22 oct. 2014

Carrera Juegaterapia 2014 (5 Km)

Había estado escuchando "Songs of Inocence" de U2 el día anterior, mientras preparaba unas pizzas con masa de harina, chía y lino, y ya estaba prendado de California (there is not the end to love). "Reproductor mental" con tema decidido vaya.

Con un día más caluroso de lo esperado, la temperatura empezó a subir gradualmente. Carol aún un poco malita le había echado huevos y había venido para insuflarnos energía y tirar unas fotos como solo ella sabe: la 2ª Carrera Juegaterapia nos esperaba con un buenrollísmo impresionante. 

Linea de salida junto a 4 máquinas
La novedad del día era que nos reuníamos varios compis del curro para compartir este día: Javier Sanchez, Mariano Escolar, Pepe Fernandez y el gran Capitán Lento Jorge de Pedro , organizador del Memorial Santi, con toda su tropa (que de lento cada vez tiene menos).
El Alava Runners Team ;)
Allí dispuestos a calentar me fuí con los representantes del X Bionic Team Spain, club de nuestro entrenador Héctor Carmona y con el que repetíamos como integrantes este 2º año, Fran y Lau visualizando parte del circuito y sumido en mi particular concentración ya de forma automática. Primera carrera de la temporada, primera toma de contacto y la adrenalina en exceso es normal. Por allí andaban toda la gente de Eventsthinker, el gran Jose Manuel Martin, Pablo Carmenado y su tropa de DrinkingRunners , Luis Blanco y su espectacular sesión musical y conozco a Contador de Kilometros que me recibe con su gran sonrisa (¡encantado tío!).

En linea de salida me encuentro ya con Carlos Baro, Mario y junto a Fran y Lau prestos al pistoletazo. ¡Pum! salida no muy rápida y me coloco bien a la dercha para ir cómodo. Me esfuerzo en no lanzarme demasiado y en "no pensar" dejándome llevar por las sensaciones, disfrutando de cada zancada y tratando de grabar más aún esta filosofía en mi interior. Me pasan un par de corrredores a los que lanzo ánimos mientras pasamos el primer kilometro en donde lanzo una furtiva y veloz mirada al crono para ver que no me paso: 3:33, ¡está más que bien!

Veo la cabeza de carrera a unos 30 metros ya antes del kilometro 3. No se en que posición voy y tampoco me importa demasiado, estoy disfrutando, estoy de nuevo aquí, moviéndome junto a más corredores y aquella ilusión es lo único que me interesa. Conozco un corredor asturiano bien majo con el que avanzo poco a poco: "A ver si llegamos juntos me dice". Poco a poco los kilometros de asfalto van cayendo y pasado el 3º Mario me adelanta junto a Carlos Barco, ambos en una forma física envidiable. ¡Vamos chicos ánimo, vamos Asturias! les grito junto al Asturiano. Mario no deja de animarme también todo el rato. Instintivamente y en plena cuesta me vengo arriba pero lejos de apretar, mantengo el ritmo y me escapo del grupo que teníamos formado junto a un Mario extrañado de no verme más lejos por delante de él. "Tengo que disfrutar de esto Mario, sino ¿qué nos queda para mañana?" le digo con una sonrisa de oreja a oreja mientras avanzamos juntos. A falta de algo más de un kilometro meto una marcha más influenciado por el buen rollo, el positivísmo y una adrenalina que no deja de salir. Me despido de Mario que va a hacer los 10 Km y aprieto. Voy saludando a la gente de
Eventsthinker que ha organizado una carrera estupenda y con las imágenes de Carol, de Jara y de Athos corriendo por mi cabeza que no hacen más que dibujarme una sonrisa y empujarme con fuerza hacia delante.

Recta final. Es larga y llevo rato solo. Recuerdo el año pasado que Carol apretó demasiado pronto y aún así luego volvió a apretar. Sin parar de sonreír voy como un loco enfilado a meta. ¡Sí! Disfrutón al 110%. Mentiría si dijera lo contrario. Ver a Carol a la derecha, afanada en hacernos fotos y animarnos me lanza más aún hacia delante. Entro en 5º posición de carrera y 4º de mi categoría con un 18:33 rebanando unos segundos la marca del año pasado y con unas sensaciones mucho mejores.

