21 feb. 2011

Las Series

Así, con mayúscula.

Las series son la guinda del pastel en el entrenamiento. Hemos entrenado la resistencia en los músculos, le hemos dado potencia y fuerza y ahora les vamos a dar ritmo, vamos a lograr correr más rápido, con mayor intensidad.

¿Cómo?
La series nos permiten lograr una mayor intensidad del ritmo de carrera al lograr que el cuerpo pueda experimentar y adaptarse a esos ritmos más elevados e intensos, debido a que se realizan sobre una distancia bastante menor que a la que se vaya a competir.
Consisten en la repetición de una distancia, a un ritmo por encima del de competición, con un tiempo de recuperación entre cada serie.

Al final cada uno tiene una manera de hacerlas. Hay muchas maneras y opiniones: una de alta intensidad y otra de baja, varias distancias intercaladas... Seguro que todas vienen bien. Pero las que han logrado mejorar mi rendimiento siempre han sido las clásicas de "menos a más".

En mi opinión lo ideal es hacerlas progresivamente. Suave la primera hasta fuerte la última ya que la "memoria" de los músculos recuerda más las últimas series que hagamos, debido al cansancio acumulado y por efecto a ello, a la dureza que adquieren estas últimas.

Corriendo en los Pirineos: cuando los rodajes se convierten en series

Debemos poder recuperar bien entre serie y serie, de manera que la siguiente la hagamos a más rápida que la anterior. 1 minuto en las cortas y hasta 2 minutos en las largas aproximadamente.

Suelo "probar" cada temporada, siempre en la primera serie, es la que yo llamo la de "serie de contacto", conociéndo mis propios ritmos de carrera. A partir de ella, vamos haciéndolas más rápido.

¿Qué distancia?
Segun la distancia a preparar o a competir, la distancia de cada serie variará y así también los ritmos. No entrenaran las mismas series un corredor de maratón y un corredor de 10.000. Las series son necesarias incluso para preparar largas distancias, aunque pensemos que no. Las mejoras al entrenar cuestas no solo van indicadas a "subir cuestas". Con las series ocurre los mismo. No obstante podemos clasificarlas en dos tipos:

· Series cortas: más repeticiones, y más cortas. Mejoran nuestra velocidad máxima (entre 100 a 600 m)

· Series largas: menos repeticiones y más largas, permiten mejorar nuestra capacidad de soportar ritmos altos durante periodos más largos (entre 800 a 2.000 m)

Sin duda, lo más recomendable es intentar alternar en la medida de lo posible todos estos tipos de entrenamientos, dedicándoles uno o dos días a la semana, ya que además de las mejoras que ya hemos comentado, nos permitirá romper la rutina de las carreras más largas del resto de días.

¿Qué ventajas?
· Mejora de la capacidad anaeróbica.
· Mejora de la capacidad de recuperación.
· Mejora de la adaptación del cuerpo para reciclar sustancias como el ácido láctico.
· Mejora de nuestro sistema cardivascular.

Los resultados de este tipo de entrenamiento hay que esperarlos a medio y largo plazo. No podemos pensar que entrenando fuerte una semana a la siguiente estaremos a tope. Sólo después de varias semanas de trabajo se empieza a notar esas sensaciones de mejora.


7 comentarios:

  1. Te estás convirtiendo en un auténtico bloguer-Petete de la comunidad carreril. Sigue así.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena explicación. hace dos semans que empecé a hacer series por primera vez en mi vida y me da ánimos leerla.
    Muy chulas las fotos!

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón, yo como Pingüina Veloz, nunca había hecho series y desde que estoy preparando la MAPOMA estoy con ellas, y tengo que decir quer a mi me resultan un verdadero coñazo , pero entiendo que son necesarias, así que tendremos que seguir haciendolas, así que suerte y al toro que es una mula....jaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Arriba Daniel!

      Yo me metí un buen tute de 6x1000 antes de ayer, ¡uf!

      Eliminar
  4. Buen articulo,,,un abrazo niño!!. Héctor.

    ResponderEliminar