24 dic. 2012

Camiseta térmica Kipsta Undertank manga larga

Este invierno del 2012 y durante los entrenos más fríos con series, quería ir lo más rápido posible y lo menos incordiado con la prenda de abrigo. La gente a veces tiene a embutirse para correr, yo siempre trato de llevar lo menos posible...

Así que a la vez que Carol, me compré esta mágnífica camiseta de la cual ya había probado sus mejores delicias en la versión sin mangas tiempo atrás. Ideal para días de frío, en cuanto calientas un "pelin", disfrutas de sus propiedades: gracias a su transpirabilidad por el tejido EQUAREA que favorece la evacuación del sudor y a que no tiene costuras, aporta comodidad y facilidad de movimientos y la garantía de mantenerte practicamente seco (¡y mira que yo transpiro bien!).


El "Kipsta Undertank"  actua practicamente como una camiseta térmica al uso nada más ponertela. Y la verdad que funciona reteniendo la temperatura y manteniendote aislado y con calor.

Destaca sobre todo por:

· Libertad de movimientos : Una segunda piel con diseño ergonómico. 
· Rapidez de secado : Equarea para una evacuación activa de la transpiración. 
· Adaptabilidad : Una segunda piel 
· Sin costuras: limita los roces durante el juego. 
· Transpirabilidad : Concepto Equarea y zonas de ventilación.
· Aporte de calor: buena evacuación del sudor y transpiración; ayuda a mantenerte seco y caliente.

Por unos 18 € en Decathlon, eso sí, si con la otra parecías un superheroe, esta prenda completa totalmente ese aspecto.


Valoración final en
 El Calidómetro

18 dic. 2012

Cross Ciudad de los Poetas 2012 (6.000 m)

Iba a ser la carrera previa a la Vallecana. Preparatoria, indicatoria... algo que me diera buenas sensaciones e indicara que todo iba tan bien como estaba notando. 

Eran 3 ya, las semanas bien duras que llevábamos entrenando, un periódo de tiempo tan duro, que me aventuré a llamarlo "El Infierno del Mister". Se que a la larga nos pondría bien fuertes, pero de momento y a falta de dos días para el cross llegaba con las piernas bien cansadas...

Esa mañana, Carol, Auro, Schumy, Jose y yo ya en el lugar de la "batalla" en la Dehesa de la Villa, amanecía con el clima un tanto gris, no hacía frío pero ni pizca de sol. Llegar allí y vislumbrar el ambiente deportivo y de buen rollo es recordar carreras pasadas de cross, cuando el atletismo no era un negocio, si no una forma de vida. Allí de repente y por fortuna conózco a Álvaro de El Velofondo (encantado tío, gracias por esperar y dar esos ánimos), más tarde veo a Miguel de Tengo un reto, al cual veo más fino que la última vez y por sorpresa a Pedro de los amigos Tres Trotones. Ya como guinda llega mi padre por sorpresa para dar apoyo moral, ¡gracias papá!
Con Miguel y Jose en la "pre".
Antes de la carrera experimento un estado de "gracia" en el que ni los nervios ni la extrema paz están conmigo, me siento muy calmado pero presto a lo que acontece. Este era el día en el que Jose se estrenaba en un cross: confiaba que lo iba a hacer guay, es un tío con unas condiciones físicas excepcionales y con mucha fuerza. El circuito (abajo marcado solo una vuelta) constaba de unos 2.000 m por vuelta siendo tres las que había que realizar.

Las carreras llevan algo de retraso y la hora de salida propuesta para las 12:00 iba a trasladarse a las 13:00. Calentamos con algo de antelación y llegado el momento justo vamos hacia la salida: FUERZA Y HONOR. Recuerdo unas palabras intercambiadas con Miguel cuando le dije: "la humildad que tienes tío, te hace mejor que otros".

Allí a la espera del momento de la salida nos colocamos extremadamente bien, en 2ª fila. Salimos enfilados, rapidamente pero no en extrema velocidad, con cuidado para evitar caidas. La bajada se produce con un ritmo fluido y rápido, por encima de la media y sin quererlo ni beberlo me veo delante del todo con tan solo 8 personas por delante, entre ellos Miguel y mirando de un lado para otro no veo a Schumy, mi referencia en muchas carreras. Pero trato de no liarme: no creo que me haya pasado de rápido, me veo fuerte y ligero y además aun yendo por el exterior y por la parte de terreno abrupto y más complicado, me desplazo con agilidad sabiendo que pocos corredores irán por este lado y de esa manera, corro con mayor libertad. Noto mucho los entrenos duros de las últimas dos semanas, planificados por el mister (gracias Héctor), el motor ruge como nunca con fuerza y ligereza.
 
