27 may. 2013

Carrera del Agua 2013 (10 km)

La temporada iba tocando a su fin. Así era. Otro ciclo se iba cerrando y el día anterior a la Carrera del Agua y haciendo la puesta apunto junto a Javi me notaba más tranquilo de lo normal. ¡Chico, que esto se acaba!

Último diezmil de la temporada, habíamos recorrido desde septiembre unos meses con una buena variedad en carreras: 5.000, 10.000 (muy pocos) y muchos crosses. Curiosamente este, era el 3º diezmil que hacía en la temporada y me conformaría con arañar unos segundos a la buena marca de la Sansil 2012.

Ya en el día y yendo hacia la salida con Javi, nos esperaban por la zona, Mickey (debutando en 10.000), Lau (con objetivo sub 45 en mente) y Fran. Luego tuvimos la suerte de encontranos con Antonio Pruna (grande crack), Mario, Helen, Schumy, Jose y el Mister, Héctor Carmona. Muchas caras conocidas: Arturo, Pepe Fernandez, Miguel, Quique, Miguel Macías... Un pasote vaya. Este año la organización de salida por cajones me pareció que estaba bastante bien aunque necesita mejorar y no aglutinar a todos los corredores en tan solo 4 cajones, aunque yo no me quejé porque en 3ª fila salí. Suena Euphoria por la megafonía y aquello ayuda a motivarme bastante mejor. Bien colocado con dos máquinas como Schumy y Arturo al lado se me quedaron grabadas la palabra de este último para toda la carrera y que venía diciéndome durante toda la semana: CONFÍA.

¡Pum! Pistoletazo y aunque quiero no lanzarme demasiado, el reprise (como diría Jose) es lo que tiene (tendré que aprender más). Primer kilometro a 3:17 y bueno, haciendo balance, es demasiado rápido pero también es la salida, démonos un voto de confianza. Me siento rápido y ligero pero sobre todo confiado.  Como siempre, voy buscando mi hueco "aislado", y aquella extraña posición me hace sentirme bien. Los kilometros caen, Pio XII, Paseo de la Habana... Cuando menos me lo espero llega la subida hacia la CasteLLANA, la "Montaña Invisible". Voy muy concentrado, las hyperspeed son unas compañeras de carrera formidables y la maquinaria parece responder. No miro el crono ni tan solo un segundo y empiezo a trabajar sobre la CasteLLANA. Mentiría si dijera que fue fácil, pero no hay nada que no salga con paciencia, constancia... y corazón. Eso si que tira para arriba. Bordeando la glorieta en Plaza Castilla voy con hambre de kilmetros y aprieto hacia Bravo Murillo. Lo más duro ha pasado y ahora toca luchar. ¡Vamos Juanqui! 

A veces cuando corremos podemos entrar en un estado de vacío mental tremendo y muy enriquecedor y otras, torbellinos de imagenes revolotean por la mente. Athos, Jara, Carol... y los amigos que nos esperan en meta, Gon, Rose, Vane, Dante, Lourdes, Auro... ansiosos de vernos, luchemos también por ellos. Que todo eso empuje hacia delante. Voy animando algún corredor y alguno me va animando a mí, entre ellos Marco Antonio Valenzuela campeón del Cross de la Moraleja y de la Asociación deportiva Moratalaz (luego vería también a su compañero Álvaro Sanchez) e incluso comparto kilometros con Juan Antonio Saiz Sedano, con el que subí al podio en la Carrera San Filippo 2013.

