24 dic. 2015

carrera del Agua 2015 (5 km)

10 de mayo. 
Una vez más la cita del Club deportivo Canal nos agolpaba a Fran, Lau y yo en Plaza Castilla, donde esta vez la novedad en su clásico circuito de 10 km era la modalidad de un eléctrico y rápido 5 km que nos lanzamos a probar sin ninguna duda. Allí, entre otros, como SchumyMario y Helen al 10 km estaba un antiguo compañero de fatigas, Jose Ángel Santiago, con el que compartí bastantes carreras en mi etapa infantil, cadete y posteriores años. Mi amigo y socio Luis Pereira también afrontaba el 5 km.

Salida rápida y trato de controlar la velocidad como siempre. El circuito de 5 km rompe la clásica ruta de los 10 km a la que etsoy acostumbrado y nos desvía a la derecha para encaminar una buena recta donde Jose me adelantaría con fuerza ¡ánimo Jose! le grito.

El circuito es muy rápido y después de echarle un vistazo con anterioridad se que solo cuenta con un desnivel muy pequeño de unos 300 metros antes de completar el primer kilómetro, lo que es ideal. Así que como siempre, se trata de aguantar a buen ritmo ese tramo y tratar de "volar" en el resto. Así lo hago, mantengo el ritmo y la frescura, gracias a entre otras cosas a que la carrera acaba de empezar y en menos de lo que parece estamos dando vueltas a la glorieta de Plaza Castilla para entrar con fuerza en la larga calle de Bravo Murillo: ahí empieza la carrera. Somos pocos los elegidos para el circuito corto y allí voy recortando alguna posición. 

Luchando junto a Andy
Cogería a un atleta joven del Club Deportivo Alcorcón con el que a día de hoy he hecho muy buenas migas: Andrés Carranza. O Andy como yo le lllamo, es un tipo más joven que yo con buen corazón y que me grita que le eche un cable. Estoy a punto de adelantarle pero vamos a un ritmo muy parecido y bajar el pistón un pelin no cambiará nada para mí y puede ser vital para él. "¡Venga ánimo, vamos juntos!" le digo. 


¡Menuda panda!
Avanzamos la ya nombrada calle de Bravo Murillo poco a poco, bordeando glorietas y mirando a un fondo que no enseña la meta. Pero los kilometros siempre van cayendo y aunque no lo parezca, siempre es así. Y Andy lucha a mi lado mientras no dejo de animarle y le repito encarecidamente que no mire el crono y que tan solo trate de disfrutar en ese momento. Le aseguro a pies juntillas que ese es "el auténtico combustible que mueve este mundo". Parece hacerme caso y seguimos juntos. Me siento bien, ligero y rápido y el hecho de echar un cable me inunda de energía positiva que se transfiere rápidamente a mis piernas.
Smiling finisher!

Los kilometros caen y entramos al parque del Canal que marca el menos d eun kilometro pàra la llegada. Subo una marcha más como siempre mientras le grito a Andy que no decaiga y que me siga, que aquello ya acaba. Andy me sigue y ya antes de entrar en la última recta exploto finalmente subiendo otra marcha más y realizando una recta a toda velocidad. Allí a la derecha y como siempre, Carol está con la cámara en la mano y animándonos a llegar. Entro marcando un registro de 17:34 con grandísimas buenas sensaciones. Andy entraba feliz y nos fundimos en un abrazo mientras me dice que ha conseguido el crono que quería. Fran llegaba al poco, Mario también y Lau por detrás.


Gran día en el que acabamos tomándo algo en La Perdiz junto a Jose, Schumy y Auro, Lau y Fran disfrutándo de un sol que auguraba un gran verano.



Valoración final en
 El Calidómetro


15 dic. 2015

Carrera Popular Hortaleza 2015 (5 km)

Tras un paréntesis más alargado de lo esperado, retomo entradas que deberían haberse publicado mesesantes. ¡Me he dormido con las "Vacaciones Santillana"! Pero nunca es tarde si la "chispa" es buena.

7 de junio. Calor. El verano se acercaba fortísimamente y esta carrera, ya una cita obligada personalmente, me llamaba a competir. 10 km y 5 km. La segunda distancia iba a ser mi opción.