Miguel en primer término, Schumy detrás, yo a la izq. y Jose atrás.
Subidas y bajadas, curvas cerradas de 180º... el cross no perdona, el cross no te deja un momento para tomar aliento, el cross es para todos, pero solo logran aguantarlo los más fuertes. Me mantengo casi por delante de Schumy casi hasta la primera vuelta pero me adelanta bastante antes: curiosa e irónicamente, eso parece "ponerme en mi sitio", como si necesitará ese lugar detrás de él y entonces alcanzo mi ritmo siguiéndole hasta pasada la 2º vuelta. Auro, Carol y mi padre nos lanzan ánimos en cada vuelta, y no dejo de agradecérselo a la vez que paso a su lado. Álvaro vuelve a estar en cada vuelta hasta el final lanzando energía positiva de igual modo, ¡gracias tío!
Tratando de seguir a Schumy           Jose disfrutando y luchando

Encaminando la tercera y yendo muy bien y no lejos de Schumy, empiezo a aquejarme de un ligero flato. Uff, como nunca. No recordaba uno tan fuerte nunca, tratando de controlarlo como siempre se agudiza más, debido a la dureza del cross y lejos de bajar mucho el ritmo aguanto como puedo, no sin alguna mueca de dolor en mi cara, no sin mi brazo izquierdo apretando con fuerza el costado. Las cuestas se hacen más duras, las curvas más cerradas y el circuito parece haber cambiado en cada vuelta volviendose más complicado: pasan por la cabeza los ánimos de Mickey, de Rose y Gonzalo... ¡Y vaya si ayudan! 
Queda poco muy poco y tengo que luchar, me pasan un par de corredores, pero lo único que no quiero es que Carol me vea así, acostumbrada a verme disfrutar con una sonrisa. "Venga venga, ánimo, tu puedes", digo para mis adentros, pero el flato no desiste. ¡Un esfuerzo más que ya no queda nada! En menos de 300 m está el final, y si no puedo esprintar llegaré con una sonrisa sea como sea: Carol no ha pasado frío y esperado toda la mañana para verme entrando mal. Realmente comprendo que a pesar del flato, sigo corriendo muy rápido y es lo que me da un impulso para mostrarme de nuevo feliz al cruzar la meta en 11º lugar marcando un 23:07. Eso si, nada más parar insuflo aire como puedo a pesar de que me cuesta mucho. 

Al final y a pesar de todo, logré sonreís como siempre
¡Miguel ha quedado 2º y Schumy 6º! Vaya par de cracks, ¡enhorabuena a los dos! 

No pasa ni un minuto cuando una locomotora viene a lo lejos, ¿qué es? ¡Es Jose entrando como una moto a tope, vaya sprint y vaya debut! 

           Con Carol y mi padre     ·     Con Jose y Schumy, vaya cracks

Buenísima organización a pesar de los retrasos (en un cross a veces es inevitable, hay mucho que hacer) y una mañana excelente, ¡el año que viene repetiremos! Saludos a Manuel, atleta que conocí al final de la carrera y que leía Otra forma de correr, ¡un placer tío!

Miro de cerca La Vallecana. Segun avanza el año veo como se va cercando el trecho entre ella y yo, pero por estas fechas ya esta aquí, muy cerca. Y yo, si nada lo impide hasta el momento, listo para ella.


Ruta para correr 890195 - powered by Runmap 



Valoración final en
El Calidómetro

10 dic. 2012

Los cambios visibles: la adaptación deportiva (III)

Y en este cápitulo final de la Adaptación deportiva, veremos esas cosas más tangibles y que de manera más familiar nos suenan. La relación que se establece entre entrenamiento y los elementos bioquímicos y fisiológicos se aprecia en los estados funcionales:

Estado de prearranque: surge muchas horas (y a nivel elitista incluso días) antes del inicio de la competición. En los estados de prearranque y particularmente en el inicio de la actividad aumenta la ventilación y por tanto el intercambio gaseoso, aumenta la temperatura del cuerpo, la frecuencia cardíaca y varia el estado funcional del aparato motor.

El calentamiento: consta de las partes general y especial. La primera permite la creación de un estado óptimo de excitación del SNC y del aparto motor, el incremento del metabolismo y de la temperatura del cuerpo, de la actividad de los órganos de la circulación sanguínea y de la respiración. La segunda parte esta dirigida hacia el aumento de la capacidad de trabajo de aquellos eslabones del aparato motor que vayan a participar en la actividad principal. La parte general del calentamiento puede ser igual en todos los tipos de deportes, la parte especial debe estar estrechamente ligada con la especialidad del deporte. El calentamiento no debe provocar fatiga, la cantidad de trabajo realizado durante el entrenamiento debe estar estrictamente individualizado. Además para evitar el cansancio de los músculos durante el calentamiento es conveniente recargar no solamente aquellos músculos que tendrán que participar en el trabajo próximo, sino todos aquellos que no vayan a tomar parte del mismo.

Entrada al trabajo: el incremento gradual de la capacidad de trabajo del organismo durante la realización de un trabajo se denomina entrada al trabajo, la misma está condicionada por el incremento de la actividad de los sistemas fisiológicos que toman parte en el trabajo. La entrada al trabajo debe estar considerada como una adaptación del organismo a un nivel más elevado de la actividad, organizándose una redistribución de la circulación sanguínea a los músculos, la adaptación de todos los sistemas del organismo para la actividad a un nivel más elevado es necesario durante el trabajo físico y se produce preferentemente en forma de reflejo condicionado que asegura el paso del estado de reposo al trabajo, los estímulos que regulan la actividad del organismo directamente durante el trabajo.

Estado estable: surge después que finalice la entrada al trabajo y se observa cuando el trabajo se extiende no menos de 4 a 6 minutos. En este caso el consumo de oxígeno se estabiliza, la actividad de los órganos y sistemas también llegan a estabilizarse a un nivel relativamente constante. Existen dos tipos de estado estable, el real y el aparente. El primero surge cuando el trabajo es de potencia moderada y el segundo cuando el trabajo es de gran potencia.