Avanzando con Schumy en los kilometros finales
No puedo evitar sonreir de vez en cuando. La mente se vuelve primaria y la felicidad estalla por dentro. De repente sobre el kilometro 8,5 aparece Schumy: "Vamos Juanqui pegate". Agradeciendo toda su ayuda, me conozco y le digo que tire pero me indica que no, con lo que seguimos juntos avanzando metros. Bravo Murillo se acaba y no he mirado el crono en toda la carrera. ¿Qué deparará? ¿Haré marca? Una voz en off me dice que mientras hayamos luchado, mientras hayamos corrido con el corazón, habremos alcanzado nuestro objetivo. Siempre que me olvido del crono y de todas esas "presiones del corredor" mi cuerpo parece llevarme la contraria: entramos en el parque del Canal, a falta de 1 kilometro para el final y me revoluciono. Schumy también parece acelerar. Vuelve a indicarme que me pegue y le digo que tiré: "Dale amigo, ya me conocés, ¡gracias tron!". Aquella frase no esconde nada que Schumy no sepa: sabe que a falta de unos 300 metros meteré la penúltima marcha. Y así es. Llegada la distancia "mágica" no puedo sino agradecerle ese empuje poniendome a su lado y diciéndole "Vámonos Schumy". Acelero antes de la última curva con un estallido de felicidad en mis entrañas. Con un cosquilleo eléctrico, subo, subo y subo cuando veo a Carol y a mis amigos en meta, "va por vosotros", les digo señalándoles. Uff, indescriptibles sensaciones de nuevo. Levanto el puño en meta marcando un estupendo 35:44 en 67º de la general y 19º de mi categoría. ¡Broche de oro para cerrar la temporada de diezmiles con MMP! Schumy llegaría a los pocos segundos.

"¡Tormenta eléctrica!"
Mario realizaría también su mejor marca personal, ¡enhorabuena crack! Luego irían entrando Jose, Javi, Fran y... el gran Mickey superando con muy buenas expectativas y buen crono sub 47' su primer diezmil. Y la guinda del pastel se la llevarían Helen y Lau, haciendo sub 45' también y con marca para correr la San Silvestre Internacional, ¡enhorabuena campeonas!

Con mi padre, ¡artífice de estas patas que tengo!

Aquello era un afluente de amigos y conocidos por todos los lados. Conocería a uno de los hermanos de Mario, ví a Darío y de nuevo me encontre con Pepe Fernandez, su chica Laura (¡encantado!) y el gran Jorge de Pedro. También estuvimos un rato con Marcos Pacheco, compañero de partidas de airsoft.

Mis amigos: estar esperando ahí por vernos unos segundos SI QUE TIENE VALOR.
La GRAN FAMILIA que formamos


Gracias por estar allí a Lourdes, Dante, Auro, Gon, Rose, Vane, mi papi, y Carol. En especial a esta última persona, parte esencial de mi vida: si solo compartieras las carreras conmigo... pero estas en todo lo demás, gracias por soportarme ;).





Próxima parada... ¡Sorpresa sorpresa!

¡Wild Wolf Triathlon!


Ruta para correr 860473 - powered by Runmap 


Valoración final en
 El Calidómetro




20 may. 2013

III Trofeo Menudos Corazones 2013 (10 Km y 5 Km)

Con la idea de disfrutar el circuito del año pasado llegó la 3ª edición del Trofeo Menudos Corazones. Pero gracias a ciertos (ir)responsables que obligaron a la organización de Eventsthinker a cambiarlo o no hacer la carrera, el recorrido tuvo que ser otro. Obviamente la gente de Eventsthinker no iba a dejar de luchar por hacer esta maravillosa carrera cuyos fondos van íntegramente para la Asociación Menudos Corazones.  

Y allí estabamos: Gon debutando, Dante de vuelta a los ruedos con Lourdes, el gran Mickey (archienemigo de las cuestas de Valdebebas), Lau, Vane de magnífica fotógrafa, Natacha, Vir, Jose, Fran insuflando ánimos, Tamara y su chico Luis, Jose, Mario de la farma, Soni y su amiga Begoña, mi gran Carol y yo (¡te echamos de menos Rose!) Vamos, la tribu de los Brady se quedaba corta a nuestro lado.
¡Multitud fuimos!
Todos nerviosos, todos expectantes, en menos de lo esperado estábamos en linea de salida. Allí la cosa se retrasa y seguimos calentando un poco. Conozco a "Polanco", amigo y compañero de nuestro Mister, todo un crack, ya me iba imaginando que sería él quien liderara la carrera.