Eventsthinker de nuevo a la impecable organización había planteado un circuito parecido y con poco dificultad (¡a excepción de sus notables crosseries.es!). Fran, Lau y yo calentábamos juntos y nos colocábamos en linea de salida. Por allí andaba Álvaro Sanchez, para sin duda andar entre los primeros puestos de cabeza. Los Drinking Runners con Pablo Carmenado, mi amigo y ya pupilo Jorge Depe, Paco Crespo de La Panda del Muro ocupaban sus puestos también en la recta que daba inicio a la prueba. A nuestro lado Mario de la farma, sonriente como siempre no hincha con sus ánimos.

"¡Pum!" Salimos lanzados y trato de controlar un poco la adrenalina inicial viendo como la mayoría se va hacia delante. A poco menos de 200 metros la gran y única cuesta del circuito de 5 km. Comienzo el ascenso al tran tran poco a poco mientras observo como se va estirando el grupo. Arriba el grupo se va separando y estirando y ocupo puestos cercanos a la cabeza de carrera. El circuito por asfalto, no es duro, aunque mentalmente si. Largas rectas lo conforman y trato de no mirar a lo lejos sino de ir zancada tras zancada y disfrutando al máximo en esta temporada que al final va siendo cada vez más de "stand by": no siempre se pueden estar batiendo tus marcas como dice mi amigo y entrenador Héctor Carmona.

Disfrute 110%
Llegamos casi al ecuador de la prueba en una interminable recta hasta la primera glorieta que marcaba la mitad del circuito de 5 km en donde a la derecha se desviaban los 10 km y a la izquierda los de 5. Es ahí cuando veo que ocupo la tercera posición. Tratándo de estresarme ante tal situación, ecjo mano de experiencia y sigo al tran tran, sin aflojar pero sin dejar de disfrutar. A la contra vienen el resto de corredores entre ellos Pablo Carmenado que me lanza el mejor de sus ánimos. ¡Gracias crack!

Jump!
Aguanto el ritmo con pasión y disfrute mientras trato de recortar metros a Álvaro que hace a su vez lo mismo con el primer corredor. Última glorieta a tope e interminable donde veo casi al final a Carol animándome y sacando fotos lo cual es un enorme "punch" de energía para acabar la carrera bien fuerte. Entro en 3ª posición finalmente con 17:48, muy contento y dando un salto de alegría y efusividad. Fran llegaría poquito después y también Mario y Lau ganaría su carrera.

Nada mejor que compratir el premio con amigos
Gran día, gran prueba que sin duda repetiremos.



Route 2.641.182 - powered by www.runmap.net


Valoración final en
 El Calidómetro


20 may. 2015

SCOTT CHALLENGE BIKE&RUN 2015 (10 km)

El Scott Challenge 2014 fue una experiencia llena de sensaciones superpositivas y placenteras. Quizás este fue uno de los motivos que me ayudó a repetir a pesar de que la distancia mayor de 20 km de la edición anterior había sido eliminida quedando solo la de 10 km. ¡A ello!
¡Caballo ganador!
Gran parte del X Bionic Team Spain estábamos por allí, incluído nuestro entrenador: Héctor Carmona, David Gonzalez, Fran, Lau y yo. Luis Pereira también nos acompañaba además de tener el detalle de llevarnos hasta Colmenar Viejo donde se disputaba la prueba. Listos en linea de salida, la prueba empezaba y terminaba en la pista del polideportivo del lugar, atravesando caminos más bien naturales en un paraje fantástico para correr. Cuenta atrás y ¡pum! salimos hacia delante. Me lanzo un poco más controlando mi propia salida y buscando rapidez y buenas sensaciones, cosas que a nivel general muy pocas veces suelen convivir.
¡Comenzamos! (¿Eh Luis Pereira?)

Abandonada la pista pisamos asfalto y veo a mi amiga del cole, Nuria Valero con su perrita. Sin duda su chico y ya casí esposo Alfonso estará corriendo. Atravesamos unos tres kilometros de asfalto con pendiente descendente que ayudaría a coger un buen ritmo para entrar en una parte de tierra que haría más disfrutona la carrera. Allí conozco algún integrante de la carrera al que animo y con el que compartiría varios kilometros. Al final de una de las intensas pendientes estaba el avituallamiento que ignoré de manera consciente: la fuerte cuesta me había obligado a tener una respiración rápida y acelerada y beber agua era lo último que me pedía el cuerpo.


