17 dic 2020

Pantalón corto Nike Tech Pack Future Race

Vale si, estamos en invierno. Pero a pesar de las bajas temperaturas, algunos "locos" corremos en pantalón corto en las carreras. (Menos mi amigo Julio, él en corto y sin camiseta ;) ) Y tocó renovarlo. Tras el verano, se les da un buen achuchón y la alta temperatura que sigue aguantando, hace que los estires incluso hasta octubre en los mismos entrenamientos.


En esta ocasión iba decidido a comprar un modelo en concreto (Nike Aeroswift) y esta vez masculino. ¿Cómo? Sí, masculino. Resulta que hasta hace pocos años no encontraba ningún pantalón de la marca que me gustara, dentro de mi género, así que optaba por modelos femeninos dandole pie a mi amigo Fran a decir "que me gustaba vestirme con ropa de mujer", levantando ciertas risas entre él y Javi.


Buscaba el Aeroswift porque es un modelo de alta gama que permite un rango muy alto de movimientos aparte de ser muy cómodo. Al final entre pitos y flautas... Lo conseguí pero era muy largo para mi gusto con 11 cm (Nike dispone de varias medidas) así que al tratar de cambiarlo me ofrecieron el Tech Pack Future Race (8 cm). 

Y a primera vista me encantó el diseño futurista que tenía: sin costuras, de una pieza y con un tejido superflexible que permite un rango tan amplio de movimientos como el diseño que andaba buscando. Si hay algo que lo define es comodidad y transpirabilidad, gracias a las perforaciones por láser que nunca había visto en un pantalón. Lleva el clásico slip integrado que proporciona un ajuste perfecto y buena sujeción. En la cintura, el cordón regulable se adapta perfectamente mientras que el elástico que lo rodea se ajusta suavemente y sus miles de perforaciones ayudan a evacuar el sudor.


En carrera, el Tech Pack Future Race ni se nota, cero roces, cero molestias y una transpiración muy buena, ajuste perfecto y supercómodo. Dispone de hasta cuatro bolsillos (dos delanteros más pequeños y otros dos traseros más grandes). 

Su precio inicial es de 70€ aunque lo encontré rebajado por menos de la mitad. Muy recomendable.


9 dic 2020

Nike Air Zoom Pegasus 37

Otra revolución en Nike.

Después de la gran acogida que tuvo en mis pies la Pegasus 35, me llegaron a la vez tanto la 36 como la 37. La 36 la hemos tratado en la anterior review y la 37 merece una mención aparte.

Si bien la versión 36 presentaba pocos cambios (a mejor) de la anterior (la 35 era una zapatilla que ya había evolucionado bastante) en este caso el modelo Pegasus vuelve a pegar "otro estirón" con varios cambios significativos, haciendo que la morfología cambie tanto que parezca otro modelo diferente.

El upper es muy fino, translucida y muy transpirable. La lengüeta mantiene el grosor de la 36 y la forma de V adaptándose al tobillo. Desaparece el Flywire y se añade las “Midfoot Bands”, ojales más gruesos que asegurar el pie al apretar los cordones. La anterior cápsula de Zoom que abarcaba toda la suela pasa a ser el doble de grande y con presiones diferentes en las versiones de hombre (20 psi) y mujer (15 psi), situándola en el medio pie, cerca de la zona de transición e impulso. 




Todo esto tiene mucho sentido si la mediasuela cambia también. Y es que ahora pasa a ser de Cushlon a React siendo un 11 % más blando y con un 13 % más de retorno de energía que otros foams. Es un material que como ya indique en las Nike Epic React daría mucho juego en versiones posteriores y lo seguirá dando, gracias a su comportamiento. La parte del talón es más agresiva y elevada. En cuanto a la suela presenta un patrón parecido a las anteriores Pegasus pero esta vez cambia los pentágonos por cuadrados. Buen agarre tanto en tierra como asfalto y con una densidad de caucho grabada en el talón de OG/RS 001.

En carrera me han impresionado mucho. Tremendamente cómodas desde el primer momento, son unas zapatillas para rodar, totalmente polivalentes como sus predecesoras pero aún más reactivas, cómodas y rápidas. Recomendadas para corredores de no más de 85 Kg, se mueven genial tanto en ritmos de 5 min/km como por debajo de 4 min/km. 280 g y drop de 10 mm.






