30 abr. 2012

Maratón Popular de Madrid 2012

De nuevo la Gran Voz habla desde lejos. Aún muy lejos. Pero me sigue hablando, y eso signifíca que un día lo hará muy cerca. La Llamada del Maratón tiene una cadencia constante cada año. Ella sabe que con ella empezó todo y que con ella se volverá a unir todo. Tenemos una cuenta pendiente que saldar. Aunque aún no.

La fiesta volvía al corazón del corredor ese día. Desde la parada de metro de Barrio de la concepción, donde habíamos entregado un par de cachorritos de galgo que habíamos tenido en acogida, me despido de Carol y me dice que tengamos cuidado. Había quedado con mi tío en el Km 20, como el año pasado, después del avituallamiento y con una botella de gatorade rellena de cerveza dentro a petición suya. Si señores, habeís oído bien: CERVEZA, al más puro estilo tarahumara. Le pone como una moto. Hasta allí me dirigí con Fran que iba a acompañar a su vez a Javi en su primera maratón.

Con el tiempo justo, a los 8 minutos de estar allí vemos a Javi acercarse y avisarnos de ello. "¡Ánimo man!" le grito. No puedo evitar esbozar una sonrisa que se me sale de la cara cuando les veo irse juntos. Me gustaría haberme ido con ellos pero me había comprometido con mi tío. Varios corredores de La Panda del Muro pasan y me saludan, entre ellos David, que gustosamente me había cedido las Invitacione spara la Pasta Party (¡gracias tío!). Al rato mi tío se acerca desde lejos saludándome y me uno él: "¡Vamos campeón! ¿cómo vas?".  Me dice que va bien, en el tiempo justo, quiere hacer 3:30:00 y pasa la media como para terminar en 3:15:00. Le comento que se regule un poquito pero le veo mucho mejor que otros años. Justamente en la media veo a Guille, currándose la mayoría de fotos que aquí aparecen, ¡Gracias Guille!

Leoneses a la carrera
Todo transcurre con normalidad, se toma un par de tragos de cerveza y a los dos kilometros visualiza a un compañero suyo y me incita a adelantarme y saludarle para darle ánimos. Parece una tontería pero tratar de ganar unos 50 metros cuesta, pero volver a donde mi tío fue algo extremadamente fácil después de saludar a su compi y dejarme "caer".

La gente se desgañita en ánimos, aquello es impresionante, no es una competición, y si lo es, es con la ayuda y colaboración de todos: cada corredor se esmera en que los de alrededor vayan bien y viceversa. El "buenrollismo" me excita por doquier.

A la llegada a la casa de campo le noto algo raro: "Siempre se me atraganta este tramo" y tiene que caminar un poco. A la vuelta a la carrera le digo que ahora le cojo tras vislumbrar parte más avanzada de la carrera que ya baja por un camino paralelo. Haciendo uso de la hasta ahora buena vista que tengo, localizo a Javi y Fran: "¡Ánimo chicos!" les grito, devolviendome el saludo. De nuevo cojo a mi tío. Le noto forzado, lleva con la tripa revuelta varios kilometros y no sabe porque. ¡Qué rabia! La climatología es perfecta, no hace demasiado frío ni excesivo calor. Aprovecho una parada de mi tío para llamar a Carol, ya que llevaba el iPhone enganchado en el brazo, y decirla que todo va guay y por donde vamos
¡Echándole valor!
Voy animandole poco a poco, colocandome a 30 centímetros de él para no tirar ni forzar su ritmo. Al paso por el kilometro 33 una ligera molestia me recorre la parte exterior de mi rodilla derecha. "¡Bah!" trato de hacer caso omiso a una molestia sin sentido. Pero segun van cayendo los kilometros aquello se vuelve más grande... acabo agradeciendo alguna parada de mi tío para recuperarse. ¡¿Qué diablos le ocurre al "CHICOSINLESIONES"?! Disimulo para no desconcentrar a mi tío, pero en la subida hacia la calle Segovia se da cuenta y se lo digo. Por el camino agradezco que me echen ICEPOWER que me calma ligeramente, aunque el dolor en el kilometro 38 es algo fuerte ya. No quiero restarle tiempo a mi tío y quizás algo incoscientemente aguanto la "pedrá".