Subidas y bajadas con desnivel considerable, convertían la prueba en algo bastante duro. Pero irónicamente alcancé de nuevo ese grado de "abstracción" que tanto busco siempre. Esa burbuja que permite a la mente desconectar y estar conectado a todo a la vez. En ese estado, todo fluye, todo va en armonía, la respiración y la zancada conviven y el mero hecho del aire en la cara te hace sonreír. Fue alcanzar esa sensación la que una vez más me hizo disfrutar de la prueba. Y ojalá nunca la pierda.


¡Satisfacción completa!
Aguanto a buen ritmo sobre el camino de tierra cuando pisamos asfalto mientras pasamos por puntos del recorrido en el que la organización había dispuesto gente para informar del recorrido. Allí gano algo más de ritmo por el terreno más homogéneo aunque ya, desde ahí a meta, es todo subida. Pero el optimismo y el tesón me harían aguantar hasta la pista donde entraría 22º de la general con 43:02 y más que satisfecho.

Smilingboy!
Fran entraría con Laura más tarde y que ganaba la prueba en su categoría femenina, ¡muy grande! Luego saldríamos en busca de un Luis Pereira que terminaría de manera muy intensa guardando una particular y especial energía en su final. Encuentros con Nuria y Alfonso y su peludita pondrían la guinda a un pastel muy delicioso.

Bebida, camiseta y bocadillo en una carrera en general muy bien organizada.

¡Repetiremos!




13 may. 2015

Medio Maratón de Madrid (21 km)

Con retraso llega esta entrada, aunque no tanto como los 6 años de zancadas que me llevaron decidirme a enfrentar esta mítica distancia. El cuerpo me lo pedía realmente y es que me parece muy importante respetar los "deseos" del mismo y a pesar de los comentarios con los que me he cruzado en muchas conversaciones, siempre dije que hasta que no me apeteciera mucho, no correría una Media maratón ni un Maratón.

Realmente el comienzo de todo esto fue en agosto del 2014 cuando salieron las primeras inscripciones a precio de lujo (16€) por parte de la organización y como antes dije, el cuerpo me dijo "Ahora es el momento".

Los valientes que allá fuimos
Así que me lancé y quedé inscrito. Y ese día fuimos hacia alla, Javi, Fran, Lau y yo. Carol nos esperaría en linea de meta junto a Vane. La afluencia es enorme recordándome a todo el gentío agolpado en la San Silvestre Vallecana de cada año. Despedimos a Lau que se va a su cajón y yo me quedo uno más retrasado pero con Javi y Fran. Sabía que no iba buscando una marca, sino disfrutando de una experiencia diferente y un mayor kilometraje que haría más difícil sacar la electricidad de mi interior.

Y practicamente así fue. Pistoletazo de salida y empieza la fiesta. Veo a Dani Romero como va por delante con su magnífico estado de forma mientras me situo a la derecha como siempre, presto a sumirme en mi particular burbuja de paz interior. En torno al kilometro 3 me saluda alguien: "¡Qué pasa Juanqui!". El gran Carlos Barco aparece y me comenta que ha tenido un ligero percance en la salida, tropezón y caída al suelo con posterior herida en la mano. "¡Esto no va a poder contigo tron, venga dale duro!" le arengo. Y parece que surte efecto. Le grito que tire hacia delante con Dani y así lo hace.

El disfrute sería continuo kilómetro tras kilómetro y con encuentros increíbles. Adelanto un corredor al que saludo y me suena de algo: sería Manuel Eiras Rodríguez, el gallego que conocí años atrás en la Carrera de la Constitución de Barajas y con el que comparto algún kilómetro. Me despido de él tirando un poquito mas a sabiendas de que nos podemos volver a ver: 21 km son muchos. Ángel Samperio también sería uno de los buenos encuentros que tuve junto a su mujer Marta y el resto de su familia la cual llevaba tiempo sin ver. Disfrute y disfrute. Paso el km 10 en unos 39 minutos si no me falla la memoria. Los primeros 15 km pasaron como si fueran solo 5. Pero los últimos 5 se me hicieron 15 km. Esto define la sensación de tiempo que tuve en mi cabeza. Sin embargo las emociones positivas llegaban por cualquier lado. Al encuentro del Retiro y a falta de unos 5 kilómetros para el final, Jorge de Pedro me asalta con su poción gala de positivismo extremo: aquello no pudo ser más bueno. Sonrisa de nuevo, avanzo hacia la meta recordando que Carol está allí esperándome y Vane también. 