El punto muerto y segundo aire: son estados característicos de un trabajo de carácter cíclico de gran o moderada potencia. Con el punto muerto se acelera bruscamente la respiración, eleva la ventilación y el intercambio gaseoso. Durante el punto muerto comienza la secreción sudorípara, la cual se incrementa en el segundo aire. Esto denota un desajuste de los mecanismos de regulación térmica al nivel necesario y desempeña un papel de importancia en el sostenimiento de la capacidad de trabajo. El incremento de la secreción sudorípara durante el segundo aire no siempre se produce. El tiempo necesario para su surgimiento, la duración y el grado de manifestación del punto muerto depende de muchos factores, el principal de estos es el grado de entrenamiento del deportista y la potencia del trabajo realizado. En los deportistas entrenados, puede que no se presente el punto muerto o que el mismo surja más tarde y transcurra más levemente que en no entrenados, la rápida incorporación del organismo a una actividad intensa acelera el momento en que aparece el punto muerto.

Fatiga: es un estado que surge como consecuencia del trabajo y que se manifiesta en una afectación de las funciones motoras y vegetativas, en la coordinación de estas así como en la disminución de la capacidad del cansancio. Esta tiene un carácter temporal y desaparece al cabo de cierto tiempo después de que cese el trabajo, es decir durante el descanso. Las causas del surgimiento de la fatiga están directamente localizadas en los músculos que se encuentran en funcionamiento (Teoría del agotamiento de los recursos energéticos). La teoría de la abstracción se fundamenta en la falta creciente de oxígeno, en que los músculos se atrasan por los productos de la desintegración de las sustancias energéticas y la teoría de la intoxicación se basa en la acumulación de las quenotoxinas en los músculos durante el trabajo.

Recuperación: la actividad muscular, por regla general, está acompañada por una disminución temporal de la capacidad de trabajo. Después de finalizar el trabajo, durante el periodo de recuperación las reservas energéticas se restablecen y diversas funciones se ponen en estado de alerta, todos estos procesos no solamente garantizan la recuperación de la capacidad de trabajo del organismo, sino también facilitan su incremento temporal. En el periodo de recuperación prevalecen los procesos de asimilación esto garantizan la reposición de las reservas energéticas, invertidas durante el trabajo, primeramente estas reservas se establecen hasta el nivel inicial, después aumentan durante cierto tiempo por encima del anterior, es la conocida fases de supercompensación y seguidamente vuelve a disminuir.

Ahora, es momento de entrenar, sabiendo lo que ocurre en el interior y exterior de nuestro cuerpo.

3 dic. 2012

Los cambios invisibles: la adaptación deportiva (II)

En esta continuación de la Adaptación deportiva abordaremos unos cambios que se producen en el interior de nuestro cuerpo y que no se ven a simple vista, pero tienen un papel fundamental en el ascenso al siguiente escalón de nuestro nivel deportivo.

Bioquímicos:
Es conocido que en el organismo desde el punto de vista bioquímico se originan una serie de procesos y mecanismos que permiten a este nivel los procesos de homeostasis, alguno de ellos son:

· La velocidad de las reacciones glicolíticas y oxidativas.
· Variación en el contenido de proteínas en las fibras musculares.
· Se incrementa la resíntesis anaerobica y aeróbica en dependencia del tipo de ejercicio.
· El incremento de la interrelación metabólica, jugando un papel importante el hígado
· Incremento de hemoglobina en sangre: mayor capacidad de oxigenación.
· Se eleva el consumo de oxigeno durante el trabajo muscular.
· Mayor redistribución del ácido Láctico en la actividad muscular del miocardio.
   
Fisiológicos:
Desde el punto de vista fisiológico es importante destacar el control de la homeostasis a partir del sistema nervioso y endocrino, haciendo énfasis en los centros neurovegetativos del Hipotálamo, estas realizarán una función importante en la regulación cardiovascular, respiratoria, la regulación de la temperatura y del agua corporal entre otras.

Analicemos a continuación algunas de las modificaciones que se originan en los procesos adaptativos.

· En el sistema nervioso se establecen una mejor y eficiente relación neuromuscular y se establecerán mejores reflejos y se origina un aumento en la intensidad de la actividad mental.

· En cuanto a la adaptación respiratoria, la ventilación no varía solamente con la carga de trabajo, si no antes, durante y después del ejercicio para cualquier carga de trabajo, estas variaciones obedecen a mecanismos nerviosos, el centro respiratorio es sensible a variaciones del PO2, PCO" y el pH de la sangre que son detectados por el centro respiratorio, estas señales químicas ejercen un fino control sobre la ventilación y aumenta la frecuencia respiratoria.

· En relación con las adaptaciones cardiovasculares, como es sabida la cantidad de oxigeno disponible para el músculo depende del volumen de sangre que circula por el músculo, dependiendo esto del gasto cardiaco, el incremento de la frecuencia cardiaca y de la presión sanguínea, la influencia cardiaca aumenta en relación lineal con la potencia del ejercicio y la pendiente de esta relación varia con el grado de entrenamiento. Es importante destacar que como consecuencia de la actividad física se provoca una hipertrofia cardiaca, que según, si es ejercicio de tipo aeróbico nos dará una sobre carga de volumen y si es anaerobio una hipertrofia cardiaca concéntrica, esto tendrá la posibilidad de que aumente la circulación colateral provocándose el volumen de sangre expulsado mejorando igualmente el retorno venoso, dando mayor eficacia al transporte sanguíneo.

