29 oct. 2012

Carrera del CSIC 2012 (10 Km)

"La adversidad forma parte de la vida y cuando eso sucede, lo más importante no es la experiencia que vivimos, sino cómo la vivimos y lo que hacemos con ella".


Esa fue la frase del día.

Llegados a Serrano y con el supercoche de Jose aparcado nos dirigimos a por el chip, Carol, Jose y yo. Para que voy a engañarme: llegaba nervioso y es que siendo el primer 10.000 de la temporada eso asusta y siendo el CSIC a mi más. Es la primera toma de contacto con la distancia y no sabes cual va a ser la respuesta del cuerpo.

Recogido el chip y todo, un ligero contratiempo nos hizo llegar tarde a la salida con apenas calentamiento (aunque el gel térmico Galius ayudó bastante la verdad), pero eso es lo de menos, lo de más, es como lo vivimos: salir a Serrano para encaminarte a la linea de salida y ver que ya se ha dado esta y aún te faltan 200 metros para llegar, pues no tiene precio. Pero hablando mal y pronto, decidimos "ponerle más huevos" al asunto y aunque lo fácil hubiera sido salir directamente nos calmamos y fuimos hasta el arco: allí dió comienzo nuestra aventura.

Salimos a darlo todo, y mientras sorteábamos con respeto y cuidado a los corredores que había por delante, la velocidad iba tomando altura y el motor iba cogiendo más calor. Aquello funcionaba. Y aunque desde el principio sabíamos que no iba a ser fácil nos enfrentamos al reto desde el principio: NO GUTS, NO GLORY. Vamos muy rápido, el primer kilometro a 3:30 y eso para ir en mitad de toda la carrera es todo un logro. Aún así, eso no impide animar a la gente mientras paso al lado. La nostalgia de las primeras carreras me recorre la cabeza, cuando salía tan atrás.

Seguimos adelantando como podemos, mientras buscábamos nuestro hueco. Aquello es muy complicado. Saltamos a la acera para darle con mayor fluidez. Jose me sigue de cerca. Mientras se acerca el momento, me voy mentalizando hasta que llega ese instante: aparece el coloso de Madrid, la CasteLLANA. Comienza el ascenso a la "montaña Invisible", así que bajo la mirada y comienzo a subir. Voy fresco, ligero y me siento realmente rápido. No sé como va a salir aquello después de los contratiempos pero me da igual, ahora lo que importa, es lo que siempre estamos buscando, disfrutar corriendo. Y la sonrisa aparece por doquier. Me siento especialmente positivo, Carol, Jara y Athos, son el corazón de mi energía y pensar en ellos me hace tirar hacia adelante. Poco a poco van cayendo los kilometros y no me doy cuenta. Visualizo a Carol en meta, ella sola como en las primeras carreras, esperando paciente y resistente entre los 10ºC que rondaban por entonces y eso me eleva más, hay que luchar por llegar, ella lo merece.

Llega Alberto Alcocer y... espera un momento: CasteLLANA ¿dónde estas? He soportado el tramo más duro de la carrera con una constancia como nunca, me siento fuerte y motivado. Caray, cualquiera diría que hemos salido muy mal ¿verdad?

Voy animando a la gente como puedo y al giro a la derecha en la Calle Colombia, hay unos ligeros repechos que supero con facilidad. No quiero mirar el crono... Me siento genial y eso es lo que importa. Llega Serrano y cuando menos me lo espero la República Argentina. Sigo muy ligero, he ido con las fuerzas muy bien distribuidas y subo aún más el ritmo. La penúltima recta se me hace muy corta mientras me siento como Athos, corriendo y buscando con ansia a Carol: finalmente la veo, cámara en mano (¡qué haríamos sin tus cada vez mejores fotos!), de nuevo esa chispa prende el fuego interior que se vuelve a desatar como nunca de manera eléctrica, mientras la saludo y comienzo un rápidisimo esprint que aguantaría 200 metros más hasta el arco de meta. Allí con una sonrisa de oreja a oreja miro el tiempo del arco que marca unos 41:03 minutos cuando al momento miro mi crono que indica un tiempo de 39:03


"Eléctrico"

Jose, luchando de principio a fin
Sensaciones espectaculares para una carrera nada fácil. Busco a Jose que entra después de mí. ¡Sí! hemos afrontado ese momento difícil del principio con mucha entereza para terminar haciendo un tiempo muy aceptable. Una organización más que buena, todo perfecto. La bolsa del corredor con una magnífica camiseta fue algo escasa, la verdad.