 


27 nov 2020

Carrera Vuela 2020 (5km)

Tenía muchas ganas de carrera. Llevaba casi un año sin competir. Y en este año parecía algo totalmente imposible viviendo el panorama que tenemos. Eventsthinker, organizadores de eventos deportivos, había realizado algún cross pero no terminé de lanzarme. No obstante, en uno de los entrenos, Schumy me hablo genial acerca del protocolo que estaba siguiendo Eventshinker y que estaba dando muy buenos y satisfactorio resultados. Así que me inscribí en la distancia de los 5 km de la Carrera Vuela, contra la Violencia de Género, cuya recaudación iba destinada para combatir esa lacra de la sociedad que lamentablemente nos acompaña. La noche anterior sentí ese hormigueo de carrera previa, tan especial como hacía casi un año en la última competición. Mi ropa y mis Nike Zoomfly descansaban a la espera. 
Por la mañana, café y crema Galius Sport en mis piernas y fuimos para allá.


Allí, domingo 22 de noviembre, me presente junto a mi Padre (gracias por la logística y todo el apoyo como siempre) en la carpa que me correspondía para recoger mi dorsal (previamente había recibido un email con toda la información e instrucciones a la hora de seguir dicho protocolo de seguridad) y a la hora indicada para evitar aglomeraciones. Me tomó la temperatura Cellou gran amigo y persona que andaba por allí echando un cable. Recibo un sobre cerrado con mi dorsal/chip y otro con una mascarilla para tener al inicio de la prueba y de la que me puedo deshacer en caso de que quiera correr sin ella. Por allí veo a Darío, Diego y bastante gente conocida. La línea de salida es una inmensa cuadricula de conos perfectamente alineados y separados por una distancia de seguridad en la que cada uno contiene los números de los dorsales. Ubiqué donde estaba el mío para colocarme en su momento y me dispuse a calentar. A menos de 10 minutos de la salida y desde megafonía, Luis Blanco informaba de la necesidad de colocarse en los conos a todos los participantes. Una vez colocados, cerca de mi amigo Mario, Sergio y Jose, llegada la hora se inició la salida. Los cuatro primeros salieron disparados y cada 5 segundos saldrían los siguientes cuatro. Cuando te encuentras en las segunda fila, a unos 10 segundos de salir, tienes colocados a ambos lados unas papeleras para tirar la mascarilla y estar listo a la salida. Mano en el Garmin y...¡Salimos!


La emoción de correr me invade y con mi propio ritmo, empiezo a "trabajar". Me iría acercando progresivamente hasta coger a mi amigo Mario más o menos a la altura del primer kilometro donde nos animamos y tiramos juntos. El circuito (todo asfalto) pinta fácil de momento pero somos conscientes de que la mitad será todo lo contrario. Vamos en bajada con un ritmo cercano a 3:30 min/km y se nota. No sería obstáculo para sonreír, presa del disfrute y adrenalina surcando cada rincón del cuerpo. Al final de la bajada comienza el desvío del resto de distancias y nos unimos a Sergio. Tiramos los tres unos metros y antes de iniciar la subida, Mario, cual cohete, empezó a aumentar ligeramente el ritmo (jamás le había visto tan en forma y corriendo tan bien), lo suficiente como para despegarse algo de mí y más de Sergio. Íbamos ya lo bastante rápidos y no me ví con fuerzas de seguirle. Pero inconscientemente me mantuve cerca. Ascendimos al tran tran adelantando un par de corredores y animándoles mientras veíamos como el último kilometro pasaba a nuestro lado. Al acabar la subida me hallo pegado a Mario y le animo mientras hacemos la rotonda que uniría con la recta de meta, unos 500 m para el final. Meto una marcha más a sabiendas de que me quedan fuerzas para mi clásico apretón final (lo que mi amigo Fran denomina "siempre queda algo en el sótano") y le adelanto arengándole de que me siga y tiremos juntos. Aprieto un poco más y como siempre por la cabeza, la idea de si no habré iniciado muy pronto el sprint. Aguanto y aguanto mientras disfruto. Mentiría si dijera que en mitad de aquel esfuerzo, quizá el más grande de la carrera no disfruto como un niño. Y es ese niño que aún llevo dentro el que no deja de sonreír, mientras oigo en mi cabeza a Carol y Carlos diciéndome "¡Ánimo Papá, tú puedes!", lo que me hace apretar aun más hasta que cruzo la meta eufórico mientras la organización pendiente me entrega otro sobre con mascarilla y medalla conmemorativa muy original con logo de la carrera. Entro con 18:08, 8º puesto y 7º de mi categoría. A los pocos segundos Mario y Sergio.