· Si analizamos las modificaciones adaptativas que se generan en el sistema de líquidos corporales y el sistema excretor, debemos valorar los cambios que ocurren en el balance hidromineral y en la filtración al nivel de los riñones.

Es importante destacar el papel del sistema endocrino y las modificaciones que se producen en el organismo por su acción. Entre ellas podemos señalar la acción de las hormonas, adrenalina y noradrenalina, estableciéndose como habíamos planteado anteriormente una estrecha relación con el SNV, pudiéndose establecer una descarga masiva para preparar organismo para la actividad.

Otras hormonas como el glucagón y la insulina juegan un papel importante en el metabolismo de los carbohidratos y otras intervienen en la resíntesis de sustratos orgánicos.

No cabe duda de la importancia de las hormonas sexuales masculinas y femeninas (testosteronas, estrógenos y progesterona) elevando la capacidad de trabajo físico, en este aspecto son de gran importancia las hormonas glucocorticoides, también es importante destacar que el ejercicio provocará la liberación de catecolaminas de beta endorfinas que juegan un importante papel en los procesos adaptativos.

Morfológicos:
Aunque estos aparezcan aquí ya no son tan "invisibles". Es importante destacar las modificaciones que se originan, principalmente la hipertrofia relativa a las fibras musculares de contracción rápidas y lentas. Se eleva la capacidad de la flexibilidad en las articulaciones y mayor distensión en tendones y ligamentos. En el tejido óseo se logra un mayor número unidades osteonales y compactación del sistema laminar, lográndose una mayor resistencia, eso estimula el crecimiento y formación de nuevo hueso, que previene en el futuro de la osteoporosis.


26 nov. 2012

Carrera Ponle Freno 2012 (5 km)

De nuevo otro 5.000. Sacando lo más rápido de nosotros mismos y aconsejados por el mister, nos apuntamos a esta carrera en la que el año pasado nos quedamos sin inscripciones y tuvimos que ir a la desafortunada Trofeo Jose Cano

Vaya semanita. Empezábamos las series de la temporada y el camino hacia la San Silvestre Vallecana tratando de afinar. La noche anterior ya intuía en Carol sus nervios por correr, se la ve disfrutando de cada tramo, saliendo a correr sola y potenciando su mente con cada entreno: SABÍA QUE LO IBA A HACER BIEN.

El domingo amaneció bien, una buena temperatura para "caldear" la ciudad. Ya en El retiro con Fran, Laura, Carol y yo disfrutábamos del ambiente de la carrera: una inmensa marea naranja inundaba el parque. Con el tiempo más o menos controlado Fran y yo nos fuímos a calentar. Después de un escaso cuarto de hora rodando y ante la enorme y rápida aglomeración de gente en la salida, nos dimos un poquito de Galius Sport de precompetición y decidimos ir a la salida a colocarnos. Pero antes, frente a frente, le dije a Carol, lo bien que sabía que lo iba a hacer.

En la salida y en una 4ª fila, aún pensando que debíamos colocarnos algo más adelante, esperamos ansiosos la salida, el pistoletazo dado por el periodista Matías Prats. "Fuerza y honor", son las palabras intercambiadas con Fran, que me devuelve una sonrisa. Trato de concienciar a Fran acerca de lo bien que va a correr, y que en los momentos duros, recuerde como hago yo, los entrenos de calidad de esta semana en los que cuando estás a punto de parar, decides seguir para mejorar, para superarte.

¡Pum! el pistoletazo se hace esperar bastante. Salimos lanzados y nos cuesta al menos 200 metros de adelantamientos correr con naturalidad y comodidad. La carrera está muy masificada, pero ¿eso es un impedimento? Superamos con habilidad ese tramo muy pegados el uno del otro y cuando encontramos un sitio abierto le digo a Fran que ya podemos darle caña. No obstante, es increíble la cantidad de gente incorretamente colocada. Trataremos de ir subsanando ese error, también por nuestra parte

Cuando salgo de El Retiro, aún llevo a Carol en mente, confiando en ella como siempre y adelantando por el exterior a un grupo numeroso de corredores para ir recuperando posiciones.

Hall of Fame de The Script iba resonando en mi cabeza por entonces y desde casi toda la semana. Me mola este tema y todo lo que dice, hasta una frase que me encanta: "...you could walk straight through hell with a smile". 

El Paseo de la Reina Cristina va cayendo poco a poco y mis ánimos no dejan de sonar: ¡Ánimo máquina! le digo a un compi mientras le adelanto volando hacia abajo. Llevo la extraña sensación de ir muy ligero, de no ir al límite y de llevar una reserva importante, pero no quiero arriesgar de momento, se que más adelante, volveré a enfrentarme al "Diablo", y se que que yendo así iré preparado. Y parece oírme, cuando poco después del desvío de la carrera de 5 km comienza la subida a una verdadera montaña (como lo oyes Sergio Moreno, buen amigo mío), esta vez nada invisible. Pero a diferencia de otras veces, experimento una buena facilidad para ascender. Paso a un corredor mientras le ánimo y encaro casi el final de la Cuesta del Ángel Caído. Voy animando a todo el que puedo, parece que lo necesito, ese buen rollo me da fuerzas y energía positiva. Al final de la cuesta llevo a un corredor del Clínica Menorca delante y al girar a la derecha y pasados unos 100 metros le cojo, no sin antes pasarle energía positivas, mientras recuerdo que en ese club esta el gran Arturo, atleta que admiro sinceramente. 