¡Equipo!
La alegría me lleva a buscar a Carol y terminar con un abrazo. Más adelante y justo cuando nos ibamos a ir, me encuentro con Yolanda, Pingüina Veloz, gran heroína de los 100 Km Madrid-Segovia ¡encantado de conocerte en persona!. Cómo mola conocerse entre bloggers solo unidos al principio por el mundo virtual.


¡Con Yolanda!
Creo que en el camino a casa no se me borró la sonrisa, entre otras cosas por que si disfruto corriendo, este día lo había hecho como nunca. Y es que la adversidad forma parte de la vida y cuando eso sucede, lo más importante no es la experiencia que vivimos, sino cómo la vivimos y lo que hacemos con ella.



Ruta para correr 733997 - powered by Runmap 


Valoración final en
 El Calidómetro

22 oct. 2012

Perrotón 2012

Curiosamente el Perrotón no es una carrera normal. Aquí no vale la mera individualidad, aquí lo que se valora es el colaborar con una causa justa y solidaria. Y posterior a eso, correr de corazón junto a tu mejor amigo.

El perrotón es una carrera en la que para participar, a priori debes pedirle a tu amigo, o como él me suele llamar, "socio", si quiere correr contigo. Aunque aquello es una pregunta trampa: si hay algo que nos gusta hacer juntos es salir a correr el uno con el otro. Es cierto que pierdo los papeles cuando me engancha, pero no lo puedo evitar... Aunque lo que más me gusta es correr a tope y solo, cuando me coje por banda formamos un buen duo desde el primer día que salimos juntos.

La fecha del 7 de octubre se emplazó al 14, una semana completa. Habíamos entrenado lo suficiente hacía ya bastante tiempo y aquello era nuestra primera carrera "oficial", y nos apetecía mucho, además sabiendo que en distancias cortas, tanto juntos como por separado funcionamos muy bien. Jara iba a ir acompañada por Carol, así como mis primas, Ona con Vane, Suna con Rosa y Cher con Gonzalo. La recogida del Welcome Pack se hizo en el Retiro justo una semana antes y la verdad que menuda bolsa de regalos... ¡carreras de Madrid, aprended! Premios, camiseta, pañuelo y dorsal, gorras y dispensadores de bolsas, salsas para comida... Y todo por el módico precio de 5€ destinados a Mascoteros Solidarios por una buena causa.

Aún no siendo una carrera competitiva, a Juanqui y a mi nos van las aventuras y para una vez que nos cortan las calles de Madrid para correr juntos... nos apetecía un poquito de "electricidad". ¡Adoro esa chispa de energía que desencadena un torbellino de sensaciones positivas! Creo que a fin de cuentas compartimos también un grado de "locura" bastante sana.

Así que llegado el día, nos encaminamos hacia Colón, de donde partía la carrera. Allí, Jara, Juanqui, Vane, Carol y yo nos reuníamos con la DogFamily, nuestros Gonzalo, Rosa, Cher, Ona y Suna. Llegamos andando hasta Colón a los Jardines del Descubrimiento donde ya una enorme y nunca mejor dicho "jauría", se amontonaba entorno al arco de salida.

DogFamily al completo con Isra y Bron (¡Gracias por la foto ISRA!)
Muchos amigos, y no dejó de mirar de un lado para el otro. Nos despedimos de las chicas que iban a hacer el recorrido más tranqui y junto a Gonzalo y Cher nos colocamos a unos tres metros del arco de salida. Allí, Juanqui se embadurnó de su gel térmico Galius Sport (¿por qué no se dejará los pelos largos como yo?) y esperamos la eterna salida: los nervios la hicieron más larga de lo normal. 

Algo de nervios en la salida

Bocinazo y salimos sorteando a "coleguis" que iban un poco más despacito que nosotros. Juanqui me controla por el arnés para que no nos liemos con algún amiguete y al giro a la derecha para salir a la calle Serrano, descubrimos un gran hueco para correr. Es ahí cuando pierdo el sentido: ¡Qué calle más grande para correr y con más amigos por delante! Comienzo a correr como siempre, mientras mi adorable pero lento "socio" Juanqui, me controla por la cuerda amortiguadora del arnés. Quiero jugar con mis amigos pero en cuanto me dicen que ahora no es el momento y que hay que correr lo entiendo perfectamente, jeje, ¡ya podremos jugar después!