Junto a Mario y Jose nos colocamos cerca de la primera linea a la espera de la salida. ¡Pum! salimos lanzados y sin perder demasiado de vista al primer grupo que se forma rápidamente, trato de no coger demasiada velocidad, ya iremos poco a poco de menos a más (en lo que digo esto me hallo en una 8ª posición). Y así es: poco a poco alguno paga cara la osadía de tirar muy pronto. 

Lanzados como flechas
Claramente en cabeza e irónicamente por delante nuestro van los corredores de los 10 km y a unos 10 metros de ellos otro grupo de 4 personas de la carrera de 5 km entre los que se encuentran Polanco y yo. Tiro del grupo en más de una ocasión y el resto igual, somos un combo de 4 corredores bien compactados y ninguno se deja caer. Animo a los tres corredores a mi lado y la verdad es que eso ayuda y a mi también. Me siento genial, no demasiado forzado y con energías, conociendo que el recorrido sería para acabar en cuestas, es decir con una dureza de menos a más. Pasan por mi cabeza las imágenes de mis amigos corriendo, de Vane, Fran y Lourdes esperándonos en meta, y más que nada de Jara, de Athos y de mi Carol que lo estará haciendo de lujo. De nuevo Hall of fame en mi cabeza.
Grupo compacto en los 5 Km
Polanco toma la iniciativa y una vez pasado el desvío de la carrera de 5 km se va alejando unos metros: lo que dije antes, todo un crack. Le seguimos de cerca, pero lo que queda hasta meta es todo cuesta y son unos 2 kilometros, dosificación y cabeza más que nunca son la clave. Me doy cuenta de que somos tres corredores para dos puestos en el podio, el que se quede, se queda "fuera" (totalmente ignorante de que uno de los corredores era veterano, aquello me ayudó a luchar más). Rápidamente otra vez, esa presión aplastante y más cuando voy tirando de los otros dos, se disipa por decisión propia. De nuevo no quiero que correr signifíque un "sinvivir" por el podio: a todos nos gusta ganar, pero no creo que ahí radique la clave y pienso que si quedo en una 4ª posición y mientras haya luchado y disfrutado corriendo, habre "ganado". Irónicamente cuanto más alejo el pensamiento de triunfo comienzo a tirar. Tiro y tiro y no dejo de animar a mis compañeros: "¡Vamos!". 
A punto de entrar
A mitad de la última cuesta y dejando de sentir su aliento por detrás una instintiva mirada hacia la retaguardia me hace percatarme de que me he escapado. Ahora si que si. No hay presión, hay que darlo todo con una satisfacción enorme por poder correr, por el mero hecho de poder dar una zancada tras otra y de poder estar ahí. Solo quedan 200 metros pero ya puedo oír a Fran, Lourdes y a Vane gritando: "¡Vamos Juanqui!". 

Un esfuerzo más. Aprieto y aprieto y ¡llego! en una buena 2ª posición y marcando 17:35 abrazándome a Polanco que ha corrido como un grande. ¡Sí! Veo entrar a Mario en una buenísima 7ª posición, qué grande!

Salgo pitando en busca de mis amigos. La primera a la que alcanzo es a Laura, ya subiendo la cuesta y a tope (llegaría en 3ª posición de su categoría). Luego me encuentro a Mickey con el que comparto otros metros y que marcaría un tiempo que jamás habría pensado ¡menuda manera de subir, como una moto! (supongo que es tu odio hacia las cuestas de Valdebebas transformado en pura energía, jeje.)

