27 oct. 2010

Kalenji Camiseta ML Isolate 2000

Con el frío ya bastante cerca, no conviene relajarse ante la pereza de quedarse en casa por miedo al frío y perder esos entrenamientos que "valen doble" en invierno. Ya el año pasado y por mi cumpleaños, Rocío y Kike me regalaron una prenda que, sinceramente me sorprendería gratamente. A simple vista una sudadera deportiva más. Y una vez utilizada, la mejor protección contra el frío que jamás haya podido tener.

Una gran "armadura"
Sus puntos fuertes son:

· Sello Stratermic para una buena protección contra el frío.
· Punto transpirable con sello Equarea en las zonas de sudación.
· Cremallera con autobloqueo en el cuello para una mejor aireación.
· El corte elástico favorece la libertad de movimientos.
· Elementos reflectantes delante y detrás.

Realmente una prenda a tener muy en cuenta, quizás, la más importante en cuanto a cuestión de protección contra el frío. Con tan solo una camiseta técnica debajo de ella, llegar a casa bien caliente esta garantizado. Más de una vez he tenido que bajar la cremallera para tratar de equilibrar la temperatura debido al más que suficiente aislamiento que presenta.
Protección térmica la mires por donde la mires
Es muy posible que en Decathlon ya no la encontreís por este nombre, sino por la nueva y renovada serie "ML Isolate Evolutiv", ya que la mía es de la temporada pasada.

Su precio rondara los 30 €.


Valoración final en
 El Calidómetro



26 oct. 2010

Carrera CSIC '10 (10 Km)


De nuevo CSIC, una carrera a repetir, y no porque se me diera bien el año pasado, si no porque me gustaba el recorrido y estaba bien englobada en la fecha de competiciones de la temporada, pero bueno, no todas las carreras salen bien. Aún tengo en la mente la subida por la castellana, como se me atragantó. Poco o nada sabía que este año se me iba a quitar esa sensación agridulce.

Llegamos con tiempo más o menos justo al recinto para recojer el chip, entre que dejamos el coche algo lejos y fuimos andando pues se nos fue el tiempo. Bermudez y Schumy acompañaban en la aventura, Minki estaba en Jerez y con José no contactamos hasta 15 minutos antes de la carrera sin poder verle (¡recupérate tío!).

Calentamiento breve y estiramientos en la zona de salida con la gente ya bien colocada. decidí aplicarme un poco de gel de competición térmico Galius, una maravilla para los días de frío, que me vino de perlas (el anticongelante de la máquina, tal y como le dije a Bermu).

Ni siquiera al cruzar por el arco de salida y darle al crono pudimos empezar a correr; era tal la marabunta de corredores que se hacía difícil. Poco a poco y con la inestimable ayuda de Schumy nos fuimos abriendo hueco y a pesar de tirarnos unos 2 Km zigzageando y adelantando grupos masivos, fuimos realmente rápido para lo que suelen ser mis ritmos: 4 min/km.

La liebre de Schumy fue un apoyo brutal, que pensaba que me agobiaría más debido a que no estoy a su nivel ni de coña, pero los entrenamientos de calidad parece que empiezan a dar su fruto. No para de recordarme que a pesar de llevar un año corriendo, aún no se sacar el ritmo máximo de carrera que me permita ir más rápido sin quedarme sin fuerzas. Esa intensidad, a la que he querido bautizar como "Ritmo Plus", estuvo más cerca durante esta carrera que nunca. Dejando la calle Serrano y pasando hasta La Castellana, aguanté cerca de mi amigo hasta el Km 4. Por allí, me crucé con Juan de la Panda del Muro, gran corredor y una gran persona. Tras unos ánimos pude pasarle y seguir tirando hacia adelante. Schumy ya se había escapado. Cómo antes dije, experimenté ese Ritmo Plus, no estancándome en grupos de corredores como suelo hacer a veces, sino tratando de ir poco a poco superando estos citados grupos, en la medida de lo posible. Las sensaciones eran muy buenas, iba buscando ese ritmo, esa inercia que más que cansarme por tener más intensidad, me "echára hacia delante" y me permitiera avanzar más rápido. No recuerdo un tramo que se me hiciera más duro que otro en esta carrera. La sensación general fue tan buena, que rompiendo la costumbre de no atender el crono, al pasar por el Km 8 lo miré: 33 minutos. El ritmo de 4 min/Km iba más o menos cerca. Sabía que los últimos 500 m iban a ser fuertes y el sprint brutal si todo iba como siempre.

Entrando con el "corazón en la mano"
Así fue. Pasada la fuente de la República Argentina y unos metros más adelante me encuentro con Schumy, que ya había llegado, se había puesto el cortaviento y venía a animarme. Es indudable que los ánimos influyen poderosamente en el 95% de los corredores. Tras subir el ritmo considerablemente, vi a a mi padre junto a Carol en la esquina de llegada a unos 100 metros de la meta y para no variar, no pude contener la adrenalina. El cambio fue tan grande que tuve la sensación de no estrellarme por los pelos en el muro de la curva de 90º, jeje.
 