En la grandiosa salida junto a Gonzalo y Cher

Antes de que caiga Serrano nos colocamos en 1ª posición. ¡Esa sensación me gusta! Aunque prefiero correr detrás de algun amiguete... Y mientras bordeamos la puerta de Alcalá, Juanqui no para de animarme. Y no puedo contenerme, me apetece jugar y le lanzo unos bocaditos en la mano: "No no Athos, ahora no, vamos a correr, venga ánimo", me dice. Lo entiendo, venga vale, me pongo serio y seguimos corriendo. La gente nos anima y voy contento pero... ¡no hay amiguetes por delante a quien perseguir! La verdad, que me aburro un poco... y bajamos un pelín el ritmo. 

Antes de entrar por la puerta del Retiro oigo a un amiguete acercarse con su compañero, jejeje, ¡qué bien! No puedo reprimir las ganas de jugar. Cuando nos adelantan por la izquierda trato de engancharle mientras le grito "¡vamos a jugar amigo!", pero me contesta que ahora no puede, que tiene que correr hasta el final y luego jugaremos. Por fortuna, Juanqui, que me parecía más lentorro, empieza a correr más rápido y tengo más correa para meterle velocidad. Vamos a la par con los amiguetes y a falta de 300 metros Juanqui me grita con felicidad: "Venga Athos vámonos". ¡Aquello se convierte en un juego y encima la meta esta al lado!. Eso significa que podré jugar en cuanto termine. Aceleramos los dos, vamos muy rápido y me encanta compartir la velocidad con Juanqui: le noto que va muy contento y feliz. Suena esa canción tan antigua que tanto le gusta, JUMP, de Van Halen y hace que corramos más deprisa, ¡jo, cómo disfruto cuando el viento resbala por toda mi cara!
Sensaciones positivas jamás descubiertas ante
El arco de salida empieza a estar más cerca, más y más mientras las gente nos aplaude y ¡zas! ¡hemos llegado los primeros! ¡Madre mía Juanqui está tan contento que me mete un achuchón de esos tan gordos que me encantan! ¿Por que a los humanos les gusta llegar tanto los primeros cuando lo guay es tener un amigo por delante para perseguirle?

Con grandes amigos: Rose y Gon    ·    ¡Haciendo equipo, Olivar's Power!

Deportividad con los que luchamos hasta el final
En cualquier caso luego esperamos a Gonzalo que viene con mi prima Cher, ¡qué bien, vienen super felices! Luego me pongo más contento aún cuando llegan Rosa y Suna (¡jiji, qué ganas de jugar con la prima Suna!) Vane y Ona y Carol con mi hermanita Jara. 

video

¡Dale al Play!

Cuando Juanqui y Gonzalo les cuentan que hemos llegado los primeros se ponen muy contentos. Ha sido un día estupendo porque... nos han dado muchas "chuches", nos han llevado al recinto canino del retiro y hemos estado corriendo a nuestro antojo, todo lo rápido que queríamos... 

¡Esperamos repetir!


Gracias a la fundación Circo Ecológico de Alejandra Botto (CEAB) y en especial a Alejandra por como se portó con Athos y con la Asociación Dejando Huella, que fue quien le recogió e hizo posible que hoy esté con nosotros.



Ruta para correr 1882180 - powered by Runmap 

Valoración final en
 El Calidómetro




15 oct. 2012

Carrera de la cerveza 2012

O como Carol se lanzó oficialmente a las carreras.
 
Avisados por Javier "El Potro", esta carrera tenía una pinta estupenda: gratis y con invitación a cerveza y tapa. Una ocasión especial que unido a que eran 4 km totales, hicieron que Carol se animara a debutar por fin en las carreras: una buena toma de contacto de cara a la Carrera Solidaria BBVA a la que se había apuntado. Hace tiempo que leí en el blog de Arturo, la inmensa suerte que tenía de compartir con su mujer este deporte. Yo nunca lo había experimentado ni nunca la obligué a ello. Sin embargo su reciente abandono del tabáco incrementó las ganas por correr y de buenas a primeras empezó a salir poco a poco. Hoy, puedo decir al igual que Arturo que me siento afortunado de poder compartir esto con Carol y nada más lejos de la realidad, DARTE LA ENHORABUENA por dejar atrás algo que no merece la pena y comenzar con algo que si lo merece: ambas cosas no son fáciles y tu las has llevado acabo y hecho posible.