¡Vamos! Una tonta sonrisa se vuelve a dibujar en mi cara, queda poco y creo que estoy haciendo una buena carrera. No he mirado el crono en ningún momento dejándome llevar como siempre por la voz de mi cuerpo. Alguién me grita que voy 9º ¡madre que bueno! 

Pillo a otro corredor antes de encarar la recta final, donde sé que allí nos esperan, Mickey, Laura y Vane que han venido a vernos. Voy mirando y disfrutando del calor del público y a falta de 200 metros veo a Mickey, a Laura y a Vane con la cámara en mano, les saludo y les hago saber que va por ellos. 


¡Explotando (de felicidad)!
Uff me puede la adrenalina, que lucha por salir, y exploto: meto un cambio que no hace más que deslizar felicidad pura por mi cuerpo, ¡adoro la sensación de esprintar tras una carrera!
"Puedes atravesar el infierno con una sonrisa"
¡Sí! entro con lo que creo que es mi mejor marca, 17:56 en 8ª posición general y de mi categoría. Espero apenas unos segundos para ver como Fran entra extasiado marcándose un 18:59. ¡qué grande, su Mejor Marca también! Nos abrazamos felices y apenas le dejo respirar para salir lanzados a por Carol. Dejamos las cosas donde Vane y compañía y vamos a su encuentro. Carol quería que la cogieramos antes de que subiera la Cuesta del Ángel Caído... algo demasiado ambicioso... para nosotros, ya que había apretado tanto que la cogimos 200 metros más adelante. Nos recibe con una sonrisa, uno de los podéres más grandes para conseguir energía extra: CORRER DISFRUTANDO.  De verdad que hablar de orgullo cuando la veo correr es quedarme corto. No se el tiempo que lleva pero solo verla disfrutar así hace que haya conseguido el reto. Cuando atravesamos la recta final, el crono marca 30:00 pero su reloj pone ¡29:00! Mejor Marca Personal para alguién que lleva apenas corriendo, no sin ilusión y esmero.


¡Bien comandada Campeona!
Un día perfecto, con los amigos al lado, gracias Mickey (pronto estás tu puliendo el asfalto tío), gracias Laura (ánimo te recuperarás pronto) y gracias Vane (has de quitarte pronto la espinita, ¡ánimo!): si algo nos mueve, en parte son vuestros ánimos, presencia y energía que nos transmitís.


¡GRACIAS EQUIPAZO!
Ya en casa, solo toca disfrutar con Vane, los papis de las chicas, Athos, Jara, Carol y yo, de una mágnifica comida. 

31 de diciembre, te tengo en la cabeza.


Ruta para correr 890195 - powered by Runmap 



Valoración final en
El Calidómetro



19 nov. 2012

La delgada línea entre parar o seguir: la adaptación deportiva

Recuerdo en pleno invierno, entrenando con Fran, hacía un frío de narices: en concreto -2 ºC. Mientras corría con el viento helado golpeando mi cara protegida por el buff y el gorro, se venían a mi cabeza las imágenes de la película Batman Begins, con su tema Vespertilio en las que el protagonista pasa un buen calvario hasta llegar al templo al principio de la película. Se hizo muy difícil entrenar, tocaban series y aquello es duro y más con frío. Pensé en parar, pero seguí. Y en otro entreno con series, alcanzé un ritmo endiablado que jamás había conseguido tener, gracias entre otras cosas, al Mister, que iba tirando de mí. Eso si, acabé con una voz, que parecía un teleñeco. En ese entreno se me pasaron muchas cosas por la cabeza, fue tan duro que hasta pensé, de nuevo, en parar. Pero decidí seguir. La decisión entre una cosa o la otra era extremandamente fina. Decides en décimas de segundo, pero has de tomar una decisión u otra. Es un lugar extrañamente mágico.

Todos lo conocemos. Cualquiera que haya llevado su cuerpo al límite conoce esa sensación y ese lugar. Al igual que un héroe griego presto a enfrentarse al peor de los monstruos, podemos elegir dar la vuelta y parar. O por el contrario, aferrarnos a nuestro escudo y espada confiando en nuestro potencial. Claro que, parar significa un "falso" relax, una agradable sensación de bienestar, alejados de la agonía y de la prolongación del sufrimiento que representa seguir "luchando".
Metafóricamente, la lucha es muy encarnizada en el interior de cada uno
Pero si logras mantenerte firme, si logras "hipertrofiar" tu voluntad y seguir adelante sin rendirte, te conviertes en algo superior: una especie de coraza parece envolverte, haciendote más fuerte, más potente y destrozando los límites impuestos y alcanzando la gloria. Nada alejados de la realidad de estas frases de novela, así es. Estamos hablando de la adaptación.

Esas modificaciones que se logran en el organismo bajo la influencia del entrenamiento y que se manifiestan desde un nivel molecular, haciendo que alcanzemos un escalón superior. Se define como la capacidad de los seres vivos de acostumbrarse a las condiciones del medio ambiente, en este caso a las cargas del entrenamiento.