Las sensaciones en el cuerpo no tienen nada que ver con un cincomil a los cuales estoy más acostumbrado. Algo de pesadez en las piernas y no dolor pero si sobrecarga muscular va haciendo mella en mí, pero no suelto prenda. Asciendo de Alcalá hacia la entrada del retiro cuando reconozco a mi amigo Mario en el corredor que me adelanta. "¡Vamos Mario!", le grito. Va muy concentrado, pero verle tan bien me anima más aún y mantengo la distancia con él. Entramos al Retiro y Helen, su mujer, le lleva al lado hasta el final.

Chorros de euforia
La gran fiesta que es la media se convierte en una orgía desenfrenada de ánimos, aplausos... Los padres de Javi "Potro" Corredera también están allí animándonos, los papis de Fran... Veo a Carol a la derecha como siempre, cámara en mano y su infinita paciencia, sabiendo esperarme como nadie, estallo a sonreír mientras le dedico un fuerte sprint que me llevaría a cruzar la meta marcando un no pretencioso 1:25:12, en puesto 408 de la general y 140 de mi categoría, que me haría sentir plenamente feliz.

"Estare siempre agradecido" (como diría Rosendo)
Llegaría al momentito Javi y luego Fran seguido por MacNacho, Lau y el resto del equipo. Disfruté la media pero aún después de haber pasado muchos días, no se si es para mí. ¡Viva esto de correr!



9 abr. 2015

III Cross Hortaleza 2015 (7.82 km)

El 7 de marzo amaneció con un tiempo buenísimo para correr. Zancada tras zancada haciendo lo que más nos gusta. Y si encima es un cross que coincide en el barrio mejor que mejor. Fran y Lau, por su parte, probaban suerte en la Carrera del Taller en el Juan Carlos I. Carol esta vez no pudo acompañarnos. La iba a echar mucho de menos y lo sabía.

Allí en "El Bosque" como habitualmente lo llamamos y donde muchas veces entrenamos, nos presentamos Javi y yo en una carrera englobada dentro del Cross Series de Eventsthinker que tanto éxito esta cogiendo. Por allí encontramos caras conocidas como la de Ángel Samperio, Luis Blanco con su gran voz y repertorio y Jose Manuel y todo su equipazo de Eventsthinker ultimando detalles.

Jose Manuel y sus Eventsthinker: EQUIPAZO
I want it all suena gracias a Luis Blanco (energía superpostitiva para Javi al que le encanta Queen) y salimos despedidos después del pistoletazo de salida con ella en la cabeza. Salgo con calma tratando de no ser presa de la adrenalina acumulada mientras vislumbro por delante a auténticos cracks como Ángel Samperio. ¡Vamos!

Salida cuesta arriba y concentrada
Al igual que otros años el recorrido es bastante duro, repleto de giros bruscos y cuestas que no perdonan. Este año aún más si cabe: una ligera variación crea una cuesta algo más larga, así que no queda otra que luchar. ¡Au! Javi me sigue bien de cerca y en los giros le veo genial mientras no dejamos de animarnos, filosofía del X Bionic Team Spain. Dos vueltas de casi 4 km forman el circuito de tierra que ha diseñado la organización y por el que nos movemos siendo algo conservadores durante la primera vuelta.

Los "biónicos" al ataque
Es al paso de inicio de la segunda cuando ¡sorpresa! Héctor Carmona nuestro entrenador aparece por allí animándonos. ¡Vamos Juanqui, vamos Javi! Rápidamente nos transmite toda su energía y eso se nota a pesar de los desniveles. Los míos me vienen a la cabeza como siempre, en busca de ayuda, de sacar lo positivo del momento y lo mejor de mí. ¡Funciona!



Me pasan dos corredores como auténticas fieras y les animo: "¡Vamos máquinas!". Me quedo bastante cerca de ellos encarando ya casí la última parte del circuito y Héctor nos espera casí en cada tramo más complicado. Alberto de Eventsthinker tambien nos animaría con su energía habitual, todo esto ayudandonos a tirar hacia delante.

A falta de unos 800 metros adelanto a un compañero animándole más. "Vamos Juanqui ahora hay que cambiar y coger a los de delante". Así trato de hacerlo, subo una marcha consciente de la cercanía de la meta y mientras adelanto a uno de ellos inicio mi particular sprint soltándo todo lo que tengo y disfrutando una barbaridad mientras adelanto al otro corredor.
¡Feliz!
Entro 11º de la general y 10º de mi categoría con 32:07 y Javi dos puestos detrás con otro magnífico tiempo. Plenamente contento por el esfuerzo realizado me abrazo a Javi cuando llega y ambos con Héctor.