Mereció la pena. Desde allí entré en meta marcando un crono total de 40:08. Parece que el cuerpo empieza a asimiliar los entrenamientos "High Quality".


Ruta para correr 733997 - powered by Runmap 


Valoración final en
 El Calidómetro

13 oct. 2010

Tramo para Cuestas cortas

Realizar cuestas cortas no es una tarea fácil, ni tampoco sencilla la búsqueda d eun lugar para ello. Sin embargo, el Parque Juan Carlos I, es un lugar que nos ofrece más de una posibilidad para entrenos específicos como estos. En la entrada de la estatua de la  cabeza de Don Juan, las cuestas que aparecen a la derecha, bastante empinadas, son ideales para este tipo de entrenos. No solo porque presentan una inclinación bastante acentuada, ideal para este tipo de cuestas, sino porque además nos obsequian con el aliciente de tener hierba, lo cual disminuye el riego de lesión por impacto en suelo. Únicamente deberemos de  prestar atención a los días en los que se presente recién regado o con lluvia.

Aunque el perfil de inclinación no detecta ni presenta dicho desnivel, os aseguro que lo tiene. Sino acercaros a probarlas.



Ruta para correr 729121 - powered by Runmap 

4 oct. 2010

Las cuestas

Un aspecto importante en el entrenamiento son las cuestas, muy útiles y que deben de aparecer en nuestro plan de entrenamiento si se entrena de forma constante, seria y queremos mejorar nuetras marcas.

Sobre todo conseguiremos dos ventajas principales:

· Desarrollo de la fuerza como base (la velocidad y resistencia se apoyan en ella).
· Reforzar las articulaciones necesarias para momentos de intensidad alta.

Cuestas cortas: un día duro
Al mejorar la fuerza de nuestras extremidades inferiores conseguiremos correr a ritmos más rápidos, nuestra zancada se verá mejorada y preveniremos lesiones. Nuestro cuerpo irá asimilando poco a poco las cuestas, debemos tener constancia y paciencia ya que son duras y la mejora es lenta. Debido a la intensidad de este entrenamiento, trataremos de hacerlas siempre sobre terrenos blando, esto es, sobre tierra.
Diferenciaremos entre cuestas cortas y cuestas largas.

Cuestas cortas:
Distancia > Entre 50 y 80 m
Inclinación > Alta, bastante pendiente, una cuesta que sea dura de subir andando.
Repeticiones > Desde 8 hasta 12, según avanza la temporada.
Recuperación > Trote hasta el punto de partida y de 1 min de recuperación a 1:30.

Al finalizar el entrenamiento, podemos relizar una recta llana de unos 150-200 m, como transferencia del trabajo de fuerza a velocidad.

Cuestas largas:
Distancia > Entre 200 y 400 m.
Inclinación > Media, por debajo de una cuesta con demasiada pendiente.
Repeticiones > Desde 6 hasta 8, segun avanza la temporada.
Recuperación > Trote de intensidad baja hasta llegar de nuevo al punto de partida y descanso de 1:30 min.

Este entrenamiento causa gran acidosis muscular acostumbrando al cuerpo poco a poco a eliminar el ácido láctico y dando mucha potencia muscular. Es importante tener en cuenta  que debemos relizar tanto las cortas como las largas de menos a más, progresivamante, saliendo despacio y llegando a tope. Especial incapié en hacer, como en las series, la siguiente cuesta más rápida que la anterior.

Desde arriba todo se ve mucho mejor
Al competir...
Después de este entrenamiento y bajo mi humilde experiencia he de decir que tan difícil puede ser subir una cuesta como bajarla. He visto tanta gente derrumbarse en una cuesta arriba como tanta gente quedarse muy rezagada en una cuesta abajo. Que sea una pendiente negativa no quiere decir que sea más fácil. De esta manera hay una serie de cosas a tener en cuenta en esas dos situaciones, que nos ayudaran a afrontar una pendiente:

En una pendiente positiva, es decir de subida, debemos acortar la zancada y subir a ritmo poco a poco tratándo de no disminuirlo. Paciencia, la "cumbre" cada vez está más cerca. La brazada algo más exagerada nos ayudará en esta "escalada".

En una pendiente negativa, es decir de bajada, alargaremos la zancada, subiendo ligeramente la rodilla. Esto surgirá naturalmente. Cuidado de no embalarse demasiado. Aprovecharemos este momento para relajar los brazos y de esta manera quitar tensión al tren superior.

Es hora de entrenarlo y de ponerlo en práctica. Espero que sirva de ayuda.
Gracias a Jose por esas fotos y compartir el entreno.