Luego mi idea era encontrarme con Gon e ir por Carol, cuando pasa Tamara y al momento... ¡Carol! Aparece la "Galga" dándome una sorpresa inesperada y me pongo a su lado animándola ya hasta el final. La veo genial, muy suelta a pesar de la dureza del momento. Que quereís que os diga, verla en plena cuesta a tope después de todo el recorrido y con una sonrisa no puede ser más grande ni iluminar tanto: "¡Vamos nenaaaaaaa!" Entra en un gran tiempo de 26:40 volviendo a batir su MMP, ¡menuda mejora y es que te los has currado!. 

Entrando mejor que nunca, te lo has ganado nena

No me da tiempo a ir a por Gon cuando aparece a los pocos segundos, ¡Vamos man! Va genial, sonrisa en cara y notandose los días que ha dedicado al entreno. Grande Gon, marcando un auténtico sub 28' que era su reto, ¡enhorabuena man! Dante llegaría después, rememorando antiguas sensaciones y volviendo a vivir y a disfrutar de aquel ambiente que tan bien conóce. ¡Bienvenido de nuevo amigo!

Llegaría Luis, Sonia y luego Natacha entrando más rápido de lo esperado, tanto que a Carol no le dió tiempo a ir a buscarla. Luego Carol y Tamara saldrían en busca de Vir para llegar juntas, completando este duro circuito que Vir tenía como meta. ¡Enhorabuena de nuevo! En los 10 Km veríamos entrar como siempre a un potente Jose, ¡enorme tío!

Conocería a Pablo de @DrinkingRunners y a El Tío del Megáfono con un enorme placer (gracias por que mi fuerte no es la memoria ni las caras). Grandes tíos con su labor de recogida de Por allí llevaba desde primera hora Luis Blanco de @ATuRitmo dando caña y currándoselo como siempre: gracias por ser como eres y por ese "We weren´t born to follow".

Entrega de trofeos, sorteos... Running for a Dream, allí en el podio también estuvisteís vosotros, ¡equipo! ¡Por Vadim, por Athos, Jara y todos nuestros peludos!


Gracias a Sebastían Navarrete de la cual es una de las fotos que he puesto por aquí.  EVENTSTHINKER CHAPÓ, enormes, mi gran ENHORABUENA EN MAYÚSCULAS PARA VOSOTROS.
Gracias Vane por estar allí haciéndonos las fotos y aguantando nuestras cosas y a ti Fran, gracias bro.



Ruta para correr 2115147 - powered by Runmap 




Valoración final en
 El Calidómetro


17 may. 2013

Corriendo con "Running for a Dream".

En esta semana comienza algo muy especial. 

Hace ya tiempo que sigo de cerca las aventuras de Vadim y de toda su manada. Hace tiempo les encontré en la red y me mandaron un Fanzine solidario que les solicité con ilustraciones de galgos que con lo recaudado, irían a ayudar a una Asociación benéfica de apoyo a esta bendita raza.

¿Qué es esto? Esto es Running For a Dream.  ¿Y qué es
Running For a Dream

Pues en propias palabras suyas, "es una iniciativa en la cual Vadim, un galgo rescatado en Toledo, y todavía en muy buena forma, reivindica por causas que le merecen la pena. Lo hace de la forma que mejor sabe…CORRIENDO."
En
Running For a Dream quieren poner su granito de arena por un mundo no siempre justo, pero lo quieren hacer con un enfoque positivo y esperanzador. Les mueven sueños ya hechos realidad, como el de muchos galgos salvados del destino típicamente español de esta raza: muerte por ahorcamiento una vez finalizada su vida útil de caza, entre los 2 y los 3 años.

Los galgos son la raza canina más maltratada en nuestro país, hecho que fue denunciado a finales del 2011 fuera de nuestras fronteras por la Euro Cámara, quien dirigió una carta al presidente del Gobierno Español, en la que se pedía explícitamente que se pusiera fin a esta barbarie.
Afortunadamente cada vez es más la gente que conoce la situación y no se queda cruzada de brazos. Desde las asociaciones se intenta cambiar la ley, se denuncia, se promueve la adopción, se educa, y se comunica a la sociedad que los perros y gatos en general, y los galgos, muy especialmente, necesitan protección.