"Bolsaza" del corredor en la que, repito, no faltaban detalles que muchas otras carreras que se jactan de ser grandes deberían de aprender. GRANDES EVENTSTHINKER




23 feb. 2015

We Run Parla (10 Km)

Después de varios crosses apetecía invadir el asfalto y tratando de seguir insuflando buenas sensaciones en competición. Así que nos apuntamos a la carerra de los 10 Km de Parla en busca de ello junto a Lau y Fran. Andarían por allí Arturo, Marcos Jouron, Carlos Barco y el gran Lolo Barreiro.

Aparcado el coche, Carol nos acompañaba animando y sacando sus maravillosas fotos. Allí al poco de bajar del coche y empezar a calentar, nos encontramos con Lolo con el que calentaríamos hasta la salida. ¡Qué gran tipo Lolo! Un poco de aceite de precompetición Galius Sport, debido a los 0º que nos acompañaban y listo a linea de salida.

Disfrutando desde el kilometro cero
Nos colocamos lo mejor posible pero es gracias a Lolo que nos ponemos mejor aún. "Suerte chicos, disfrutad", les digo ¡Pum! Salimos lanzados y trato de ir haciéndome hueco a pesar de los 2.000 corredores congregados. Las sensaciones son bien buenas y haciendo caso omiso del crono trato de volver a disfrutar como siempre, haciendo caso de sensaciones. La carrera si bien es rápida y la pinta como la que más, tiene al menos tres giros de 180º que al igual que un cross te frenan casi por completo. Si a esto le sumamos otros giros menos pronunciados pero también bastante cerrados, no es que sea especialmente rápida o al menos no saca lo más veloz de tus piernas.

Los kilometros van pasando y veo cerca de la cabeza de carrera a Arturo y al menos a unos 200 metros, a Carlos Barco que va genial. Les animo lo que puedo. Me cruzo con un atleta del Moratalaz con el que coincidí en el Cross Trofeo Marathon al que animo igualmente. Comparto también unos metros con Jorge, el amigo del Tío Mc que tan rápido y feliz va a pesar de pasar por unos momentos bajos deportivos según me cuenta.
Carol pendiente de nuestra llegada
Trato de no dejar de disfrutar, la sonrisa sale de nuevo sola y pienso si aquello no favorecerá la entrada de oxígeno al curpo, por que me siento mejor así. Coincidimos en varios tramos con el resto de carrera que viene por detrás y se da la oportunidad de animar a tus compañeros, aunque con tal afluencia de gente se me hace imposible ver a Fran o a Lau. En mi cabeza los míos como siempre, tirando de mí y empujandome hacia delante mientras realizo la entrada al estadio que empieza a estar plagado de gente animando. 300 metros para la meta y ya cuando solo queda 200, meto la última marcha esprintando con fuerza, entrando con felicidad y mirando con una sonrisa a Carol que fotografiaba nuestra entrada, nos animaba y todo mientras aguantaba las bajas temperaturas con las que nos brindaba Parla. 36:55 marca el crono en una carrera con buenas sensaciones en la que acabo muy feliz. Felicito a Lolo que se ha marcado un sub 36' increible. Luego llegarían Fran y Lau, esta última repitiendo sus grandes hazañas con una MMP y un 2º puesto de su categoría.

Satisfacción al final
Si bien la carrera tenía una buena organización, Carol me comentó que como carrera pensada en el espectador no esta bien organizada: el final dificultaba mucho ver la llegada para los que asistían con paciencia y nerviosísmo la llegada de sus corredores. 
Compartir esto con los tuyos, lo mejor.


5 feb. 2015

Cross Trofeo Marathon 2015 (5.580 m)

Las manos iban practicamente heladas a pesar de llevar un par de guantes mientras conducía en la moto. Fran y Javí iban igual que yo. Nos costó encontrar el Parque de las Cruces donde se celebrara el trofeo Marathon y eso hizo que al dar más vuelta, llegáramos con la hora bastante pegada... Ya el año pasado Javi y yo lo habíamos corrido y con buenos resultados pero Fran se estrenaba. Frío y mucho frio. A falta de 15 minutos para la salida cuando recogemos los dorsales, nos desvestimos y calentamos... 5 minutos. Lo que da de sí el crono. Echaríamos en falta a Carol, ya no solo porque su presencia era sinónimo de motivación para mí sino porque nos quedaríamos sin sus maravillosas fotos también.