Llegando con la misma filosofía
A los pocos segundos llegaría Fran y poco despues... ¡Lau siendo primera de su carrera! ¡Qué genial! Saldría a por Jorge de Pedro para compartir unos segundos con él a la llegada de meta y más tarde a por Mario para lanzarle un poquito en el último kilometro del 10 Km. Más tarde llegarían mis compañeros de trabajo, Mariano, Javier y Pepe mostrando la más clara razón del hacer de este deporte: TRES SONRISAS COMO TRES CATEDRALES y un disfrute a borbotones. 
Con Arturo Pardo, un grande.
Por allí estaría también con Cris, Arturo y Marco, su pequeño. Un día para enmarcar en una carrera genial organizada por Eventsthinker, 100% solidaria donde donaban todo lo recaudado a la Asociación Juegaterapia: HABER CUANTAS CARRERAS PUEDEN JACTARSE DE HACER LO MISMO.

 
¡Esto acaba de empezar!

Route 2.356.860 - powered by www.runmap.net


Valoración final en
 El Calidómetro


16 oct. 2014

GPS para correr: Garmin forerunner 110

Hace tiempo ya, nuestros amigos Mario y Helen tuvieron el detalle de regalarle a Carol un reloj GPS dado que le gusta contabilizar el kilometraje y más cosillas. Era obvio que el que escribe estas lineas iba a dar buena cuenta de él también a pesar de prescindir mucho de todos estos dispositivos.

Y aunque no soy muy de gadgets y accesorios para correr, cuanto menos mejor, reconozco que usado en su justa medida es un aparato genial. Me explico: depender siempre de este tipo de sistemas no me gusta, pero si necesito hacer un rodaje marcado por kilometros o "controlar" la recuperación por pulsaciones, puede venir de maravilla.


Siendo el más básico de toda su familia, el Garmin forerunner 110, dentro de los GPS para correr de garmin, viene acompañado de todo lo que puedes necesitar y en mi caso, de sobra. La pantalla del 110 nos muestra 3 opciones de visualización diferentes: reloj, cronómetro y pulsómetro (¡si! viene con banda de medición incluída.)

Distancia recorrida, velocidad por kilometro total y velocidad instantánea. Personalmente, suficiente y con una facilidad de uso brutal: no hace falta mirar el manual. La función autolap hace que no se te pase ni un kilometro recorrido saltando un pitido al paso de dicha distancia si lo tenemos configurado así. Se pueden guardar hasta 180 horas de entrenamientos sin olvidar los que vamos cargando en nuestro pc/mac en Garmin Connect. Allí podremos ver el recorrido en mapa, ritmos y pasos de tiempo por kilometro, intensidad cardiaca... Muy útil a la hora de analizar una carrera o querer mejorar los entrenos.

La batería dura unas 8 horas en uso y unos 4 días sin usar. Recomendable cargarlo cada 3 sesiones para no quedarnos sin herramienta. Con un tamaño muy aceptable y un peso de 54 gr cuenta con una estética muy sencilla que lo hace pasar por un reloj cualquiera. Disponible en tres colores: negro, negro-rojo y gris-rosa. Los botones estan perfectamente integrados en su diseño. 


Como cosas negativas, la recepción del satélite es un poco lenta, a veces más de un minuto y dos y en cuanto a la estanquedidad no recomiendan sumergirlo. Algo muy creíble dado que en ocasiones la pantalla puede empañarse un pelín, sin llegara  dificultar la visión. Desconozco si en posteriores versiones a han mejorado este aspecto.

En resumen, un garmin que dentro de lo básico incorpora lo esencial a lo que sumamos el medidor de pulso que lo completa bastante y que por unos 199€ nos da bastante cosas. Suficiente para un corredor como yo, que a veces no lleva ni el cronómetro puesto.