Por mi parte y en desconocimiento total de cualquier tema canino, hace más de año y medio que tengo la suerte de haber sido "adoptado" por Athos y poco más de medio año por Jara, los dos galguitos que viven junto a Carol y junto a mi. No puedo describir la sensación tan maravillosa de tenerlos al lado, de la paz y de la "educación" que día a día nos dan. Ellos comparten TODA nuestra vida e incluso alguno de nuestros entrenos, por que compartimos muchas cosas en común aparte de correr.

¿Running y perros? ¡Hay pocas cosas tan unidas!

En mi afán de ir más allá, conocía que la gente colabora con Running For a Dream llevando su mensaje a todos los sitios que pueden y que en su mayoría son carreras, teniendo "embajadores" de la causa en varias ciudades del País. Hablando con Lisi, uno de los miembros de su equipo, llegamos al acuerdo de que podría ser el embajador de Running For a Dream en Madrid.

¡Y eso es lo que quería decir! Qué tengo el pecho inflado de agradecimiento y orgullo por este honor y desde aquí darles las gracias, no solo por la labor que hacen, si no por permitirme llevar el mensaje por allá donde corra Athos, Jara, Carol y yo. A partir de ahora en mi camiseta no solo llevaré el escudo de la Panda del Muro sino también, muy cerca del corazón, el de
Running For a Dream.


Gracias por dejarnos ser parte vuestra

 

13 may. 2013

Vibram Five Finger Sprint

Cuando compré las Vibram Five Finger, no había ni leído el super best seller Nacidos para correr y ni siquiera sabía lo que era el barefoot. Las compré porque estuve investigando acerca de que los dolores de espalda de Carol podrían venir por el tipo de zapatilla usada, la postura al caminar y estar de pie y que estas la ayudarían en su mejora (curiosamente a Carol no se le fueron los dolores por las Five Finger sino en el preciso instante en que empezó a correr. Para que luego se digan tantas tonterías acerca de que correr es malo para esto o para lo otro...)

Así que compré dos pares aún siendo caras. Y en cualquier caso las sensaciones en cuanto tuve estas zapatillas en mis manos fueron que valían lo que costaban. Y casí que las llamaría guantes más que zapatillas, por que se ciñen al pie como tales.

El ajuste es perfecto e impresionante y la sensación rara al principio. Rara pero no incómoda. La libertad que le brinda a los dedos se nota de principio a fin y practicamente estas descalzo si no fuera por una ligera capa de apenas 3,5 mm de espesor. Ya solo el caminar se hace diferente y logras captar la atención de cualquier viandante que percibe que algo no es "lo de siempre".
Como guantes para los pies
En la historia de la marca Vibram, una empresa italiana que lleva 75 años haciendo suelas para botas de montaña de alta calidad, se cruzó un alpinista y diseñador industrial de nombre Robert Fliri que se acercó a la empresa con una novedosa idea. Su idea era la de un zapato ligero (un guante para el pie) que imitaría la experiencia de estar descalzo, ofreciendo protección al pie. Creía que mejorarían la tonificación muscular en los pies, así como el movimiento, equilibrio y postura.

Vibram comenzó a hacer los FiveFingers en 2006. En 2007, la revista Time los denominó como uno de los mejores inventos del año. Dos años después, el libro Nacidos para correr de Christopher McDougall, que estudia los beneficios de correr descalzo y en donde uno de los personajes, Ted Descalzo, describe su experiencia con estos "guantes", se volvió un bestseller. En 2010 un estudio de científicos expertos en evolución y publicado en la revista especializada Nature, afirmó que quienes corren descalzos, pisan con la parte delantera del pie y no con los talones, reduciendo las lesiones al evitar tanta presión sobre ellas.


