12 jun. 2010

II Carrera ASTAMON (6.700 m)

Un gran amigo (gracias Mickey) me avisó por sorpresa de esta carrera de la que no tenía ni idea. De improvisto me apunté casi dos días antes, y con cierta curiosidad ya que no la había visto anunciada en ningún sitio antes.

Cuando llegamos al sitio donde se celebraba, en Las Tablas al lado de Sanchinarro, aquello olía a carrera humilde de barrio, y caray, como se agradecen carreras así: gente muy implicada, buena atención por los organizadores... Me recordó a mis tiempos de atletismo infantil, esas carreras, de público no masivo con un carácter especial, acogedor, humano y lleno de emociones, quizá por las ganas y la ilusión con la que se preparan.

Para empezar destacar que la inscripción a la carrera era gratis, cosa poco frecuente hoy en día y que enaltece bastante a dicha organización, RUNAKAY: un hurra por vosotros. Casi nadie hoy en día "regala" carreras de este modo, como antaño ocurría. También la poca distancia que había que recorrer me llamó la atención dentro de la homogeneidad de los circuitos modernos: 6.700 m aproximadamente. Así que otro hurra para la organización.
En buena compañía: Schumy, Raúl y yo de izq a dcha.

De este modo recogimos mi dorsal y nos dieron dos más para mis amigos, que no habían podido apuntarse. Acto seguido, calentamos, estiramos y nos dirigimos a la salida.

Nuestra salida fue bastante atrás, no íbamos locos a hacer marca ni con unas ambiciones extremas, sino única y exclusivamente a disfrutar. Con un ritmo bastante ligero, me coloqué delante de Schumy y estuve atento de por donde se movía. Antes de la primera vuelta ya me había cogido y durante aproximadamente 1 km fuimos juntos, hasta que mis capacidades no daban tanto de si como las suyas y le dije que tirara. Así poco a poco, vi como se iba a alejando. Varios niños de menos de 8 años y situados al lado derecho ofrecían una botella como avituallamiento en la segunda vuelta.

Schumy, más fuerte de lo que él pensaba y yo.

Manteniéndome un poquito a ritmo la tercera vuelta al circuito (eran 3 en total) se me hizo más fácil que la anteriores. En la cuesta final, subí el ritmo, y la caldera como siempre, empezó a avivar por dentro. Vista al frente, y a falta de 600 m, visualizo mi pensamiento alegre, prueba inequívoca de la explosión interior: esprinto sin parar, pasando a varios corredores, con una sonrisa en la boca.
Cuando un pensamiento alegre es más fuerte que el cansancio.

En meta, botella de agua, zumo fresquito o del tiempo y fruta. Curiosa la colaboración desinteresada de McDonald's: la fruta, zumo y alguna cosa más era de allí y no vi publicidad alguna por la carrera.

El año que viene, si se puede, repetiremos.


Ruta para correr 538266 - powered by Runmap


Valoración final en
 El Calidómetro

3 comentarios:

  1. Desde la organización de la carrera, queremos agradecer este tipo de artículos, ya que promocionan y muestran lo que realmente queremos organizar.
    Dar las gracias a todos/as los corredores/as ya que sin ellos todo esto no podría ser posible.
    Un saludo,
    Club del Corredor.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo y muy bien la carrera.

    Supuse que habría menos nivel e intenté salir adelante, rápidamente me dí cuenta que me era imposible seguir el ritmo de los dos primeros grupos donde había gente muy buena.

    Además creí que cada vuelta eran 2 kilómetros, lo que me hizo pensar que mi ritmo era muy lento, luego he comprobado que fue algo mejor.

    Un saludo a todos y nos vemos en la siguiente

    ResponderEliminar
  3. Gracias "2º Anónimo".

    Siempre pienso que "siempre hay alguién mejor", jejeje, eso ayuda en la moral de la carrera y en la superación.

    La siguiente carrera a la que voy es la Norte vs Sur.

    Un saludo y gracias por dedicar tu tiempo a leer este blog.

    ResponderEliminar