Chapó por la organización. He quedado alucinado al ver que se pueden seguir haciendo cosas, con cautela y precaución pero vaya, muy bien hechas. Gracias Jose Manuel y Alejandro por seguir dándonos la oportunidad de poder disfrutar con el deporte, algo tan necesario en estos tiempos y ahora aún más.


Sin duda, la idea será repetir con Eventsthinker, por lo bien organizado y el como se llega a palpar el trabajo bien hecho, con pasión y ganas.




12 nov 2020

Garmin Forerunner 235

Hace ya unos tres años que pegué el salto de los relojes "normales" a los que llevan GPS. Personalmente siempre le he dado poca importancia y he llevado simplemente los que tenían un cronómetro y ya. El último hasta la fecha fue el Timex Ironman 150 Sleak con la tecnología Tap Screen que hacía muy fácil iniciar y acabar con la cuenta numérica en cada serie o rodaje.


Pero cuando tras años falló y me regalaron otro que debido a un problema y al pésimo servicio técnico que Timex ofrece en nuestro país (al menos en mi caso) cayó en mis manos la oportunidad de adquirir un Garmin Forerunner 235 con el tan llamativo pulsómetro en muñeca. A priori y de forma resumida lo que ofrece es:

· Seguimiento de distancia, ritmo, tiempo, frecuencia cardiaca y más datos.
· Funciones de conexión: cargas automáticas a Garmin Connect™ la App que sirve com plataforma del producto, seguimiento en tiempo real, indicaciones de audio, notificaciones inteligentes y capacidad para compartir en redes sociales.
· Recuento diario de pasos, distancia, calorías y sueño (esto último es bastante interesante).
· Descarga campos de datos, pantallas para reloj, widgets y aplicaciones en Connect IQ (otra App en donde encontrar más cosas en la que hablaré más abajo).
· Acompaña un cable de carga (almacena hasta 200 h de datos de actividad) y transmisión de datos (el rendimiento de la batería es muy bueno, varios días incluso usándolo como reloj normal. Según el fabricante 9 días como reloj inteligente y 11 horas en modo GPS).

Frecuencia cardiaca en la muñeca
Mediante un sensor óptico que mide continuamente,  ofrece la posibilidad de correr sin cinta para pecho algo bastante más cómodo aunque en teoría menos fiable. El indicador de distintos colores determina tu zona de frecuencia cardiaca y tus pulsaciones por minuto en tiempo real.

Personaliza tu dispositivo y entrenamiento
Posibilidad de descargar sesiones y planes de entrenamiento avanzados desde Garmin Connect. Del mismo modo y mejor aún, puedes personalizar tus entrenamientos preparando fartleks y otro tipo de sesiones, campos de datos y descargar pantallas para el reloj, widgets y app gratuitas en Connect IQ.

Dentro y fuera 
Un acelerómetro integrado capta datos relativos a ladistancia y ritmo al correr en interior , sin necesidad de podómetro. Al terminar d, actúa como un dispositivo de seguimiento de actividad, y cuenta pasos y calorías quemadas a lo largo del día. También te recordará que debes moverte si has estado sentado durante más de una hora, algo que termina siendo pesado si estas en clase (por fortuna desactivable . Forerunner 235 es compatible con satélites GPS y GLONASS para localizar la posición de forma rápida y precisa aunque te encuentres en sitios complicados.



Sencillo
Gráficos, tablas y mapas concisos y fáciles de comprender para consultar actividades, realizar un seguimiento del progreso y cargar y compartir de forma inalámbrica datos relevantes con la red en línea Garmin Connect. Así, puedes competir con amigos en pasos semanales o carreras, y comparar resultados en tiempo real, mediante la  función LiveTrack. También puedes usar enlaces de conectividad inalámbrica como el bluetooth  para recibir condiciones meteorológicas actuales, pronósticos del tiempo y notificaciones inteligentes. La transmisión de datos se realiza mediante bluetooth al Smartphone, al menos la más sencilla.