Encauzado el camino hacia Atocha queda menos pero sufro como nunca he sufrido en las carreras. Empiezo a pensar (desgraciadamente el ritmo al que íbamos me permitía pensar demasiado) y no me gusta pensar cuando corro por lo general... aquello viene por correr a un ritmo más lento de mi habitual velocidad, ¡no puede ser otra cosa! Estoy muy "mal acostumbrado a no tener lesiones" y aquello va fulminandome y empiezo a pensar en las ganas de llegar. La subida por Alfonso XII se hace dura y unos 500 metros más adelante gracias a una chica que me ofrece reflex me paro unos segundos para luego seguir un pelin mejor.

Cojo a mi tío y pesar de la situación sigo animandole. La gente chilla por ambos lados transmitiendo energía y en menos de lo esperado giramos a la derecha por el retiro. De manera algo surrealista saco el iPhone y llamo a Carol para decirla que acabamos de entrar por el Retiro y me indica donde están colocando. Varios organizadores me indican las salidas para corredores sin dorsal. ¡Qué rabia! Aguanto hasta que vemos a Carol, mi padre y mi madre emocionada y con la lágrima en el ojo y mi tía Lisi, donde mi tío Toño espera unos segundos repartiendo abrazos... ¡Lo hemos conseguido de nuevo! Allí me quedo, con ganas de entrar con él como el primer año pero sin posibilidad de hacerlo. Sin duda ha luchado como un león una vez más marcándose 3:38:00.

¡Hasta el final! · Reto conseguido
Paso la valla y me abrazo a Carol y saludo a mis padres mientras escondo un poco el dolor: Carol jamás me ha visto con molestia o dolor por correr, pero llega un momento en que no puedo disimular y tengo que parar de andar. ¡Me duele y mucho! Por fortuna a los tres días y tras una sesión de fisio y los efectos fantásticos del ICEPOWER ya estaba corriendo de nuevo. Pequeña sobrecarga en la conocida Pata de Ganso, inserción de tres tendones cuya forma recuerda a la de este ave y por ello su nombre y debido a ¡correr más lento de lo habitual! Así es: ritmos más lento con zancada más corta = más repeticiones e impacto más vertical. Cosas curiosas del correr. Javi acaba junto a Fran en maravillosos 3:13:00, ¡Enhorabuena Potro, te lo has currado!


Mi padre, mi héroe · Las mujeres de mi vida
Una vez terminada la prueba y a pesar de esas molestias la Gran Voz habla desde lejos. Cada vez menos lejos. Tenemos una cuenta pendiente que saldar. Aunque aún no.

 

23 abr. 2012

Camiseta Adidas running Rsp Singlet NAAM

La primera camiseta que utilizé para competir cuando me uní a La Panda del Muro fue la Adidas RSP Singlet Naam. Me sentí aún más integrado todavía en el grupo cuando me vestí con ella.

Con sistema ClimaCool que evacua el sudor hacia el exterior, evita la sensación de "mojado" y proporciona calor y la humedad a través de zonas específicas de ventilación  

Su sistema Formotion, hace que no solo el ajuste sea perfecto, sino que entre otras, evite la clásica rozadura por detrás de la axila, cerca del músculo dorsal, cosa que se agradece y mucho en mi caso. Este sistema ofrece nuevos cortes para crear prendas esculpidas que optimizan el ajuste y la comodidad de una mayor libertad de movimiento de los atletas en activo.


Está realizada en 100% Poliéster y se podrá conseguir por unos 35 €, aunque teniendo ya unos 3 años es posible que la hayan renovado bastante.


Valoración final en
El Calidómetro




16 abr. 2012

I Carrera Energizer Night Race 2012 (7,7 Km)

Una maravillosa y original idea presentó la gente de Energizer en cuanto a carreras populares. Al menos a mi me lo pareció. Ya se que en las ultramaratones y algunas carreras de montaña se corre por la noche con el frontal puesto, pero yo no lo había experimentado nunca en ninguna carrera. Y llego el día de hacerlo. Iba muy relajado la verdad, y para muestra, me había metido una partida de airsoft por la mañana de casí 5 horas, con varios kilos de carga como siempre.