Volviendo a mi propia historia y una vez ya había corrido descalzo y sabía más o menos como debía hacerse (habiendo hecho varios kilometros sin ninguna lesión), estos "guantes" resultaron ser una magnifica elección para poder correr sin zapatillas ya que el pie va totalmente descalzo pero protegido. La sensación es como si sumergieras el pie en algun tipo de material protector y se amoldara al mismo. Ni las notas.

Una fina capa de poliamida flexible sige el contorno del pie para su comodidad, y un cierre de velcro por encima del empeine y detrás del talón asegura un ajuste personalizado y firme. La suela Vibram ® TC1 de 3.5 mm de goma de alto rendimiento y que no deja marca está estriada con una cuchilla de afeitar para aumentar su flexibilidad y adaptabilidad a la suela de los pies del portador, además de ofrecer un gran agarre tanto en superficies húmedas como secas.

Cuando las compré hace ya unos 2 años y poco, solo tenían 4 modelos, pero a día de hoy tienen muchísimos. Recomendable para probar nuevas sensaciones pero ojo, SIEMPRE CON MUCHA CABEZA, nadie está exento de lesiones. Si sabes correr descalzo, esto es una grandísima elección.

Por unos 65 € en wiggle.

ACTUALIZO: después de varios comentarios solamente aclarar que estas zapatillas no son sustitutivas de nuestras zapatillas habituales de entrenamiento, como antes dije "para probar nuevas sensaciones".

Valoración final en
 El Calidómetro

6 may. 2013

Asics Gel Hyperspeed 5

Con el incremento de velocidad en el ritmo, tras la buena (tocaré madera) progresión en estos 4 años y en especial en este último, se me iba antojando unas zapatillas voladoras. Bien es cierto que las Asics Speedstar 5 me venían funcionando de lujo y es una zapatilla genial, pero quería aligerar 1/3 del peso ya que, aunque no crea que una sola cosa pueda ser definitiva, al final todo suma.

Debido a mi emperramiento (como lo llama el mister Héctor Carmona) con la marca Asics, busqué dentro de la misma unas zapatillas que fueran bien ligeras. Si bien el modelo Piranha me atraía, creo que resultaba quizá algo corto en amortiguación (aunque las tiene Jose y le han dado excelentes resultados) así que lo deseché fijando la mirada en unas zapas que cuando empecé a correr no estaban al alcance de mi peso y forma física: Asics Gel Hyperspeed.
Esta vez me hice con la 5ª edición de una de las voladoras de Asics. Me habían contado "buenos priropos" de ellas, incluso el Mister, sabiendo que solo quería unas Asics a priori, me terminó hablando bien de ellas.

· La primera sensación al ponertelas es ya un clásico en la marca, y esta es la comodidad. La comodidad y el ajuste, por que este último es perfecto, como un guante vamos gracias a la tecnología ASICS Racing Specific Last y a los cordones planos.
· Pesan muy poquito, apenas 198 gramos.
· La suela Magic Sole de este modelo mejora la ventilación.
· La tecnología Wet Grip rubber garantiza el agarre incluso en las superficies mojadas gracias a la mezcla especial como la cascarilla de arroz o el polvo de cuero.
· El upper presenta un nuevo diseño ligero y transpirable.
· La suela presenta unas aberturas que permiten la ventilación.


En definitiva, las Asics Hyperspeed 5 representan unas zapatillas de competición versátiles, perfectamente preparadas para ofrecer un buen rendimiento tanto en caminos como en pista. Eso sí, resulta quizás condicionante el peso y ritmo de carrera, que sin llegar a ser un keniata, exige quizás pesos por debajo de los 70 kg y ritmos cercanos a los 3:30 o inferiores.

Por unos 90€ en tiendas deportivas o en mi caso, menos de 70€ en 21run.com.