Luce personalidad 
Descarga gratuitamente la App 
Connect IQ para personalizarlo con la foto que quieras de tu smartphone. Solo tienes que descargar la aplicación, elegir una imagen de la galería de fotos, seleccionar un estilo de hora y configurar el resultado como la esfera de tu reloj. Una opción bastante chula para darle un toque único.


En resumen 
Este Garmin corresponde a una gama media y con muchas posibilidades para sacarle partido al entrenamiento. Contabilizar los datos y rutas y dejarlos registrados es interesante, siempre y cuando no abusemos de los datos e interfieran en nuestro entrenamiento (como por ejemplo estar mirando a cada paso el ritmo que llevamos). Personalmente creo que este modelo es muy recomendable y tiene tantos extras que tengo que reconocer que no conozco ni la mitad de cosas que puede llegar a hacer. Actualmente por un precio menor de 200€.


11 nov 2020

Circuítos de fuerza (II)

Hace ya varios años desde que escribí la entrada dedicada a los Circuítos de fuerza y ahora me propongo a desglosarlos un poco más. Si bien podemos elegir diferentes ejercicios estáticos, una buena programación de los mismos nos facilitará la ejecución de los mismos, así como su recuperación. 

Durante todo este tiempo, la experiencia y estudios me han ayudado a comprender que La Fuerza es uno de los puntos más fundamentales a tener en cuenta en el entrenamiento de la carrera: estar más fuerte para correr más y no correr más para estar más fuerte. Es decir, adquirir fuerza para correr mejor y no querer correr más para ponernos más fuertes. Espero haberme explicado.

Beneficios y funciones
· Desarrollo sólido de fuerza y resistencia muscular, para posterior carga más intensas.
· Trabajo específico de grupos musculares descuidados.
· Preparación de potencia anaeróbica.
· Aportan variedad al programa de entrenamiento.
· Evitan lesiones.




¿Circuítos de fuerza?
Su nombre real, (Circuítos Oberon) se debe a la Escuela del Corredor Oberón XXI de Madrid y se supone que es una adpatación de los circuitos Oregon para hacerlos "más asequibles".  Se suelen realizar al inicio de cada temporada, que, además, suele ser en otoño, la estación más lluviosa. Pero podemos hacerlos en cualquier momento de la temporada (recomendable hacerlos al inicio de temporada).



¿Cómo se hacen?
Se inicia y acaba con 100 m a ritmo medio. Después de cada 100 m se hace un ejercicio. Los 100 se deben realizar a velocidad media y a continuación, sin recuperación, se realiza un ejercicio estático. Rápidamente inicia el siguiente 100. Y así sucesivamente hasta el final, que acaba con otro 100. Los ejercicios a realizar pueden ser 8, 10, etc. en función de la intensidad a entrenar y las repeticiones también.



Un ejemplo podrían ser:
1. 100 m + 10 fondos de brazos
2. 100 m + Multisaltos  (20 pata coja: 10 por pierna, 10 pies juntos, 10 abriendo y cerrando)
3. 100 m + 20 Abdominales
4. 100 m + 10 Saltos con rodillas al pecho
5. 100 m + 10 Lumbares (elevando sólo el tronco unos 30º)
6. 100 m + 20 Sentadillas
7. 100 m + 10 Fondos de brazos
8. 100 m + 20 Abdominales
9. 100 m + 10 Triceps en banco.
10. 
100 m + 5 Burpees + 100 m

¿Fácil no?

3 nov 2020

Nike Air Zoom Pegasus 36

Trás el gran éxito que tuvieron las Pegasus 35 en mis entrenos, decidí apostar de nuevo por la siguiente versión.


En cuanto a cambios, esta nueva versión presenta menos que más y sinceramente me parecía normal después de la revolución que causó el modelo anterior. Si algo funciona, a veces hay que cambiarlo poco salvo que sea otro salto evolutivo más grande.