Emplazados en La Caja Mágica, aparecíamos Laura, Fran, Carol y yo. Se intuían los nervios primerizos de Carol, su ilusión por el debut y las ganas de experimentar aquello. Llegado al recinto dimos nuestros nombres previamente inscritos y allí nos pusieron una pulsera para el evento. Minutos más tarde nos encaminabamos hacia la linea de salida en una carrera que no tenía la más mínima pinta de ser competitiva si no de todo lo contrario. Aquel evento había nacido en Norteamérica con el único objetivo de desmitificar el binomio Deporte-Sufrimiento, y transformarlo a Deporte-Disfrute, aunando el running y la cerveza como compañeros muy complementarios. Esta vez y gracias a Cerveceros Españoles había sido llevado a nuestro país. Santi Millán ejercía de embajador de la prueba.

Disfrutando: esa es la meta de correr
Nervios en la salida y... ¡bocinazo! Salimos lanzados siguiendo el ritmo de Carol, ya que habíamos decidido disfrutar de la carrera juntos. Así que poco a poco, los cuatro, fuímos avanzando por el circuito, nada fácil, con más de una pendiente que le frenaría los humos a más de uno. Carol iba aguantando bien, se la veía incluso sonreír y disfrutar de aquello. Su ritmo de carrera fue mucho más rápido que el de los entrenos y nuestros ánimos constantes sin duda la ayudaron a tirar hacia adelante. No obstante, se notaban los días de entreno que llevaba.
Afortunados: corriendo juntos
Lo kilometros iban cayendo y el final se acercaba. La melodía de "Have a nice day" de Bon Jovi sonába por doquier en mi iPhone, motivando más aún a Carol. El desconocimiento del circuito la hizo flaquear ligeramente en algun tramo pensando que podían faltar más kilometros, pero para cuando tomamos la recta de llegada, el interior de Carol se encendió como una hoguera y aumento el ritmo, esprintando de una manera espectacular y estallando en una euforia por el triunfo conseguido.

¡Euforia elevada al cuadrado!
No podía sentirme más orgulloso de que lo hubiera conseguido. hemos salido juntos a entrenar muchas veces y he visto su evolución, verdaderamente buena, su ambición y sus ganas de superación. 

Una vez acabado, nuestra tapa de tortilla y más de una cerveza cayeron amenizando lo que sería un gran sábado.
Con Laura, Fran y Carol
Una gran iniciativa que sin duda repetiremos.

¡ENHORABUENA CAROL!





Ruta para correr 1876716 - powered by Runmap 



Valoración final en
 El Calidómetro

8 oct. 2012

Bicicleta de carretera BH Oquina: mi flaca

Allá por Mayo de 2012 se me estropeó la scooter. Mucho kilometraje y años habían llegado al final de su uso y los bravos intentos de mi padre por arreglarla no habían dado su fruto a pesar de su perseverancia y experiencia. Y mientras llegaba la sustituta, tome la decisión de ir en bici al curro: GRACIAS VANE, y gracias por dejarmela, sin tí no lo hubiera podido hacer.

Durante mes y medio estuve haciendo unos 14 km diarios pedaleando y subido en un artefacto que jamás hubiera apostado a que me "enganchara". Pero así fue y me molo. Y fuí un poquito más allá: quería comprarme una de carretera. Y quizás, por que no, algun día probar algun duatlón.

Mario me dejó probar su espectacular Orbea naranja, GRACIAS MARIO, en la que me sentí muy cómodo, más de lo que creía (y en chanclas... para matarme.). Después empezé a molestar a otro amigo: a los días de darle la lata de manera incansable a mi amigo y compañero de entrenos Javier "Potro" Corredera, me decidí por una en segundamano.com. GRACIAS JAVI, sabes que sin ti tampoco hubiera sido posible o de esta manera: aprendí mucho, en cuanto a cuadros, la importancia de los grupos de cambio, llantas y hasta lo que era una "tija" y que la "horquilla" es otra cosa aparte de ser un accesorio para sujetar el pelo.

La "afortunada" fue finalmente una BH modelo Oquina que lucía mejor en persona cuando fuimos a verla. Estaba muy bien cuidada y los cambios funcionaban a la perfección mientras que me sentía muy cómodo cuando la probé. La buena oferta económica finiquitó las pocas dudas que podían quedarme para cogerla.