6 oct. 2014

Reebok Spartan Race por Isa Troytiño

En una de las anteriores entradas sorteamos un estupendo dorsal gratis para la Reebok Spartan Race.  Nuestra ganadora fue Isa Troytiño que se animo a contarnos como fue su experiencia en tal hazaña. Muchas gracias Isa:

La carrera en la que morderás barro y no perderás la sonrisa.
Más de doce quilómetros por montaña y veintiún obstáculos. Ninguna forma de llegar hasta ese reto, a 72km de Barcelona, en un circuito cerrado común para moteros de trial en el centro de Catalunya. Cero ayuda por parte de la organización para el desplazamiento de los valientes que quisieran completar la hazaña para ganarse el distintivo de espartano de siglo XXI. Alquilé un coche y lo llené a través de blablacar con un granadino, un valenciano, un cántabro madrileño y una catalana. Valía la pena alquilar, al fin y al cabo Juanqui hizo posible que pudiese asistir a una carrera que de otro modo me hubiera costado casi ochenta euros.
Rafa de Granada, Gustavo de Madrid y Santander, Isa de Catalunya
y Héctor de Xativa tras correr la súper, excepto la bestia parda de Gustavo que corrió la Beast

No iba preparada, debía estar unos cinco quilos por encima de mi peso de buen rendimiento deportivo. Hacía semanas que no corría más de veinte quilómetros por semana. Sabía que lo que me haría superar la carrera sería mi capacidad basal de esfuerzo y mi cabeza, la capacidad de quitarle importancia a las marcas para dársela a gozar como una niña chica con todos los elementos que ponían, muy pero que muy fácil, tomarse la carrera con serio cachondeo y disfrute. Vías abiertas para correr, otros niños grandes de buen rollo, gritando, pasando por debajo de alambre espino, metiéndose en piscinas de barro, atravesando troncos en equilibrio, trepando por redes, superando vallas de encierro. Mucho barro y charcos, pruebas y obstáculos de fuerza y destreza, vallas que saltar y el objetivo de jugar hasta el final. Luchar como juego, superarse como juego. Levantarse, ser capaz, creer en llegar a la meta y no desfallecer. Un espartano, al fin y al cabo, no se da cuenta de que está luchando o se está superando porque es su forma de vida, es casi como comer, no es una capacidad física, es la actitud de aquellas personas para las que abandonar o huir son verbos que no tienen registrados o cuyo significado desconocen.

Tras dos horas y poco, con sensación de entumecimiento muscular y un gato en el estómago que pedía combustible, salté unas brasas como último obstáculo para atravesar la meta y recibir la medalla azul de Finisher de la Spartan Súper 2014, una camiseta, bebida isotónica, plátano, barrita, y aminoácidos pensé ¿Ya está? ¡Podría haber hecho la Beast! Pero no podía, porque era simultánea. La que si podía hacer era la Sprint, la de 5km y 15 obstáculos que tendría lugar al día siguiente. Seguía teniendo coche, y alguno de los espartanos del coche estaban dispuestos a repetir. Al cántabro madrileño, Gustavo Navedo, que había estrenado la Súper en su primera edición en Madrid el 31 de mayo, completar la Sprint, junto con la Beast que corrió mientras el resto hacíamos la Súper, le daría la medalla Trifecta, la de las tres carreras completadas en un año, el reconocimiento máximo de la Spartan Race. Sin planes para el domingo, repetí, esta vez presentándonos a la Sprint, aceptando de última hora a una nueva inquilina en el coche de Almería, Mayte, quien llegó a la meta con Gustavo, mucho antes que yo e igual de feliz.

Sin embargo, la odisea no finalizó tras la meta de la Sprint, empezó a llover de forma torrencial, nos costó Dios y ayuda sacar el coche de una zona de aparcamiento convertida en lodazal inundado que nos dejó empapados de arriba a abajo sin más ropa de repuesto. 

 Medalla de haber completado la súper el 27/09/2014. Medallas de la súper el 27/09/2014 y la sprint del 28/09/2014 con el avituallamiento post-carrera de los campeones, plátano con caña fresquita de cerveza.

Ha sido un fin de semana espectacular, me llevo el contacto y la experiencia compartida con otros espartanos con los que espero encontrarme en futuras ocasiones para hacer lo que nos gusta. Correr, jugar y superarse.