Así que después de estas líneas nos encontramos con que la Pegasus 36  cambia el formato de lengüeta a una minimalista, sin acolchado y no fijada a la cordonera logrando un mejor ajuste y aliviando unos gramos. Presenta un upper más ventilado y que transpira mucho mejor gracias a la disposición y diseño del tejido que han usado. En la cordonera, unos ojales de una pieza más reforzados parecen rematar ese ajuste. Los cable Flywire cobran protagonismo (rodean la zapatilla dando mejor ajuste y sujeción). La pieza de Zoom sigue cubriendo toda la zapatilla y funciona muy bien a pesar del ligero espesor, envuelta por la espuma cushlon tan característica de esa zona y de este modelo y la suela es un calco completo de la edición anterior.


Seguimos teniendo una zapatilla para rodajes, más ágil y rápida de lo normal (impresionante como se comporta de bien en ritmos por debajo de 4 min/km) con una amortiguación muy agradable para corredores de hasta 80 kg. Peso 285 gr y Drop 10 mm.






 

26 oct 2020

Nike Epic React Flyknit

Gracias a una gran oportunidad que se me brindó, tuve la posibilidad de adquirir este modelo al que le tenía muchas ganas. Según los de Oregon, es una zapatilla que vale para todo y la verdad es que no estoy del todo de acuerdo.

Lo que más llama la atención es que e Suna zapatilla con toda la suela hecha a base del compuesto React de Nike, pero ¿qué es el React?


En los años 90,la marca americana Converse denominó así a su sistema de amortiguación. Nike ahora dueña de Converse, ha pasado a utilizar este nombre para este compuesto que busca reactividad y amortiguación, comodidad, ligereza y durabilidad. No se sabe la composición pero si que esta hecha de goma sintética. Tras tres años, con cientos de combinaciones químicas, 27.000 km por corredores populares testeandola junto a élites como Kipchoge se logra una espuma un 11% más blanda que Lunarfoam y con 13% más de retorno de energía. Al tacto es una espuma más suave que los clásicos materiales de EVA.

El upper tiene un diseño bastante sencillo, muy ventilado y bastante robusto. Era la primera vez que probaba el sistema Flyknit de Nike (como una especie de calcetín que envuelve todo el pie de una sola pieza) y la verdad que no he quedado muy satisfecho, al menos en este modelo: con el uso parece que perdiese ajuste interior el pie con la zapatilla. No creo que el sistema falle sino que en este modelo al menos para mí no funciona igual de bien. Echo en falta el sistema flywire y algo más que le de robustez a la zapatilla pero ahí ya entramos en terreno personal.

La mediasuela es más alta y ancha de lo habitual, sobresaliendo más allá del talón para dar más soporte y estabilidad (en este punto me recordaron mucho a las Adidas Energy Boost y me atrevería a decir que está muy enfocada para talonadores) tanto en lo largo como en lo ancho y a pesar de estar hecha de un material tan suave lo han corregido con una pieza de TPU (heel shelf) que rodea el talón por detrás evitando movimientos laterales de tobilloLa suela tiene un perfil ligeramente curvado para facilitar el aterrizaje y una transición rápida al despegue como viene haciendo la marca en sus últimos modelos para correr. Para evitar un desgaste tan rápido en la tracción, un compuesto de caucho de mayor resistencia recubre la parte final del talón y antepie.


Como conclusión tenemos una zapatilla perfecta para ritmos lento o rodajes regenerativos. No me ha parecido especialmente ágil ni rápida y hecho en falta más sujeción. Por el contrario no he encontrado zapatillas tan cómodas desde el principio hasta el final de su vida que serán ideales en procesos de recuperación (tras una lesión o un entreno fuerte) gracias a su tacto blando al pisar. No obstante el React va a dar mucho que hablar ya que más allá de mi opinión en esta zapatilla, creo que es un paso de gigante que bien aplicado va a ser de gran aplicación como veremos más adelante en las Pegasus 37.










13 oct 2020

Nike Air Zoom Pegasus 35

Tras varios años calzando todo tipo de zapatillas de la marca Nipona, Asics (Nimbus, Speedstar, Hyperspeed...) con muy buenos resultados, sentí cierto estancamiento en la marca (muy pesadas, excesivamente anchas) y con sensaciones algo más torpes al desenvolverme con ellas. Pasé por Adidas con muy buenos resultados (Glide Boost, Adios Boost y Energy Boost). Pero tras el salto a las Nike Zoom Fly con tan buenos resultados, decidí avanzar algo más y adentrarme en la marca que siempre y por algún motivo desconocido había rehusado. Así que en el Black Friday de 2018 aproveché un magnífico descuento que me brindaba comprar la Nike Air Zoom Pegasus 35 por 59€ (precio original entonces de 120€). Me llamó la atención el minimalismo y la agresividad del diseño para ser unas voladoras y obviamente el precio.