El atleta recibe una carga, percibida como un “estímulo agresor” para nuestro organismo y entra en sus fases de alarma, resistencia y agotamiento, tratando de solucionar el “problema”. Se producirán una transformaciones de mejora física, funcionales y psíquicas bajo el efecto de cargas externas siempre que los estímulos alcancen una intensidad adecuada a la capacidad individual de rendimiento, un volumen mínimo determinado y haya un intercambio correcto entre carga y recuperación. Evidentemente si reducimos o no incluimos la carga necesaria, estas adaptaciones irán desapareciendo progresivamente, de inversa manera a la que fueron apareciendo. Biológicamente hablando, las cargas a las que sometemos al cuerpo, comprenden unas fases posteriores, en las que destacan: La etapa de adaptación urgente y la etapa de adaptación a largo plazo.

· La etapa de adaptación urgente, donde entran en juego la carga y las reservas funcionales y como consecuencia de ello:


1º- Aumento brusco de la frecuencia cardiaca, del débito ventilatorio, consumo de oxigeno y de la concentración sanguínea del lactato.
2º- Alcance de un estado estable: la actividad de los diferentes sistemas funcionales se mantiene a un nivel constante.
3º- Desaparición progresiva del equilibrio entre las necesidades ligada a la actividad y su satisfacción, por razón de la fatiga del sistema nervioso central y del agotamiento de las reservas energéticas. Es esta fase la que no debemos alcanzar con frecuencia pues evitará los procesos de adptación a largo plazo y tendrán consecuencias negativas para nuestro organismo. Lo que denominamos “pasarnos de la raya”.
· La etapa de adaptación a largo plazo, donde intervienen mecanismos totalmente diferentes. Cuando se impone una carga superior al nivel habitual a un órgano o a un conjunto de órganos, la síntesis proteica aumenta al nivel de las estructuras cuya actividad es solicitada. Así en tres meses aumenta la masa muscular, el volumen cardiaco y el consumo máximo de oxígeno. Esta adaptación trae consigo una serie de modificaciones en el cuerpo tales como:

· Multiplicación de las estructuras funcionales en los órganos y tejidos llegando a un aumento de sus reservas funcionales.
·Perfeccionamiento de los mecanismos reguladores asegurando la coordinación de la actividad de los sistemas funcionales.

Debe existir un equilibrio y conocimiento de los diferentes tipos de cargas: los ejercicios de tipo aeróbicos desarrollan todos los elementos de la cadena de transporte de oxigeno y el trabajo de la fuerza desarrolla los músculos y mejora el perfeccionamiento de su sistema nervioso o endocrino.

En todo esto interfieren muchísimos factores, que hacen que la recuperación, las cargas y en si, la adaptación, sean diferente en cada persona: nuestro ambiente, nivel, características físicas, la genética, edad, ... De ahí la gran importancia de personalizar un plan de entrenamiento en base a todo esto y fijando un objetivo que sea posible de alcanzar.

De esta manera más "profunda", seguimos teniendo, con más conocimiento, la libertad de seguir o parar: esa delgada línea.

12 nov. 2012

Aurículares Sport Philips SHQ1000/10

No tenía pensado pillarlos. A priori. Pero una vez visualizando que corriendo tienen más riesgo de deterioro, no quería acabar con la vida de los aurículares originales del iPhone en mis entrenos.

Así que, casí a la par que Fran lo cogía para él, yo agarré otro para mí. Suelo ser desde muy pequeñito un "destrozacascos": no se como nunca me duraban más de un año. Pues bien, o la edad o la buena calidad de este material rompió el mito. Me decanto más por la segunda opción, jeje.

Phillips parece haber hecho un buen trabajo.
Adaptados al deporte con un ajuste ligero estan fabricados con materiales resistentes al agua combinados con un agente antibacterias que ayuda a eliminar los gérmenes. Estos auriculares han sido diseñados para los entusiastas del deporte.

· Diseño ultraligero.
· Cable de 1,2 m de longitud ideal para utilizarlo en el exterior.
· Almohadillas de silicona ultra suaves que se adaptan cómodamente.
· Diseñado para un uso activo.
· Resistentes al sudor.
· Clip para cable.
· Sonido estéreo con potentes graves.

Vienen con una bolsita de tela parecida a la de las camisetas técnicas y dos almohadillas de silicona de diferentes tamaños para su mejor acople.

Por unos 20 €, si tienes la necesidad, no es una mala elección.


Valoración final en
 El Calidómetro


5 nov. 2012

Carrera Solidaria BBVA 2012 (5.300 km)

Y el invierno llegó. El frío trajo las mallas y los aceites de precompetición para... ¡Competir! La 3ª vez que iba a correr la carrera solidaria BBVA se iba a convertir en algo más especial de lo que creía: CAROL IBA A DEBUTAR EN LAS CARRERAS. Y Vane mi cuñada también (aunque por desgracia finalmente no pudo correrla, ¡estuviste dando todo tu apoyo!)

Esa semana anterior había resultado muy lluviosa y había bastante riesgo de precipitaciones. Entre otras cosas me habían salido unos entrenos con muy buenas sensaciones pero había pillado un buen constipado.

