21 ene. 2014

Aquarunning aquajogging, carrera acúatica... o lo que es lo mismo: correr en el agua.

A falta de dos semanas para la San Silvestre Vallecana 2013, llevaba por suerte, una buena evolución camino de lo que sería mi Mejor Marca Personal. Buenos entrenos, algunos muy duros pero todo seguía su curso. Hasta que sufrí una contractura importante en el vasto interno que me obligo a "parar" 4 días. Si lo sé, es bien poco, pero para un corredor un día, se convierten en 24 horas, estas en 1440 minutos y... ya me entendeís.

Bien asesorado por Elena Estratopulos, amiga, corredora y gran profesional, estuve haciendo rodillo en casa y carrera acúatica. ¡Woow! ¡Esto es nuevo!

¿Pero qué es el aquajogging o el aquarunning?

El caso era realizar deportes en los que interviniera muculatura de carrera pero evitaramos el impacto para darle tiempo a a mejorar, evitando el quedarnos parados y con tendencia a perder forma.Como su nombre indica, la carrera acuática es correr pero en el agua. Ojalá fuera por encima de su superficie, lo cual indicaría que vamos a velocidades supersónicas pero me temo que el método para hacerlo es flotando.
Cinturon de flotación, indispensable
Solo necesitamos una piscina y un cinturon de flotación (¡no vayaís sin bañador!) que pueden dejarnos al acudir a cualquier instalación de este tipo. No hacen falta las gafas para nadar pero puede facilitarnos la evacuación del agua salpicada y evitar las mismas en los ojos. Importante ajustar bien el cinturón de flotación tratando de que quede bien ceñido ya que al flotar tenderá a subir y si va suelto puede incomodarnos. Como siempre que hacemos algo nuevo, primará la naturalidad, aunque la postura tenderá a ser vertical ligeramente inclinado hacia delante realizando los mismos movimientos al igual que si corrieramos.



Por norma general, si has nadado alguna vez en piscina de 25 metros y contado tus brazadas, 21 son las contabilizadas aproximadamente. Pues bien, con la carrera acuática o aquarunning tendrás que dar nada más y nada menos que unas 140 zancadas para alcanzar el otro lado. Y es que, aunque el avance es lento, se llega. Y el trabajo aeróbico es espectacular logrando una mejora de esta cualidad. Paciencia: las sensaciones se hacer extrañas cuando, acostumbrados a cubrir varios metros por segundo, apenas avanzamos. No obstante controlar la respiración de una manera muy parecida al correr, ya que el trabajo es muy parecido.

Esta "variedad" de correr está indicada para personas con sobrepeso, de edad avanzada, con problemas en las articulaciones, los que se encuentren en baja forma física o estén en fase de recuperación de alguna lesión como era mi caso personal. Imaginaros todos los benficios de correr quitando el incoveniente de impacto en articulaciones, ¿fantástico verdad?.

La diversidad ayudará a disipar la monotonía: podemos hacer, carrera continua, intervalos, series... Practicamente como si estuvieramos en la pista. Eso si, os digo, que media hora de carrera acuática da mucho de sí. Poco a poco, en equilibrio todo mejor.


3 comentarios:

  1. Que interesante Juanqui, aunque tiene que ser una sensación parecida a la de las pesadillas donde corremos pero no avanzamos jajaja
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Interesante, parar cuatro días se nos hace un mundo, y por lo menos así nos quitamos un poco el mono. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Ya me habían comentado como recuperador de lesiones, desde luego es interesante´Lo que me parece a mí es que debe ser pesado en cuanto al tiempo de ejecución, pero es una manera de no perder forma física.Un abrazo

    ResponderEliminar