Cuando llegaron y me las probé la sensación de comodidad iba incluso por delante de las Zoom Fly. En movimiento, con un ajuste perfecto la primeras sensaciones de amortiguación fueron excelentes gracias a la espuma usada, Cushlon, con mayor proporción de caucho. Me asombró que siendo una zapatilla rodadora, era muy ágil, perfecta incluso para alguna competición. 

Más ligeras, transitables y con mejor sujeción que su predecesora, sin duda era un modelo que había avanzado tanto, que no parecía la misma zapatilla de una versión a otra empezando por el acabado del talón (derivado de todos los avances desde el Breakin2) y adentrándonos hasta la cápsula  Zoom Air de unos 5 mm de espesor que abarca toda la zapatilla y que consigue una muy buena amortiguación sin perder pegada. El upper es bastante resistente y flexible, la lengüeta cosida ayuda al ajuste  rematado por la tecnología Flywire: minicordones ubicados en ambos lados sujetando los cordones y abrazando aún más el pie. Tiene algunos elementos reflectivos para aumentar la seguridad en las horas sin luz. El talón tiene un especial diseño para ofrecer poco roce al talón y sin duda para una mayor facilidad al ponertelas.
Suela con buen agarre en asfalto e incluso en tierra, muy buena estabilidad y como decía antes muy ágiles para ser de rodaje. Totalmente recomendadas, a día de hoy con las Pegasus 37 (de las que hablare más adelante), estarán muy rebajadas. Me he encontrado tan agusto con ellas, que he decidido quedarme un tiempo con esta marca. Peso de 280 g y Drop de 10 mm.


5 oct 2020

Nike Air Zoom Pegasus 36 Trail Night

Más por capricho que por necesidad, pues no pensaba ponerme a correr trails (aunque me gustan) y por el precioso color rojo oscuro de la edición limitada que sacaron en Europa, me hice con este modelo. No es que la marca americana tenga un curriculum muy amplio en el terreno del Trail, pero sin duda este modelo viene pisando fuerte. La morfología de la zapatilla cambia bastante de sus hermanas de asfalto aunque mantiene ciertos elementos de la marca y del modelo Pegasus.


El upper muy ligero a pesar de llevar tres capas a modo de sándwich, con muy buena transpiración gracias a la parte superior perforada, refuerzos laterales en la parte anterior del pie y posterior para posible roces con rocas u otros elementos del terreno. La parte del talón sigue el camino de las Pegasus 35 minimizando el roce con el talón. La parte interna del upper aporta comodidad, evita rozaduras y ayuda a llevar la lengüeta cosida para que no se mueva, que por cierto, viene a ser extremadamente fina, algo que se agradece pues aporta mejor ajuste al pie. 


En el apartado de la amortiguación este modelo a diferencia del resto de la gama Trail, cuenta con dos unidades de zoom, en el talón y en la parte delantera todo reforzado con espuma cushlon asegurando buen retorno de la energía. Puedo asegurar que se notan ambas unidades con muy buena respuesta en la pisada.
La suela, que replica a la Pegasus asfáltera pero adaptándose al trail, cuenta con unos tacos, que  aseguran un óptimo agarre y tracción potente, 5mm. Peso 257 g y Drop 10 mm.


En definitiva, tenemos una zapatilla perfecta para correr por el campo siempre y cuando no sea excesivamente técnico, asegurándonos una versatilidad también a la hora de correr por asfalto donde se muestran ágiles para ser una zapatilla de trail. Unas zapas super cómodas, perfectas para pisar rocas, atravesar charcos y subir los terrenos más escarpados. Muy recomendadas.