No se casi nada de bicis y lo poco que se fue gracias a Mario y sobre todo a Javi. Lo único que sé es que me siento muy bien en ella, que es otra sensación indescriptible ir "cortando" el viento mientras pedaleo.

BH OQUINA.
· Cuadro de aluminio
· Tija de aluminio PRO.
· Horquilla de carbono
· Cambio Shimano 105 trasero.
· Manetas Shimano Ultegra.
· Sillin de gel profesional.
· Llantas Stratos Intox.

Y poco más. He rodado ya bastantes kilometros con ella, participado en el Duatlón Benéfico de Valdebebas con muy buenos resultados y sensaciones personales.

Esta es mi nueva adquición, que espero que me dure muchos años, para alguién "de pueblo" como yo, me sobra.

Cuando cambio las "zapas" por los pedales...


2 oct. 2012

II Duatlón solidario de Valdebebas (5 - 20 - 2,5 km)

¡SALTA!

Ya había decidido que JUMP de Van Halen fuera la sintonía que me acompañara en gran parte de la carrera. Nervios eran pocos los que llevábamos Fran y yo... ¡ya que eran muchos! Ya por la noche sentía ese hormigueo especial en el estómago. Supongo que siendo mi primer Duatlón, aquellos nervios eran similares a los que tuve en mi 1ª carrera. Por la mañana y despues de pasear con mis grandes Athos y Jara, me despido de Carol sabiendo que luego la veré allí y encima con mis padres que venían a vernos.

Encuentro con Fran y vamos hacia Valdebebas. Allí la expectación es grande, hay mucha gente y después de recoger el dorsal nos encaminamos a dejar la bici en boxes. Al rato y antes de empezar a calentar veo al gran Quique (¡vaya 2:57 crack!) y nos saludamos. Dejamos el resto de cosas a mis padres, a Carol, a Vane, y a Laura, que acababan de llegar a animarnos como nunca. Nos encontramos con Jose, Nelly y Antonio Pruna (¡cracks!).

Linea de salida. Expectación. nervios como nunca, Fran y yo nos abrazamos y nos preparamos. Bocinazo de salida y salimos súper rápido para afrontar el 1º tramo corriendo. Voy rápido, muy ligero y veo a Helen, la ánimo y más adelante paso a Mario que me anima a su vez. Debo de llevar unos 15 tíos por delante. Pasamos el 1º km y 2º de manera muy aceptable y rápida. Al momento veo a Schumy que se acerca y se pone a tirar de mi (¡gracias tío!). Sus ánimos, consejos y motivación me ayudan a tirar hacia delante bastante rápido. Me siento guay cuando a falta de dos kilometros para llegar me empiezo a quejar de flato en el lado derecho del abdomen. Me concentro, recuerdo los consejos que doy a los demás con el flato y respiro hondo tratando de que pase. Pero no, se vuelve más fuerte y tengo que bajar el ritmo o aquello irá a peor: aquello es una punzada de dolor en mi abdomen. Pasado el rato logro mejorarlo y es cuando oigo a Mario y a Fran detrás mía ánimandome: ¡vamos Juanqui!. 


Mario y Fran, ayudándome a afrontar el primer tramo corriendo

Me uno a ellos y Schumy ya se va quedando atrás. Uff, que mal rato, me siento de nuevo bien junto a Fran y a Mario a menos de 200 m para la entrada en boxes, donde estaba la primera transición (¡qué nervios!). Carol y compañía gritan de cerca (¡GRACIAS!). Entro, me giro el dorsal y llego hasta mi flaca, me pongo el casco y salgo zumbando... ¡Genial, no he podido ir más rápido! Salgo veloz con la bici, me veo genial, me tomo el gel Isosotar Energy Boosty trago un poco de agua mientras miro repetidas veces atrás para unirme a Mario y a Fran y rodar en grupo. Nada. Caen los kilometros y la rimera bajada cuando por fin aparece Mario: ¡A rueda Juanqui, ponte a rueda, vas genial tío!.