Y el domingo llegó y su cielo era nube tras nube. No dejaba de llover. Para cuando llegamos a la Castellana llovía más aún. No importa. Dejamos todas las cosas esta vez en el ropero y Fran y yo nos vamos a calentar. A falta de 15 minutos me despido de Sonia, de Fran y Laura y en especial de Carol mientras le recuerdo lo bien que se ha preparado la carrera y lo bien entrenada que va. Le digo que hoy solo ha de hacer una cosa: "Disfruta."


Me voy en solitario a linea de salida y parece que no hay casi gente colocada con lo que me doy un par de vueltas más. Veo por allí a Ángel y a Paco Crespo de La Panda del Muro. Cuando me coloco visualizo a Mario y a Helen. Les deseo suerte y luego veo también al gran Arturo, al que le deseo lo mejor por que creo que lo merece. Estoy colocado en 3ª linea más o menos y miro hacia atrás pensando en Carol, sabiendo que lo va a hacer genial. La lluvia empieza a mojar pero no paro de moverme en el sitio y gracias a eso y al Gel térmico Galius Sport me mantengo lo suficientemente caliente como para que después de la cuenta atrás salga como una moto. Los primeros 800 metros caen muy rápido y encuentro mi ritmo facilmente al giro hacia la izquierda que divide la carrera de los 5 km de la de 10 km. Allí una vez más (esta va por tí Sergio Moreno ;) >>) comienza la "Montaña Invisible", y como diría Carol más tarde, ese día mas que nunca, ya que con la lluvia apenas se veía 500 metros hacia delante. No dejo de mirar a los corredores de la izquierda que bajan tratando de buscar a Carol. Subo y subo y no la veo cuando de repente oigo gritar a Laura: "Vamos Juanqui".  Indudablemente eso tira hacia arriba y cuando más adelante se acaba la cola de carrera dejo de buscar a Carol y me centro en correr un poco más. Me pasan tres corredores en la subida mientras veo como los máquinas de la cabeza de carrera se van a alejando. Me pasa el gran Kike, como una bala, no sin animarme antes: gracias tío, eres muy GRANDE.

Nada más salir, Arturo abajo, Mario arriba del todo y yo en medio
Subo muy bien a pesar de la lluvia, hay muchos charcos y el liquido elemento cae a cántaros, vamos empapados pero estoy muy motivado. Cuando menos lo espero estoy casi arriba en Plaza Castilla coronando el pico de la montaña y veo al primero bajar y al maquinon de Arturo tras él. Madre, como me alegro, de repente ese hecho me pega un empujón de adrenalina y paso a tres corredores con mucha fuerza. Comienza la bajada y voy fuerte e indudablemente vuelvo a buscar a Carol. Pasado un kilometro vislumbro a lo lejos una figura conocida: uff, menudo punch positivo me da aquello, veo a Carol correr como yo, con una sonrisa en la cara disfrutando a tope. La ánimo a ella y a Sonia tratando de acercarme lo máximo posible. Se ha cerrado casi el círculo: solo me queda apretar lo máximo para llegar a meta e ir a por ella para acompañarla hasta el final. Veo la marca del kilometro 5 cuando ya solo faltan 300 metros para llegar: aprieto, lo doy todo y cruzo la meta satisfecho con un magnífico tiempo personal de 19:10 y acabando 25º de la general y 12º de mi categoría. Aún lloviendo a cantaros me pongo un plástico impermeable que nos regalan y salgo zumbando a por Carol. Voy subiendo de nuevo buscandola entre todos los corredores y no dejo de lanzar ánimos a todos los que bajan hasta que la veo: me inunda la emoción, ¡sigue sonriendo y disfrutando! A su lado Sonia va más forzada pero aguantando como una campeona. Carol no deja de animarla, me encanta verla así, en su primera carrera y a pesar de ello, tiene más ojos para su compañera y amiga que para ella misma. Mentiría si dijera que no llevaba yo la lágrima en el ojo, orgullosisimo del modus operandi de correr de Carol. 

Carol llenándome de orgullo
A falta de 300 metros para el final sigo animándolas y ambas empiezan a esprintar. Llegan marcando un estupendo crono, maravillado me quedo de la posición de Carol: 47º de su categoría.

Olivar''s Power! 
Nada más llegar, ¡sorpresa! Allí esta Vane, medio enfermita todavía, ha ido para animarnos hasta el final, ¡GRACIAS CU!

Más tarde llegaría Fran, marcando un buen crono de inicio de temporada. Desde aquí un ánimo especial a Laura, que no pudo terminar la carrera pero que no impedirá que siga luchando y que en breve este genial otra vez.

Enhorabuena a Arturo, 2º de la general y 1º de su categoría, un ejemplo de lucha constante y compañerismo.

Y por supuesto Carol: TE HAS SALIDO. HAS CORRIDO CON CORAZÓN, "KORIMA" ES LA PALABRA QUE TE DEFINE EN ESTA CARRERA. AYUDANDO COMO NUNCA Y ESO EN LA PRIMERA CARRERA OFICIAL NO LO HE VISTO HACER A NADIE, ME QUITO EL SOMBRERO NENA: MI MÁS GRAN ENHORABUENA.

"KORIMA", nunca lo olvides: ese es el motor del triunfo verdadero

Poco a poco, empezamos a mirar hacia la San Silvestre...