29 sept 2020

Nike Zoomfly

En la San Silvestre del 2017, en un esfuerzo marketiniano que le salió de lujo, Nike metió en el podio de la carrera a tres corredores con el mismo modelo de zapatilla: Nike ZoomX Vaporfly 4%. Estas zapatillas empezaban su prodigiosa andadura real en ventas ya que, venían de meses anteriores, del llamado "Breaking2" en donde un 6 de mayo de 2017, Eliud Kipchoge, Lelisa Desisa y Zersenay Tadese intentaron cruzar la línea de meta bajando de las dos horas en 42.195 m. Fue en Monza (Italia), donde Eliud se convirtió en el corredor de maratón más rápido de la historia, con una marca de 2 horas y 25 segundos. Se midió todo hasta el milímetro para conseguir la hazaña y aún así no salió. Pero las ventas si. Y es que en esta zapatilla se produjo un trabajo de estudio e innovación de grandes proporciones. 

Eliud y compañía en el Breaking2
Eliud y compañía en el Breaking2

Y todo esto nos lleva a la versión "barata" de ese modelo en el que hablaba en líneas anteriores. Dicha versión era más barata, en un movimiento de la marca por acercar esas innovaciones al resto de corredores amateurs, pero sin duda no resultaba una zapatilla asequible a cualquier bolsillo. El caso es que pasados unos meses empezaban a mostrarse ofertas asequibles y yo quise hacerme con un par (concretamente en Bikila y bien asesorado por Javier López Villarubia) para experimentar un poco todo aquello y lo bien que hablaban de ella: Nike Zoom Fly. 

Simplemente la forma ya desencaja al principio: talón muy elevado (para ser rápidas), un aspecto agresivo y un diseño más bien minimalista (no me refiero a zapas minimalistas). Nada más calzártelas, la sensación es diferente a cualquier otra zapatilla. La inercia hacia delante se muestra incluso en parado. Con unas zancadas de prueba en la tienda me las llevé y en el primer rodaje pude constatar que era un auténtico disfrute correr con ellas. No había tenido unas sensaciones tan molonas con ninguna otra zapatilla y es un verdadero disfrute correr con ellas. Hay cierto impulso y rebote al correr con ellas, sobre todo en ritmos rápidos. En ritmos lentos la buena amortiguación que tiene produce una sensación de comodidad. Son muy cómodas, ofrecen buen agarre a la tracción en asfalto (ojo con la tierra, por que no es su elemento)  y en concreto este modelo envuelve y sujeta muy bien el pie. Para no llevar ninguna cápsula de Zoom tienen una amortiguación buenísima y a pesar de ello una respuesta buenísima en cada zancada ¿Qué las hace tan especiales?


Empezando por el upper, el tejido Flymesh aporta una buena transpiración, bastante resistencia al desgaste y sujetando muy bien todo el pie. Los cables Flywire ayudan en la sujeción de los cordones. Justamente debajo tendríamos la tan famosa placa de carbono, que en el caso de las Zoom Fly es de Nylon con carbono inyectado. Ha habido mucha polémica al respecto, sobre si esto es una ayuda extra o no. Y más bien tras muchos estudios vendríamos a confirmar que no todo es la placa en sí, sino la combinación con la ligera espuma que incorpora que viene a ser de Lunarlon, exclusiva de la marca, obteniendo una pisada reactiva y suave.
La suela tiene un diseño de piezas pentagonales con ciertas partes clave reforzadas (en color negro en este modelo) para aumentar la respuesta al desgaste. Peso 246 g y Drop 10 mm.

Como decía anteriormente ha habido polémica cuando se anunció que llevaban una placa de carbono. El artículo 143 de la IAAF dice: "Toda zapatilla debe estar disponible a cualquiera en favor del espíritu de universalidad del atletismo. No deben estar fabricadas ofreciendo una asistencia o ventaja desleal a los atletas."

Lo curioso es que si se investiga un poco, hace unos 20 años que ya se experimentó con dichas placas. ¡20 años! La marca alemana ya había creado las Adidas Gazelle Pro-Plate y las Fila Racer de igual modo incorporaban esta ayuda y nadie se llevó las manos a la cabeza y tampoco supuso una revolución. De algún modo dejaron de fabricarse y cayó en el olvido hasta que la marca americana la ha incorporada de manera tan satisfactoria. ¿Es la placa o la espuma la que hace tan especial a estas zapatillas? Es posible que sea la combinación de ambas, sumado a la especial morfología que tiene la zapatilla. De lo que no cabe la menor duda, al menos a titulo personal es que cada vez que me las pongo para correr, se avecina una carrera en la que disfruto mucho. Recomendadísimas si te gusta meterle caña a los ritmos.