Concentración y tesón en cada recoveco del circuito.
"A ver que sale de todo esto", pienso mientras esperamos la salida ya colocados aunque no lo mejor que deberíamos y veo a Arturo en un lateral bien concentrado. ¡Pum! Salimos lanzados más de 200 corredores por el estrecho circuito de un cross que si bien no tenía unas subidas duras, los intensos giros de las curvas tratarían de desgastar nuestra templanza en carrera a prueba de todo.


Salgo bien "fresco" (la climatología ayudaría) y me siento rápido y ligero. Hemos salido un poco atrás y empiezo a recuperar posiciones. Me siento demasiado bien como para lo poco que hemos calentado, pero el cuerpo responde y me lanzo. Con cada nuevo adelantamiento me entra un pensamiento particular y es el de si no aguantaré mi ataque y el "adelantado" me la devolverá. Trato de disipar aquello en mi cabeza y seguir avanzando posiciones sin parar. Vuelta de circuito corto, de circuito largo e inicio de la última en el largo. Veo a Fran y a Javi no muy lejos y yendo muy bien. No me siento muy cansado y aguanto el ritmo autoimpuesto de unos 3:44 min/km: los giros de 180º no dejan llevar un ritmo de crucero estable y pone a prueba la potencia de tus piernas. Pero se aguanta. Y se anima a cada compañero porque aquello es una lucha a muerte contra uno mismo. A unos 500 mestros del final adelanto a un atleta del A.D. Marathon sin dejar d eanimarle y me sigue. Pasamos a otro más y meto la útlima marcha despegandome de ambos y con una sonrisa en la cara de oreja a oreja. Termino en 22º de la general y 11º de mi categoría bastante contento. Javi y Fran llegaría poco después haciendo grandes cronos también.
 
Cross con llegada efusiva como siempre.
Jorge Gonzalez (espero no equivocarme) se me presenta por allí como lector de este humilde blog, cosa que le agradezco allí y ahora, ¡un placer máquina! ¡Creo que quedaste 2º!
Fran, yo, Marcos y Javi.
Me encuentro con Marcos Jouron y familia por allí, esas cosas de las que más molan de correr. Nos vestimos rápidamente y... ¡carretera y manta! Nunca mejor dicho para el clima nada apacible y caluroso que hacía en Madrid. ¡Qué frío!
 
Mira Nike, te presento una bolsa del corredor
El cross tuvo una organización genial por parte de la A.D. Marathon y de Deporticket que pusieron corazón en todo aquello, ¡enhorabuena gente!. 3€ de inscripción y una bolsa del corredor más que generosa y que abrumaría a cualquier marca grande que organice una carrera por las calles de Madrid el último día del año.


Valoración final en
El Calidómetro

14 ene. 2015

Carrera Pedestre Tres Cantos 2015 (5.000 m)

Ya en la linea de salida a punto para escuchar el bocinazo que indicaba la salida le dije a Fran que seguía con la mente "revuelta" desde la Vallecana. Y no sabía que iba a pasar.

Maestros de la motivación
El día comenzó frío. Apuntados desde el miercoles, Helen, Mario, Lau, Fran y yo ibamos por segunda vez a la Vuelta Pedestre de Tres Cantos, un "clásico" que a Mario le encanta y que a nosotros también. Una carrera bonita y bien organizada con entrada y salida en pista lo que la hace más emocionante aún. 15 y 5 km eran las modalidades optando de nuevo este año por la más corta.

¡Esto es lo que mola de las carreras!
Nos acompañaba un buen séquito de motivadores como Carol, mi padre y Karmen (no sabeís lo que se agradece). El día mejoraba por momento pero mi cabeza seguía igual. Calentamiento junto a Fran y Lau y nos vamos hacia la pista para comenzar el evento. Allí me acerqué a Carol, inconsciente de las buenas vibraciones que solo el hecho de tenerla allí me daban, y me recitó un clásico "conjuro familar de la felicidad". Álvaro Sanchez, se encontraba por allí. Un alegrón verle junto a nosotros: sabía que lo iba a partir. Me dice que irá pendiente de mí a lo que le digo que tire hacia delante y que le iré viendo desde detrás. Nuestro compañero de equipo del X Bionic Team Spain, David Gonzalez también estaba por allí, un fuera de serie vaya.