Ruta para correr 1895156 - powered by Runmap 



Valoración final en
 El Calidómetro

29 oct. 2012

Carrera del CSIC 2012 (10 Km)

"La adversidad forma parte de la vida y cuando eso sucede, lo más importante no es la experiencia que vivimos, sino cómo la vivimos y lo que hacemos con ella".


Esa fue la frase del día.

Llegados a Serrano y con el supercoche de Jose aparcado nos dirigimos a por el chip, Carol, Jose y yo. Para que voy a engañarme: llegaba nervioso y es que siendo el primer 10.000 de la temporada eso asusta y siendo el CSIC a mi más. Es la primera toma de contacto con la distancia y no sabes cual va a ser la respuesta del cuerpo.

Recogido el chip y todo, un ligero contratiempo nos hizo llegar tarde a la salida con apenas calentamiento (aunque el gel térmico Galius ayudó bastante la verdad), pero eso es lo de menos, lo de más, es como lo vivimos: salir a Serrano para encaminarte a la linea de salida y ver que ya se ha dado esta y aún te faltan 200 metros para llegar, pues no tiene precio. Pero hablando mal y pronto, decidimos "ponerle más huevos" al asunto y aunque lo fácil hubiera sido salir directamente nos calmamos y fuimos hasta el arco: allí dió comienzo nuestra aventura.

Salimos a darlo todo, y mientras sorteábamos con respeto y cuidado a los corredores que había por delante, la velocidad iba tomando altura y el motor iba cogiendo más calor. Aquello funcionaba. Y aunque desde el principio sabíamos que no iba a ser fácil nos enfrentamos al reto desde el principio: NO GUTS, NO GLORY. Vamos muy rápido, el primer kilometro a 3:30 y eso para ir en mitad de toda la carrera es todo un logro. Aún así, eso no impide animar a la gente mientras paso al lado. La nostalgia de las primeras carreras me recorre la cabeza, cuando salía tan atrás.

Seguimos adelantando como podemos, mientras buscábamos nuestro hueco. Aquello es muy complicado. Saltamos a la acera para darle con mayor fluidez. Jose me sigue de cerca. Mientras se acerca el momento, me voy mentalizando hasta que llega ese instante: aparece el coloso de Madrid, la CasteLLANA. Comienza el ascenso a la "montaña Invisible", así que bajo la mirada y comienzo a subir. Voy fresco, ligero y me siento realmente rápido. No sé como va a salir aquello después de los contratiempos pero me da igual, ahora lo que importa, es lo que siempre estamos buscando, disfrutar corriendo. Y la sonrisa aparece por doquier. Me siento especialmente positivo, Carol, Jara y Athos, son el corazón de mi energía y pensar en ellos me hace tirar hacia adelante. Poco a poco van cayendo los kilometros y no me doy cuenta. Visualizo a Carol en meta, ella sola como en las primeras carreras, esperando paciente y resistente entre los 10ºC que rondaban por entonces y eso me eleva más, hay que luchar por llegar, ella lo merece.

Llega Alberto Alcocer y... espera un momento: CasteLLANA ¿dónde estas? He soportado el tramo más duro de la carrera con una constancia como nunca, me siento fuerte y motivado. Caray, cualquiera diría que hemos salido muy mal ¿verdad?

Voy animando a la gente como puedo y al giro a la derecha en la Calle Colombia, hay unos ligeros repechos que supero con facilidad. No quiero mirar el crono... Me siento genial y eso es lo que importa. Llega Serrano y cuando menos me lo espero la República Argentina. Sigo muy ligero, he ido con las fuerzas muy bien distribuidas y subo aún más el ritmo. La penúltima recta se me hace muy corta mientras me siento como Athos, corriendo y buscando con ansia a Carol: finalmente la veo, cámara en mano (¡qué haríamos sin tus cada vez mejores fotos!), de nuevo esa chispa prende el fuego interior que se vuelve a desatar como nunca de manera eléctrica, mientras la saludo y comienzo un rápidisimo esprint que aguantaría 200 metros más hasta el arco de meta. Allí con una sonrisa de oreja a oreja miro el tiempo del arco que marca unos 41:03 minutos cuando al momento miro mi crono que indica un tiempo de 39:03


"Eléctrico"

Jose, luchando de principio a fin
Sensaciones espectaculares para una carrera nada fácil. Busco a Jose que entra después de mí. ¡Sí! hemos afrontado ese momento difícil del principio con mucha entereza para terminar haciendo un tiempo muy aceptable. Una organización más que buena, todo perfecto. La bolsa del corredor con una magnífica camiseta fue algo escasa, la verdad.



¡Equipo!
La alegría me lleva a buscar a Carol y terminar con un abrazo. Más adelante y justo cuando nos ibamos a ir, me encuentro con Yolanda, Pingüina Veloz, gran heroína de los 100 Km Madrid-Segovia ¡encantado de conocerte en persona!. Cómo mola conocerse entre bloggers solo unidos al principio por el mundo virtual.


¡Con Yolanda!
Creo que en el camino a casa no se me borró la sonrisa, entre otras cosas por que si disfruto corriendo, este día lo había hecho como nunca. Y es que la adversidad forma parte de la vida y cuando eso sucede, lo más importante no es la experiencia que vivimos, sino cómo la vivimos y lo que hacemos con ella.



Ruta para correr 733997 - powered by Runmap 


Valoración final en
 El Calidómetro