Me despido de Carol y Athos, y al mirar a mi peludo amigo le guiño un ojo, y magicamente cierra uno de sus ojos, devolviéndomelo. Me reuní con Fran y fuímos al Juan Carlos I. LaraRun había ido también a la carrera y allí estaba. 


Blood brothers!
Recogidos el pack Energizer, compuesto de un frontal y un brazalete autoluminado, nos fuimos al coche a cambiarnos. La camiseta técnica de la carrera es fantástica, de las mejorcitas que nos han dado. Embadurnados con el maravilloso gel térmico de competición Galius Sport y chip en las Speedstar 5, realizamos el calentamiento. Después de un par de progresivos, vamos a línea de salida y nos colocamos debido a la gran afluencia, bastante atrás. Y este, señores organizadores de la carrera, es bajo mi punto de vista un tema a mejorar: no solo salimos todos juntos, la carrera de 1,7 km y la de 7.5 km (cabe aclarar que en la corta había muchos niños pequeños en primera línea de salida) sino que además el espacio es de los más estrechos con los que nos hayamos topado nunca. Fran toma muy buen ejemplo de mis salidas y aun habiendo salido detrás mía adelanta mejor que yo y se situa por delante de mí: - "Muy bien man, muy bien" le grito. Los primeros 200 metros se hacen lentísimos y no chocar con nadie ni sufrir una caída se convierte en casí algo fortuíto. En cuanto veo que al lado derecho deja de haber espectadores, me salgo 1 metro y adelanto por doquier, uff por fin, ¡qué libertad!

Ahora sí, tomo mi ritmo y empezamos. Poco a poco y aunque creo que voy algo lanzado sigo adelantando corredores. Al paso por 1,5 km, imagino que la elección de habernos apuntado a la carrera corta, no hubiera sido mala elección. Nos desviamos los de la carrera de 7,5 km hacia delante mientras llevo a unos compañeros algo sofocados al lado.

Al tran tran, me uno a un grupo de dos corredores que me adelantan y les sigo de cerca. Otro corredor viene por detrás y también se pone delante mía. Bajando gano fuerzas y al pasarle le ánimo: "¡Venga compañero, ánimo". Me dan ganas de decirle que queda poco, pero justo me cruzo con el cartel del Km 3. Los otros dos corredores van a unos 5 metros por delante y antes de llegar a otra gran cuesta me pongo al lado de ellos. Una especie de estado de paz me hace mantener el ritmo e incluso subirlo un poco en plena cuesta, dejandolos atrás.

Este estado de calma, lleva rato rugiendo por emerger  haciendo que recuerde los pensamientos de Micah True, alías Caballo Blanco, que en paz descanse este gran corredor de distancias enormes: "No luches con el camino, coge lo que te ofrece". 
Así lo hago. Voy suelto, me veo lígero, aunque en el fondo soy consciente de que vamos rápido. Paso el avituallamiento sin cogerlo. Empieza a molestarme un flato casí al instante en el que la lluvia empieza a caer unída con el viento, que nos golpea violentamente en la cara. El frontal de Energizer va iluminando todo el camino y el resto de corredores forman una magnífica estampa. Suena en el "reproductor" la mágica música de Eduardo Manostijeras, "Ice Dance": Carol y Athos apoyándome desde "muy cerca".

El flato sigue dandome la lata. Me pasan dos corredores que vienen con fuerza. Miro hacia delante, hacia la cabeza de carrera y tan solo distingo unas 8 luces, aproximadamente. ¡Voy muy delante! Eso me ánima y el esfuerzo hecho durante toda la carrera no puede desvanecerse por el flato. Me concentro, respiro hondo y me recupero pasado un kilometro. Reincorporo el estado de calma y voy con una sonrisa en la cara. Carol y Athos llevan en mi cabeza toda la carrera. Segunda lección de Caballo Blanco: "Piensa fácil, ligera, suave y rápidamente".