Con Fran, Jose y Mario: ¡grandes encuentros!
Ya en la linea de salida a punto para escuchar el bocinazo que indicaba la salida le dije a Fran que seguía con la mente "revuelta" desde la Vallecana. Y no sabía que iba a pasar. Y es que a pesar de que en la San Silvestre no hubo buenas sensaciones y apenas atisbo de felicidad como siempre, seguía entrenando y disfrutando de nuevo como siempre. Pero seguía faltando algo. Bocinazo y salímos lanzados. Suena en mi cabeza instintívamente la calida y paradisiaca "Crazy de Seal" mientras Fran por mi izquierda sale lanzado y afloja unos metros más adelante mientras Mario por mi derecha iba perfectamente calculado. Vuelta de 300 metros por la pista y tocamos tierra con la adrenalina bombeando por todo el cuerpo que trata de adaptarse al frenético ritmo. En mi particular burbuja, me olvido de todo, sin seguir a nadie, escuchando mi cuerpo y tratando de indagar de nuevo en esas sensaciones perdidas en carrera que a veces cuesta encontrar. Pero no. De nuevo, instantáneamente y una vez que empezamos con el asfalto mi sonrisa volvió a salir. ¡Sí, estabas ahí gamberra! El organísmo me cambia, un cosquilleo me recorre y Carol y mis jamelgos en mi mente de nuevo. Electricidad.

A la derecha Álvaro y a la izquierda David y yo entre ellos.
Pisada tras pisada, impacto tras impacto, respiro, sonrío, respiro, sonrío. Me siento genial. No se lo rápido o lo lento que voy y no quiero que me importe: he recuperado lo que me mueve. Veo la cabeza de carrera, auténticos máquinas tirando con fuerza entre los que veo a Álvaro: disfruto con solo verles. Pasado el kilometro 3 me gritan desde el público que voy en 5ª posición de la carrera de 5 km. No pensaba que fuera tan bien. Tratando de hacer caso omiso a los puestos y a los tiempos, sigo avanzando, tiro con la fuerza que me da el mero hecho de disfrutar y a veces se me pasa por la cabeza si no estoy hecho para competir cuando parece que no me gusta la sensación de sufrir. Aumento velocidad en el giro a la derecha cuando desvían ambas carreras y veo al 4º cerca de mí. Le adelanto y nos animamos mutuamente. El compañero que va delante está a unos 15 metros y yo "a mi bola" bajo la mirada, respiro, sonrío, respiro, sonrío y sigo disfrutando. Cuando la elevo a falta de unos 800 metros para acabar la carrera entramos en tierra y le tengo muy cerca. Instintivamente me lanzo. Me siento genial, ligero, rápido y unos metros antes de entrar en pista le adelanto mientras le animo: "¡Venga ánimo!".

Esta es la cara que necesitaba
Sin la consciencia de ir en 3ª posición voy lanzadísimo y más aún cuando veo a Karmen, a mi padre y sobre todo a Carol, cámara en mano, corriendo, animando y sacándonos fotos. Aprieto más sintiendo el viento atravesarme y con 200 metros hasta el final adelanto al 2º mientras le insto a seguir con fuerza tras los pasos de Álvaro que va el primero y siendo claro vencedor. Aprieto más aún en la curva para encarar 100 metros de final disfrutando como siempre y como antes, entrando con buen 17:29 en 2ª posición pero sobre todo y por encima de todo esto, con unas sensaciones y una alegría enorme por disfrutar de nuevo.

Fran llegaría 11º, Lau 2ª y Helen 3ª. Vaya, que subimos unos cuantos conocidos al podio.

El cajón siempre mola y más con compañeros que conoces
Genial organización, al igual que al año pasado, por parte de Laetus Sport y una bolsa del corredor bastante mejor que la San Silvestre Vallecana... 




9 ene. 2015

San Silvestre Vallecana 2014 (10 Km)

No era el día.

Con mucha incertidumbre y expectación partía hacia el Bernabeu. Unos sentimientos que llevaban cocinándose un par de meses a los que se le habías sumado otros que no favorecían nada la competencia que se avecinaba. Pero la vida es así y es nuestra manera personal de enfrentarnos a cada situación y de manera inalterable la que nos define tal y como somos.

Así que allí en la puerta del Centro moda Shopping aguardaba junto a Javi, Laura y Fran la llegada de Gon. Y Gon no aparecía... Aunque podría decirse que si pero no para nuestros ojos. De alguna manera fortuíta nos cruzamos y no logramos vernos. Así que prestos a entrar al cajón de nuestro tiempo nos dirigimos hacia allí con la pena de no ir junto con Gon. Mi cabeza llevaba días tejiendo una gruesa tela que enmarañaba mis pensamientos y que ese día seguía de igual modo. Carol no podía correr por causas del destino (nada alegres además) y mi cabeza vaya si lo sabía. Aquel día, no era el día.

