26 oct. 2010

Carrera CSIC '10 (10 Km)


De nuevo CSIC, una carrera a repetir, y no porque se me diera bien el año pasado, si no porque me gustaba el recorrido y estaba bien englobada en la fecha de competiciones de la temporada, pero bueno, no todas las carreras salen bien. Aún tengo en la mente la subida por la castellana, como se me atragantó. Poco o nada sabía que este año se me iba a quitar esa sensación agridulce.

Llegamos con tiempo más o menos justo al recinto para recojer el chip, entre que dejamos el coche algo lejos y fuimos andando pues se nos fue el tiempo. Bermudez y Schumy acompañaban en la aventura, Minki estaba en Jerez y con José no contactamos hasta 15 minutos antes de la carrera sin poder verle (¡recupérate tío!).

Calentamiento breve y estiramientos en la zona de salida con la gente ya bien colocada. decidí aplicarme un poco de gel de competición térmico Galius, una maravilla para los días de frío, que me vino de perlas (el anticongelante de la máquina, tal y como le dije a Bermu).

Ni siquiera al cruzar por el arco de salida y darle al crono pudimos empezar a correr; era tal la marabunta de corredores que se hacía difícil. Poco a poco y con la inestimable ayuda de Schumy nos fuimos abriendo hueco y a pesar de tirarnos unos 2 Km zigzageando y adelantando grupos masivos, fuimos realmente rápido para lo que suelen ser mis ritmos: 4 min/km.

La liebre de Schumy fue un apoyo brutal, que pensaba que me agobiaría más debido a que no estoy a su nivel ni de coña, pero los entrenamientos de calidad parece que empiezan a dar su fruto. No para de recordarme que a pesar de llevar un año corriendo, aún no se sacar el ritmo máximo de carrera que me permita ir más rápido sin quedarme sin fuerzas. Esa intensidad, a la que he querido bautizar como "Ritmo Plus", estuvo más cerca durante esta carrera que nunca. Dejando la calle Serrano y pasando hasta La Castellana, aguanté cerca de mi amigo hasta el Km 4. Por allí, me crucé con Juan de la Panda del Muro, gran corredor y una gran persona. Tras unos ánimos pude pasarle y seguir tirando hacia adelante. Schumy ya se había escapado. Cómo antes dije, experimenté ese Ritmo Plus, no estancándome en grupos de corredores como suelo hacer a veces, sino tratando de ir poco a poco superando estos citados grupos, en la medida de lo posible. Las sensaciones eran muy buenas, iba buscando ese ritmo, esa inercia que más que cansarme por tener más intensidad, me "echára hacia delante" y me permitiera avanzar más rápido. No recuerdo un tramo que se me hiciera más duro que otro en esta carrera. La sensación general fue tan buena, que rompiendo la costumbre de no atender el crono, al pasar por el Km 8 lo miré: 33 minutos. El ritmo de 4 min/Km iba más o menos cerca. Sabía que los últimos 500 m iban a ser fuertes y el sprint brutal si todo iba como siempre.

Entrando con el "corazón en la mano"
Así fue. Pasada la fuente de la República Argentina y unos metros más adelante me encuentro con Schumy, que ya había llegado, se había puesto el cortaviento y venía a animarme. Es indudable que los ánimos influyen poderosamente en el 95% de los corredores. Tras subir el ritmo considerablemente, vi a a mi padre junto a Carol en la esquina de llegada a unos 100 metros de la meta y para no variar, no pude contener la adrenalina. El cambio fue tan grande que tuve la sensación de no estrellarme por los pelos en el muro de la curva de 90º, jeje.
 
Mereció la pena. Desde allí entré en meta marcando un crono total de 40:08. Parece que el cuerpo empieza a asimiliar los entrenamientos "High Quality".


Ruta para correr 733997 - powered by Runmap 


Valoración final en
 El Calidómetro

2 comentarios:

  1. Pedazo de carrerón compañero. La del CSIC es bastante dura pero al menos este año no hemos tenido que sortear obras.

    ResponderEliminar
  2. Gran carrera compañero, siento que no te encontraras al final en el repor que os hice en Cuzco.
    Yo mucho mejor, ya he salido a rodar tres días suave y tranquilo para volver a coger confianza y, aunque he perdido algo de forma tras un mes de parón Castellón sigue esperando.

    Un abrazo y gracias por todo.

    ResponderEliminar