¡Explotando y disfrutando!

Ya no queda nada, tengo a un corredor al que me voy acercando poco a poco y comienzo a subir el ritmo. El disfrute en este punto es máximo y la adrenalina sale a borbotones en la recta final mientras adelanto al compañero con un toque en la espalda y dándole ánimos.


Endorfinas y compañerísmo en carrera   ·    Satisfacción total al cruzar el arco


¡Llego explotando y con un tiempo de 29:07 en 11º posición! El corredor al que adelanto llega y nos fundimos en un abrazo.

Fran acaba en menos de 30 minutos.

¡Mágnifica la propuesta de Energizer, repetiremos!



Ruta para correr 1514604 - powered by Runmap 



Valoración final en
 El Calidómetro

9 abr. 2012

5 Km MMT Seguros - Media Maratón de Madrid (2012)

Bueno pues...  4 horitas había dormido. Y después de una fantástica cena con cocktail, (aclararé que nada fantástica para el día anterior a una carrera, jejejeje) llegamos a casa después de la boda de Schumy y Auro ¡enhorabuena de nuevo chicos!. A las 7 suena el despertador y me levanto para compartir con Athos, un paseito de unos 20 minutos antes de que Corredera nos recoja al lado de casa, a Karmen, a Fran y a mí. Carol no puede venir, no solo es su cumple sino que además estaba bien tocada de la espalda...

Montados en el coche, seguimos al coche del Mister hasta el Retiro. Depués de mirar bastante y poder aparcar nos encontramos con Jose en la puerta lateral noreste del Retiro. Empezamos a calentar. Las sensaciones a pesar del poco tiempo descansado no son nada malas y unos 20 minutos antes de la prueba me tomo un botecito de "5Hour Energy", que previamente había probado el día anterior: un suplemento de vitaminas, cafeína y algún estimulante que supuestamente ha de darte un empuje en esfuerzos superiores.

Miro la hora y.... ¡bien! me he venido sin reloj. Genial, no hay problema. Vuelta a los orígenes: CORRAMOS POR SENSACIONES COMO ANTAÑO.

Nos encontramos con Mario en la salida y nos colocamos allí. Este año hay bastante más nivel que el anterior, se nota mucho nada más ver a todos los corredores y el tipo de corredores que son. Se regalan 40 bicis a los 40 primeros hombres y otras 40 bicis a las primeras 40 mujeres y temo que eso haya sido un desencadenante brutal: "la palabra REGALO y GRATIS tienen un poder más grande que el GATORADE", le digo a Jose y a Mario en la salida. A la espera del pistoletazo, noto los primeros efectos del 5Hour Energy, con las pulsaciones ya altas.

¡Pum! Salida endiablada y pasados 10 metros con la cabeza de carrera me relajo un poco asombrado por la impresionante imagen que describen los primeros atletas alejandose de mi posición, pero es que prefiero hacer un ligero desgaste los 200 primeros metros y correr cómodo que salir despacio y entorpecido por la marabunta allí reunida.

Antes de la bajada por Menendez Pelayo, Jose y yo ya vamos juntos. Es una verdadera máquina digna de admiración. Metros más adelante se me despega un poquito y yo sigo a mi ritmo. Empiezan a caer corredores, no llevo reloj pero voy rápido, cercano a 3:40. Se acerca de nuevo: empezamos a subir la Calle de Alfonso XII en busca de La Cuesta del Ángel  Caído. Es ahí donde caen más corredores. Ánimo a un chaval al que paso, mientras trato de no mirar la pendiente que hay y los metros que quedan. Jose también esta cerca. Al final de la subida trato de subir un poquito el ritmo, a pesar de lo tocado que te deja esa cuesta.

Entrando con Fran y Hector en la media
Falta un kilometro. Ahora sí que debo apretar. Y aprieto, y aprieto llegando a la recta final siendo consciente de lo larga que es y que debo esprintar con cabeza. Dejo caer los metros hasta que quedan apenas 150 para la llegada y comienzo a esprintar. Karmen por allí presente se desgañita en ánimos. Se que Carol también me anima: entro en meta marcando un tiempo de 17:52, un gran tiempo para mí y en el puesto 62 del total, 37 de mi categoría.