Allí en el cajón, junto a Carlos Barco y mis compañeros calentábamos mientras saludábamos a gente como Shinichi Sasaki entre otros. Bien colocados para la salida aguardábamos el pistoletazo. Concentrado al 100% Carol estaba en mi cabeza como siempre pero con preocupación esta vez, alejado un poco del positivismo del que hago gala. Con el circo de Nike siempre presente de manera física trato de abstraerme psicológicamente, pero algo no va bien. ¡Pum! Salida desenfrenada y trato de mantener la velocidad sin pasarme, subiendo Concha Espina poco a poco y al giro para Serrano donde se producen los primeros empujones que exacerbarían la comodidad de la carrera al principio. Veo a Carlos lejos y bien ligero. Desciendo por Serrano a un ritmo medio de 3:35 tratando de hacer volar pensamiento positivos y apretando los dientes en un intento (fallido) de sacar a relucir mi clásica adrenalina en estos entuertos. Atravieso La Puerta de Alcalá ligero y casi al instante soy preso de un flato que me agravaría más de lo que pensaba. 

Con Fran, Carlos javi y un "espontáneo" (¿CalzoncilloMan?)
La cantidad de gente aglomerada en cada tramo no consigue excitarme como otros años. No, no era el día. Pero lucho y aguanto. Aunque sepa que no todo es casi perfecto como otras veces.

Como si de una puñalada en el abdomen se tratara, aquel característico dolor del corredor me hace descender poniendo los pies en el suelo y "aflojando" el ya lento ritmo a nivel personal que ignoraba que llevara. Trato de respirar en una mueca de dolor tratando de salir de aquello, sabiendo que puedo y generando optimismo en mi interior. Atravieso Atocha y enfilo la Avenida Ciudad de Barcelona aguantando el dolor y tratando de que desaparezca como otras veces. ¡Lo logro! y trato de ir subiendo pulsaciones en esa tarde fría mientras sigo viendo a compañeros ir ganando posiciones al pasar a mi lado. Athos, Jara y Carol siguen en mi cabeza mandando energía positiva que pasaría por un filtro que no estaba en sus mejores condiciones. Al paso por Vallecas veo al crack de Quique y Arturo gritándo como campeones y entonces inicio el ascenso de la larga cuesta. Mentiría si dijera que no me arrancaron una sonrisa. Aguanto la "eterna cuesta". Subo y subo cuando entonces me animan a tope: "¡Vamos Juanqui!¡Vamos esta es la tuya!". Es Mario, todo un crack practicamente de la familia. Otro que logró hacerme sonreír cuando menos me apetecía a pesar de que no era el día.

Ascendiendo e inmortalizdo por Mario
Termina la cuesta y al giro a la derecha aprieto lo que puedo. No se como va el crono pero no debe ir tan mal a pesar de todo lo sucedido dentro y fuera de mi cabeza. Lolo Barreiro hace su aparición estelar rugiendo en Vallecas tratando de sacar mi propio rugido y corriendo a mi lado durante varios metros. Aquello me fascinó al igual que el año pasado. Y al igual que el año pasado, el Rock Runner de Luis Blanco vuelve a motivarme para llegar hasta meta.

En el tramo de cada año donde siempre espera la manada, vislumbro a Rose y a la mami de Gon junto a mi padre chillándome a tope y a pesar de que aprieto todo lo que puedo y acelero de satisfacción, algo falta y no puedo más que expresar con cierto estupor mis 37:24 con los que cruzo la meta. Así es. No era el día. Y por más que me empeñe en disfrutar fue difícil, por el flato por las circustancias y por todo a la vez. Me empeñé y no lo logré, mal acostumbrado por otros años en la misma fecha.

Veo a Carlos Barco que se marcado un sub 34 y aquello me anima a cambiar la cara mientras le felicito y espero a mis compañeros que no tardaron en llegar, Fran, Javi y Lau a pesar de que, siendo la carrera más especial para mi, no era el día.

Como bien dice Darío, "lo tengo" en las patas y estas cosas pasan pero algún día volverá a salir.

¡Feliz año para todos!

Ruta para correr 777795 - powered by Runmap 


Valoración final en
 El Calidómetro