9 ene. 2014

Febrero: el miedo de los galgos

Hola gente. 

Quiero contaros una breve historia: imaginaros como uno de los mejores atletas del mundo. De los más rápidos. Un día un manager con el mejor aspecto del mundo, os propone el contrato de vuestra vida: OS OFRECE TODO LO QUE NECESITEÍS a cambio de que corras bajo sus condiciones. Bueno, él te ha prometido todo lo que tu quieres y tú solo tienes que hacer lo que mejor sabes, que es correr. Años de éxitos que pasan volando al lado de nuestro querido manager, una vida genial, no sin sacrificio ni esfuerzo en los entrenos, a veces incluso pensarías que el manager piensa más en él que en tí. Pero eso no puede ser así. La gente mala no existe y más cuando tú lo estas dando todo, ¿no? Al cabo de los años, no corres tanto y el manager al que tanto gustabas parece haber cambiado. En parte es normal no estar siempre arriba por que nos hacemos mayores pero... en el caso del manager, los intereses por nosotros no deberían cambiar tanto si existieran cosas como el afecto, la "humanidad" o simplemente el corazón. El caso es que llega un día en el que el manager llega y nos deja claro que somos una carga para él: nos pega un tiro, nos abandona para morir de hambre o simplemente nos ahorca. 

¿Descabellada historia verdad? Pues solo teneís que cambiar en esta historia las palabras Atleta por "Galgo" y Manager por "Galguero" y tendreís una no tan bonita historia que se repetite una y otra vez hasta la escalofriante cifra de 50.000 veces en este, nuestro país. Se que no es bueno generalizar, pero un número tan elevado de galgos abandonados (sin contar los muertos) me hace pensar en que generalizar en este tema sea lo más correcto.

¿Y todo esto a que viene?
Los más asiduos al blog conoceran mi amor por los galgos: tengo la suerte de haber sido rescatado junto a mi chica por dos de ellos, Athos y Jara que viven junto a nosotros en casa. También sabeís mi colaboración con Running for a Dream de Barcelona una asociación de personas contra el maltrato al galgo que tienen un corazón del tamaño de una catedral. El caso es que Running for a Dream junto a  más gente están difundiendo un documental que se está proyectando ahora mismo en Barcelona con un éxito enorme.
Este documental de Waggingtale Films, muestra cómo es la realidad cotidiana para muchos de estos bellos y desafortunados canes: su propia naturaleza es la que hace sean tan vulnerables, su velocidad y vista privilegiadas junto con su buen carácter les convierten en objeto de deseo, pero por un tiempo muy limitado, sólo mientras mantienen intactas esas cualidades. Después miles de ellos son abandonados o sacrificados sin piedad. Podeís ver el trailer haciendo click AQUÍ.

"Se dice que los galgos son perros muy miedosos pero realmente hay un porqué." Esta frase de Irene Blánquez, la directora del documental resume el alma y el motor de este proyecto. En Febrero termina la temporada de caza menor y es entonces cuando empiezan los abandonos -o peor, el sacrificio- de miles de animales. En Febrero, el miedo de los galgos nos acercan al mundo de los galgueros y también al de los voluntarios y organizaciones, como SOS Galgos, que tratan de rescatar a esos canes que deambulan como espectros por el campo en las regiones donde la caza con galgo está más extendida: Cuenca, Badajoz, Toledo, Sevilla y poblaciones alrededor de Madrid. Dos realidades normalmente invisibles que, gracias a este documental, dejarán de serlo.  

Os animo a todos a ver este documental que se proyectará en la Cineteca de Matadero (Plaza Legazpi, 8) el 15 de enero a las 20:30 por solo 3,50€.

Las entradas pueden adquirirse de manera anticipada AQUÍ , en el 902 221 622 o en la propia Cineteca, pero el éxito en Barcelona, que llavan ya varios pases hacen pensar que se agotarán rápidamente.

Un abrazo y mil gracias por dedicar vuestro tiempo a esto.


12 comentarios:

  1. No llegan muchos ni a contar con un año.... Y ni siquiera siendo campeones o buenos cazadores los tratan bien...encerrados en zulos, como si fuesen cajas fuertes....
    SU VELOCIDAD, SU DESGRACIA....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más boquiabiertos cuando en el documental nos enteramos que al galgo "listo" que conoce atajos y por ello gana también paga las consecuencias de mala manera...

      Eliminar
  2. Amigo Juanqui, con este tema me has tocado la fibra. No hace ni un año los amiguetes del parque donde saco a mi perra a correr libremente me comentaron que había un payaso (perdón por el insulto a los payasos), que montado en una moto de cross, se ponía a toda velocidad por el camino del perímetro que rodea el parque y el animal pensando a lo mejor que su dueño se iba, le seguía corriendo para no perderlo. El parque tendrá unos 3km de perímetro con cuestacas de infarto y el susodicho se jactaba de dar 2-3 vueltas a todo trapo para probar al perro que, según me cuentan acababa al borde del infarto. La pena es que no le vi yo para ponerle las cosas claras. Los galgos en este país solo los utilizan para lo que tu ya sabes y luego....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder Sergio, pues que no me lo encuentre yo, que quizá ese peludo acabe con cualquiera menos con calaña con la de ese tipo. ¿Qué involución la nuestra eh amigo?

      Eliminar
  3. Es una pena que exista tantos HP, por mi zona hay mucha afición y de vez en cuando me bajo para ver a los perros correr y me quedo maravillado, ojala este documental sirva para evitar más muertes y más abandonos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel, esa afición es más bien "enfermedad" cuando llega a los extremos que llega. Os recomiendo el documental a cualquiera, genialmente relatado, no tiene escenas violentas ni nada.

      Un abrazazo amigo

      Eliminar
  4. Lo siento pero no puedo ni ver ni quiero opinar por me cagaria en los m......... , este tema puede conmigo , no me explico como puede haber personas con esa clase de sentimientos , creo que la sociedad se esta concienciando mas con este tema pero todavia quedan bastantes hijos de puta que juegan y se benefician a costa de una vida
    los siento punto débil para mi , un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimo Barroso. Hay que abrir los ojos, yo estoy convencido de que si que se puede. Hay que evitar todo esto, por que con el maltrato animal, le sigue el maltrato entre humanos y ahí te puede tocar más de lleno a ti y a cualquiera.

      Un abrazazo enorme

      Eliminar
  5. ¡Tremendo!, es una pena que existan personas así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy triste JK. Por fortuna, "algunos" tenemos la suerte de haber sido "rescatados" por estos peludos con tanta afinidad con los humanos, valga la ironía.

      Eliminar
  6. Ya sabes lo que pienso,en unos días vendrá a casa un ejemplo de lo que cuentas.En casa intentaremos que pierda el miedo e intentaremos curar sus heridas tanto físicas como mentales.
    A esos mal nacidos sólo les deseó una muerte agónica,dolorosa y en soledad.
    ¿Cuándo demonios acabará esto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo se Rose, solo se que nosotros seguiremos luchando al lado de los peludos, seremos su voz ya que la suya, no se quiere escuchar.

      ¡Besos!

      Eliminar