Aquí no acaba la carrera: después de recuperar unos minutos voy en busca de Fran y el Mister a por Corredera para darles ánimo en los últimos kilometros de la Media. Antes de llegar al Km 15 me cruzo con Corredera y le ánimo. Tras por lo menos 15 minutos en el kilometro 15 subido a una valla y sin ver a Fran y extrañado me uno a Roberto Sanmillán y David Maté hasta el kilometro que pasa al lado del retiro tratando de buscar de nuevo a Fran en algún lado: se ha debido de escaparme. Pasando al lado de la meta veo a Corredera y corro con él unos 70 metros. Parece que le doy algo de subidón.


El mister y sus atletas   ·      Corredera, Fran y yo

Salgo por la entrada del retiro y a la derecha corro un poco más hasta encaramarme a una valla de nuevo: veo de nuevo muchos corredores pasar, un sevillano que me había visto en la otra punta me grita -"Quillo, ¿cuánto corres que estas en todos los lados?". Hasta que al final reconozco a Fran. Va con Héctor y otro amigo. Me uno a ellos no sin darle mis ánimos. Fran ya va justito pero lleva buena carrera hecha.

Fran termina en 1:30:00 y Corredera en 1:23:00, ¡tiempazos y enhorabuena a los dos!




Ruta para correr 890195 - powered by Runmap 



Valoración final en
 El Calidómetro


2 abr. 2012

Asics Speedstar 5

Le tenía ganas a este modelo. Muchas. Ya las ví en la Feria del Maratón de Madrid en el 2011 junto a mi primo Minky, pero por entonces mis Speedstar 3 seguían respondiendo como la seda y me quedé con las ganas. Y como me suelen durar más de lo normal, me daba hasta miedo que saliera la siguiente versión y no poder encontrarlas y disfrutarlas. Así que al  límite, las pillé de milagro. Aún sin necesidad de ellas, mis Speedstar 3 tenían ya cerca de unos dos años y medio en competición, junto con algunas series añadidas en los entrenos y aunque seguían respondiendo, presentaban desgastes ya en la parte textil. De nuevo en el fantástico Factory de Las Rozas las encontré a un precio impresionante (77 €). Poseían el mágnifico y sobrenatural aspecto que tenían el primer día que las ví, y flipe en colores.

¿Y que las hace tan "mágnificas y sobrenaturales"? NADA.
Es broma, aunque en parte no estoy mientiendo. Más allá de las mágnificas prestaciones a las que nos viene acostumbrando el modelo Speedstar, el diseño de la Nº 5 lo es todo: esa sencillez, carente de elementos superfluos y sin ninguna otra necesidad que la de ornamentar la convierten en el minimalismo en estado puro. Hasta el mismo logotipo de la marca aparece casi como por arte de magia sin estar "dibujado" en la zapatilla.


Son tan válidas para carreras de 5 Km como para correr una maratón. Probadas en series y en competición, la respuesta es excepcional (yo peso unos 71 Kg), un ajuste impresionante y una buena ventilación.

Speedstar 5: exquisiteces para los pies

Características destacables:

· Exterior realizado con un nuevo recubrimiento mediante una sola pieza.
· El ajuste no es perfecto, es pluscuamperfecto. 
· Amortiguación sensacional, muy buenas sensaciones en el apoyo y el despegue.
· Han añadadido la guidance line.
· Incorpora la tan buena lazada asimétrica siguiendo la forma del pie.
· Estéticamente es brutal.
· Indicada para corredores neutros (¡pronadores pillaros unas plantillas y probarlas!)
· Soporta hasta corredores de peso medio (hasta unos 75 kg van genial).
· 260 gr de peso.

Su precio está sobre unos 100 €. Posiblemente al publicar esto ya esten en camino la versión 6 que ya pude ver tras investigar un poco. Pero si encontraís la Speedstar 5, estéticamente no tiene comparación.

Valoración final en
El Calidómetro