Poco a poco vamos pasando corredores y me siento genial sobre la bici. Al paso por la primera vuelta, pues muy ricamente me indican mal y me mandan a boxes... ¡Uff! Es gracias a Carol, Vane y compañía que me doy cuenta de donde me han metido y hacia donde tengo que ir. A pesar de que me entran ganas de despotricar no es momento de cabrearse, si no de luchar, así que le doy la vuelta a la bici casi en la puerta de boxes giro 360º cogiendo de nuevo el circuito, apretando los dientes y levantando el puño pensando, ¡Aquí estoy!. Aquello me hace perder el fabuloso grupo que llevaba con Mario y una genial posición dentro de los 10º primeros para pasar dentro de los 25 siguientes... Luego desviarían a más duatletas equivocadamente también...

Pedaleo y pedaleo y animo a los que por fortuna voy adelantando. Madreeeee... me siento furioso pero trato de convertirlo en energía positiva. Voy muy rápido, no veo a Mario ni al grupo con el que iba, miro hacia atrás y tampoco veo a Fran. Sigo pasando bicis y de nuevo me siento genial yendo muy rápido. A falta de unos 3 kilometros para finalizar la bici, tomo una curva a la derecha con un badén el cual tengo que saltar y unos metros más adelante... ¡Plas! Me como a un hombre con su mountain bike. De nuevo la suerte cebandose conmigo, esta vez esos si, por mi culpa, si hubiera estado más concetrado no hubiera pasado. Disculpas aparte con el hombre, aquí lo gordo me lo había llevado yo y casi mejor. Me levanto con la rodilla sangrando y presto a pedalear de nuevo. La flaca no responde, el golpe me ha dejado algo bloqueado los frenos y no hay quien mueva esas ruedas: los abro como puedo golpeo la rueda tratando de colocarla bien y parece que aquello marcha no sin antes adelantarme una buena cantidad de corredores, entre los que busco a Fran pero no le veo. ¡Menuda aventura! pienso. La adrenalina soltada antes me da un bajón posterior tremendo. pero lucho. Lucho y "aquello" vuelve. La maquinaria sigue viva, encendida, aquello no ha acabado y no quiero darme por vencido mientras vuelvo a recuperar puestos. Bebo un poco de agua y me echo por la herida para tratar de no preocupar a Carol.


Apretando a tope a la flaca

Al llegar a boxes y después de llegarme los ánimos de nuestro gran equipo, Carol, Vane, Laura mis papis y los de Fran, giro de nuevo el dorsal, dejo la bici muy deprisa me quito el casco y salgo volando: aquello es la recta final. Se que los 2,5 km que quedan van a ser mi plato especial, me siento genial de nuevo. A la salida de Boxes de nuevo, mis padres y los de Fran, las chicas, Schumy y mi GRAN CAROL, nos gritan a más no poder. ¡Vaaamos Juanqui! 


Último tramo, con Schumy, mi madre y Vane y compañía animando

Pues si. Vamos a darlo todo. Empiezo a adelantar corredores poco a poco lanzándoles ánimos. Veo a Mario subir mientras me anima. Vamos, vaaaamos. Falta poco y sigo guay. Comienzo la subida que indica la mitad de los 2,5 km. Aquello se acaba. Llegamos a la glorieta y cojo a otro grupo de corredores. Empiezo a subir de ritmo. A lo lejos me animan, me gritan y comienzo a esprintar mientras una sonrisa se me dibuja de oreja a oreja.

¡Siiiiiiiii, lo he conseguido, siiiiiii! 
25º de la general y 20º de mi categoría haciendo 1:10:40. 
Los parciales: 21:07 - 38:56 - 10:37.


Sensaciones de euforia como nunca con mi padre al lado
Sentirme en la gloria es decir poco para describir las enormes sensaciones positivas que tengo al llegar. Allí me abrazo a Jose y Antonio Pruna y al momento llega Fran al que agarro en cuanto entra.


¡Equipo de batalla!
Ha sido genial la experiencia aunque en el circuito había algún badén complicado y las indicaciones para boxes y 2ª vuelta podrían haber sido mejores ya que me pareció muy grave que los que debían de indicar estuvieran a "otras cosas".

Gracias a Paco y Palmira, Laura, Schumy y en especial a mis papis y a Vane: sin vosotros no habriamos ido tan bien, os desgañitasteis en animarnos en todo momento. 


GRACIAS CAROL: SIN TI ESTO NO TENDRÍA EL SENTIDO QUE TIENE.

¡Para ser de pueblo... parece que los duatlones no se nos dan mal!


1º Tramo corriendo (5 km)


2º Tramo en bici (20 km)

3º Tramo corriendo (2,5 km)



Valoración final en
 El Calidómetro