, corazón y cerebro, cerebro y corazón, estoy seguro de que juntos funcionan en perfecta armonía y son los responsables de las mayores gestas, no solo deportivas sino en cualquier sitio.

¿Recordaís cuando antaño vuestra madre decía que la comida sabía mejor porque la había hecho con mucho cariño? Pues eso. 


Se que la mayoría entrena de manera adecuada, planificandose casi todo y llevándolo de manera muy cuidada. ¿Me permitis un consejo de un corredor, bastante novato, sin mucha idea? Simplemente, en caso de que no lo hagaís, ECHARLE CORAZÓN a las carreras y a cualquier cosa: VOLAREÍS.

El cerebro sirve para ir, el corazón para llegar. 

4 comentarios:

  1. No lo tengo tan claro, no son cosas que se den a la vez, sino que se una es sucesión de la otra. Me explico, en carrera lo que te lleva al éxito es el entrenamiento (piernas piernas y más piernas) y también una alimentación adecuada,con esta premisa podrás dejar que las sensaciones te lleven durante la carrera. O sea, yo creo que se puede correr con el corazón siempre que exista la condición previa de unas piernas capacitadas, no me creo eso de alcanzar algo solo con corazón, creo que lo definimos mal.

    ResponderEliminar
  2. ¿Cómo has conseguido el link de Nike +?

    ResponderEliminar
  3. Se corre con los dos...,sin cabeza por mucho que tires de corazón...,y con corazón como no tengas cabeza, así que pienso que con los dos al 50 %.
    Aún así buena reflexión...

    ResponderEliminar
  4. Sin duda, a veces es un equilibrio difícil de lograr, sólo con la consecución de entrenos y aprendiendo a conocernos es posible que se alcance un equilibrio cerebro-corazón interconexionado a las patas que nos lleve a otra dimensión.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar